Atopedegym | Blog sobre entrenamiento, nutrición y ciencia deportiva

25 mitos sobre entrenamiento y dieta (Parte I)

0

La mejor defensa contra el fracaso es una buena información. Estos mitos de fitness te ayudarán a reconocer el bien del mal y la verdad de las mentiras! No vayas al gimnasio sin leer esto! Primera parte de dos artículos muy interesantes.

El inicio de un viaje fitness puede ser intimidante, especialmente si vas sin ningún estudio previo. Si miras Internet para encontrar información, puede que te encuentres justo en el centro de la mala lógica y malas ideas. Es difícil separar la realidad de la ficción, sobre todo cuando la ficción suena tan bien.

Ahí es donde entro yo! Echa un vistazo a estos mitos algunos nuevos y otros de toda la vida del fitness para que puedas empezar o seguir avanzando por el camino correcto. Encontrarás que con la información correcta, tus objetivos fitness serán mucho más tangibles que una mota de luz en la distancia.

MITO 1: SI PESAS MUCHO ESTAS GORDO.

Al iniciar el entrenamiento con pesas, es natural que ganes inicialmente peso. El entrenamiento con pesas estimula el cuerpo para construir el músculo magro que ayudará a mejorar tu tasa metabólica. Pero este músculo también contiene una gran cantidad de agua.

El entrenamiento con pesas es también una fuente de inflamación, una causa conocida de la retención de agua. Después de una o dos semanas de entrenamiento con pesas, es posible saltar a una bascula y darse cuenta de que pesas más que cuando comenzaste. No te asustes. Después de unas semanas, tu cuerpo comenzará a derretir la grasa y los músculos recién adquiridos te harán lucir más delgado.

También cabe destacar que el músculo es más denso y ocupa menos espacio que la grasa corporal. Es por eso que una persona más pequeña más muscular puede pesar más que una persona más grande con más grasa.

MITO 2: NO SE PUEDE CONSTRUIR MÚSCULO CON VERDURAS.

frutas-y-vegetales

Para construir el músculo, se necesitan tres elementos consistentes: estímulo de ejercicio, calorías y nutrientes para apoyar la construcción de músculo y la recuperación. Las verduras están llenas de carbohidratos de digestion lenta, minerales y vitaminas. Son como los granos, pero con menos calorías. Si comes suficientes calorías y, completas suficientes proteínas, podrás ganar músculo.

Comer en exceso es anabólico en sí mismo y es por eso que el relleno de ti mismo todo el día es bueno para los músculos. Sin embargo, todo lo que comes también dará lugar a un aumento de grasa no deseada. Al comer verduras como tu fuente de carbohidratos, podrás permanecer más ágil, sentirte más lleno, y ser más saludable, mientras se construye el músculo.

La única vez que este mito es en realidad real es cuando no puedes satisfacer tus necesidades de calorías. Sin suficientes calorías, no vas a construir músculo. Por otra parte, no se puede esperar construir músculo si sólo comes verduras. Necesitas alimentos que te den proteínas completas. Así que, si eres vegetariano, combina esas verduras con proteínas como los frutos secos, productos lácteos, o de soja y proteína de cáñamo.

MITO 3: TIENES QUE COMER FRUTA PARA ESTAR SANO.

Los vegetales tienen más minerales, vitaminas, e incluso más propiedades anticancerígenas que la fruta. La diferencia entre los dos grupos de alimentos es el contenido calórico. En general, las verduras tienen menos calorías que la fruta. Además, el azúcar de la fruta es principalmente fructosa, que se almacena en el hígado en lugar de en los músculos.

Si te llenas de frutas, es poco probable que comas tantas porciones de verduras como deberías. También es cierto que llenándote de muchas calorías provenientes de la fruta significa que no vas a lograr una súper pérdida de grasa. Aunque sé que la gente que come manzanas y uvas todas las noches, piensa que se están ayudando a sí mismos a perder peso.

MITO 4: LAS MUJERES TONIFICAN, Y LOS HOMBRES CONSTRUYEN.

El músculo se obtiene mediante la estimulación de las fibras musculares para crecer más y ser mas grande. Estimulamos músculos por la sobrecarga con el entrenamiento de resistencia. Todos los cuerpos liberan la hormona de crecimiento cuando entrenan con pesos, pero los hombres crecer más en músculo porque tienen más testosterona…mucho más. Hombres y mujeres construyen el músculo de la misma manera.

“Tonificante” y “construcción” son sólo palabras diferentes para el mismo fin: la hipertrofia. Las mujeres utilizan la palabra “tono” porque tienen miedo de “conseguir grandes músculos.” La mayoría de las veces, lo que quieren decir es que quieren ver a sus músculos. Así, la mayoría de las mujeres quieren ser más delgadas con más masa muscular. En realidad, la mayoría de los hombres quieren lo mismo.

El rango de repeticiones típico para el crecimiento muscular es de 8-12 repeticiones con tiempo de descanso limitado. El punto es ejercer tu cuerpo y añadir continuamente más peso durante esos conjuntos. Cuanto más tiempo los músculos están en tensión, mejor van a responder a la formación.

