5 formas de perder grasa abdominal que dan resultados de verdad

perdida-de-grasa

Combatir la grasa abdominal, y la grasa en general, no es una tarea sencilla. Es necesario seguir una dieta rigurosa y realizar una mezcla de ejercicios cardiovasculares y entrenamientos de resistencia.

Una combinación que vamos a ver en profundidad aquí, puesto que vamos a darte una serie de consejos esenciales para perder grasa de forma eficaz y con resultados 100% comprobados.

Presta atención, porque esto te va a ayudar mucho.

5 maneras probadas de perder grasa abdominal

Vamos a explicarte los métodos que funcionan a la hora de perder grasa abdominal. Son estrategias que funcionan pero que también requieren cierta constancia y perseverancia. Además, en el caso de que necesites perder una gran cantidad de peso, te aconsejamos que acompañes la dieta y el ejercicio con algún producto especializado que agilice todo el proceso.

Para este cometido, los profesionales avalan el uso de cremas especiales. De hecho y si quieres ahorrar tiempo, estos son algunos de los mejores quemagrasas que hay en el mercado.

Te aconsejamos su uso como complemento porque, si bien mejoran los resultados, tampoco puedes considerarlos la única forma a seguir. No hacen milagros, de hecho, no existen trucos para perder grasa. Todo se limita a perseverancia y seguir hábitos saludables.

Adiós, azúcar

Los azúcares son tu principal enemigo si quieres mantener una buena forma física y también cuidar tu línea. De hecho, son una de las sustancias más dañinas para el organismo.

Su alto índice calórico y su escaso valor nutricional hace que sean el peor componente para cualquier alimento. Por eso deben ser lo primero que debes retirar o limitar progresivamente de tu dieta.

Ten en cuenta que uno de los factores más importantes para acabar con esas grasas acumuladas es la alimentación y esta debe ser tan variada como saludable. Para ello, seguramente tengas que despedirte de los cafés con azúcar y buscar otras alternativas en cuanto a bebidas.

Hay que decir que esto elimina automáticamente a los refrescos con gas tradicionales. Para ir acostumbrándote, puedes empezar añadiendo una menor cantidad de azúcar y después sustituirla por edulcorantes naturales como la stevia.

Controla esos carbohidratos

Los hidratos de carbono no son dañinos como sucede con los azúcares, de hecho, son bastante aconsejables. Lo que pasa es que tienes que controlar las cantidades para evitar un exceso en tus reservas de glucógeno. Si esto sucede, aumentas demasiado el índice glucémico y provocas que los niveles de glucosa en sangre se eleven más de la cuenta.

Al principio, tendrás que reducir considerablemente la cantidad de alimentos que ingieras que tengan este nutriente. Cuando comiences a realizar sesiones de ejercicio físico realmente intensas es cuando tendrás que meter cantidades importantes de carbohidratos. Ten en cuenta que son una especie de fuente de energía «a largo plazo», que dan reservas suficientes para afrontar un esfuerzo realmente alto.

Entrena con pesas

Comenzamos a mirar ya a la parte del ejercicio físico. Uno de los ejercicios más recomendables para potenciar la quema de grasas son las rutinas con pesas que además de ayudarte a perder peso contribuyen, según estudios, a aumentar la densidad ósea, reducir los diferentes tipos de problemas de espalda y a mejorar problemas como la artritis o la fibromialgia.

Es por ello que realizar, por ejemplo, una rutina de 20-30 minutos de levantamiento de pesas puede ayudar considerablemente a la hora de quemar, sobre todo, grasa abdominal. Esa que es tan dura y tan resistente.

De hecho, es muy bueno combinar rutinas con pesas con la realización de entrenamientos de resistencia o aeróbicos, de los que vamos a hablar a continuación. Este cóctel es el perfecto para elevar el consumo calórico y hacer que poco a poco las reservas de grasas se vayan mermando.

Frecuenta el entrenamiento aeróbico

Ya lo hemos adelantado en el punto anterior, pero debemos detenernos para hablar bien de ello. El entrenamiento aeróbico es esencial para la pérdida de grasa. Cualquier ejercicio que tenga que ver con la mejora de la resistencia aeróbica, como pueden ser correr correctamente durante un buen tiempo, el spinning y similares, es algo que funciona a las mil maravillas.

No hay un ejercicio concreto que sea de especial utilidad para ello, pero sí es cierto que hay estudios que avalan esta afirmación. Por eso, intenta combinar siempre tus rutinas de ejercicio físico normales con una sesión de ejercicios aeróbicos.

Puedes hacer paso ligero, trote, running o cualquier otro ejercicio similar, pero al menos debes intentar que se prolongue durante unos 20 minutos.

Aumenta la ingesta de fibra

Aumentar la cantidad de comidas con fibra en tu dieta es el último punto que tenemos que abordar para rematar nuestros consejos. Es aconsejable hacerlo, dado que la fibra presenta numerosos beneficios para el organismo.

Es buena para reducir el riesgo de diabetes, para combatir el colesterol e incluso para evitar el estreñimiento y mejorar la digestión. También son muy interesantes sus beneficios a la hora de mejorar la adherencia en las dietas y aumentar la saciedad (ver estudio).

Está demostrado que la fibra ayuda en la pérdida de peso, dado que es un alimento menos denso en cuanto a calorías, además de ayudar en numerosos procesos del organismo. Auméntala en tus comidas y verás cómo acabas reduciendo los niveles de grasa.

Cinco pautas, como comentábamos al comienzo, que son ideales para combatir la grasa abdominal y la grasa en general. Síguelas y combínalas con los productos adecuados para ver resultados antes de lo que imaginas.

Ir arriba