MITO 5: SI SE TOMA UN DESCANSO LARGO, TU MÚSCULO SE CONVERTIRÁ EN GRASA.

El músculo se crea mediante la exposición de tu cuerpo a las cosas que lo hacen estar en movivmiento y estimulación. Cuando se detiene la formación, se cambia el medio ambiente para tus músculos. De repente, la necesidad de estos para estar preparados para la batalla cesará. ¿Por qué mantener algo que no es necesario? Sin tensión constante, la masa muscular se atrofia y se queman menos calorías.

Lo más probable, sin embargo, es que el apetito se mantendrá igual y te encuentres de repente en que comes de manera más caloríca  y tu cuerpo necesite mas calorías para mantener su peso. El músculo no se convierte, literalmente en grasa, pero con una tasa metabólica más lenta, se acumula más grasa, como así el tamaño del músculo se contrae.

MITO 6: LA SAL ES MALA PARA TI.

La sal, al igual que todos los otros minerales, es necesaria para tu salud y tu apariencia. Si eres delgado pero nunca consigues un buen bombeado o vascularización cuando se trabaja, estás probablemente bajo en sodio. Cuando tu dieta carece de sal, tu cuerpo se aferra a la pequeña cantidad que le des.

Cuando finalmente aumentes tu nivel de sodio o comes una comida especialmente salada, podrás retener el agua y sentirte hinchado. Consume una cantidad normal de sal (1,000-2,000mgs) cada día y tu cuerpo va a dejar de retener sodio y va a mejorar al soltarlo. Comer una cantidad adecuada de sal va a equilibrar los electrolitos.

MITO 7: NO PUEDES ESTAR DEFINIDO TODO EL AÑO.

Rasgado o definido es un estado subjetivo. Pero si por “rasgado” se quiere decir “estrías visibles y ultra-bajo de grasa corporal”, es posible que tengas dificultades para permanecer allí, especialmente si eres una mujer.

Las mujeres se supone que tienen mayor grasa corporal, por lo que el cuerpo de una mujer luchará para mantenerla. Para mantener una condición extrema, tendrás una dieta muy disciplinada y un programa de entrenamiento optimo.

Como mujer, permaneciendo definida todo el año puede tener efectos perjudiciales sobre tus hormonas. Para asegurar una salud óptima, debes utilizar estrategias para reemplazar lo que a tu cuerpo le falta. Un cuerpo anormalmente delgado por lo general carece de las hormonas sexuales. Eso es sólo la forma en que funciona.

La mayoría de los atletas con grandes físicos están en gran forma todo el tiempo, pero son ultra delgados sólo un par de meses al año.

MITO 8: LOS CARBOHIDRATOS SON MALOS.

Si quieres ganar músculo, vas a necesitar carbohidratos. Si los quitas por completo, quemaras más grasa corporal durante el entrenamiento “tal vez”, pero no se puede seguir así por mucho tiempo. Los carbohidratos son el combustible para los entrenamientos intensos, las grasas no lo son. Elige un plan de macros que se adapte a tus objetivos deportivos. Si eres un atleta, vas a necesitar más de proteína para que dures más de una repetición.

En una nota más seria, necesitas una cantidad mínima de carbohidratos para asegurar que tus funciones cerebrales funcionen correctamente. El cerebro necesita glucosa para el trabajo. Tu cuerpo puede ser cetónico y utilizar los ácidos grasos para alimentar tus músculos, pero tu cerebro no puede.

MITO 9: EL ENTRENAMIENTO CON PESAS ACTIVA A CAMBIAR EL CUERPO DE MUJERES A MÁS VARONIL.

chica-fitness

Si no se supone que las mujeres deban tener músculos, ¿por qué los tenemos? La definición de “varonil” difiere de un individuo a otro, pero todos tenemos una estructura de cuerpo diferente. Algunas mujeres tienen líneas más femeninas, otras más andrógenas. Huesos de la cadera anchos y hombros estrechos son formas típicas femeninas, pero eso no significa que una mujer atlética sea menos femenina. Nuestra sociedad se forma con nuestros ideales; y tu eliges lo que tu encuentras atractivo.

Lo que hace que las mujeres atléticas sean voluminosas es más que el promedio de la masa muscular combinado con “exceso” de la grasa corporal. Si el entrenamiento con pesas lo combinas con una dieta inteligente, serás mucho más pequeña de lo que esperas.

MITO 10: PUEDES COMER LO QUE QUIERAS SI ENTRENAS DURO Y TOMAS QUEMADORES DE GRASA.

Para quemar grasa, tienes que gastar más calorías que tu cuerpo utiliza. Los quemadores de grasa aumentarán tu frecuencia cardíaca y ayudaran en el desempeño de entrenamiento, pero no son una píldora mágica. No puedes esperar, sentarte y comer hamburguesas todo el día y esperar que tu quemador de grasa te haga más delgado. Eso es una tontería.