close
PARA ADELGAZAR HAY QUE BEBER 2 LITROS DE AGUA AL DIA

 
Todos sabemos que, para perder peso, hay que beber de 2 a 3 litros diarios de agua, dependiendo de las necesidades de cada persona.

Esto es una realidad que todos tomamos como válida, pero, ¿os habéis puesto a pensar por qué ésto es así? ¿Cuál es el fundamento teórico que hay detrás? ¿Por qué si no bebo agua es muy difícil adelgazar? En la respuesta, más compleja de lo que parece, entran en juego 2 órganos internos que tienen la “culpa”: los riñones y el hígado.

Durante la pérdida de peso tenemos que eliminar más toxinas de lo que haría una persona “normal”. Es por ello que los riñones tienen un trabajazo tremendo para poder expulsar toda esta “porquería” a través de la orina ya que, al fin y al cabo, es la función que tienen asignada.

Los riñones necesitan MUCHA agua para funcionar correctamente, es decir, necesitan estar bien hidratados. Si no lo están, piden “ayuda” urgentemente al hígado.

¿Y qué pasa si el hígado hace las funciones de los riñones?

Pues que, sencillamente, dejará de hacer sus tareas de forma tan eficiente como nos tiene acostumbrados.

¿Y cuál es la función que más nos interesa por ahora?

Pues la de METABOLIZAR LAS GRASAS (o, para que nos entendamos, quemar las grasas).

Esto es bastante lógico pues, ¿qué es más importante? ¿Deshacerse de toda la porquería que recorre nuestro cuerpo y que puede llegar a hacernos mal o quemar esa grasa que ha estado ahí tantos años y que puede esperar un poco más? La respuesta creo que es clara.



BEBER MÁS AGUA AYUDA A ADELGAZAR

Investigadores alemanes llegan a la conclusión de que un mayor consumo de agua incrementa significativamente el gasto calórico del metabolismo.

La mayoría de las dietas recomiendan beber mucha agua, unos dos litros diarios, pero hasta ahora no se había demostrado que, aparte de un efecto depurativo, ello tuviese algún resultado sobre la reducción de peso. La investigación se realizó sobre 14 personas de peso normal, la mitad hombres y la mitad mujeres, que bebieron el agua bajo estricta observación científica.

A los 10 minutos de beber medio litro de agua, los índices metabólicos de los sujetos estudiados, tanto en los hombres como en las mujeres, reflejaron un aumento de la quema de calorías que alcanzó un nivel máximo del 30% a los 30-40 minutos, comenzando luego a descender hasta alcanzar su nivel normal al cabo de varias horas.

Según el equipo dirigido por Michael Boschmann, del centro de investigación clínica Franz-Volhard de Berlín, este efecto, aunque real, no deja de ser modesto, por lo que el aumento de consumo de agua sólo debe ser considerado como un factor coadyuvante más en el marco de un plan de adelgazamiento serio. 

Los investigadores estiman que una persona que aumentase su consumo de agua en 1,5 litros diarios (incremento éste muy elevado), al cabo de un año habría quemado unas 17.400 Kilocalorías suplementarias, lo que supondría una pérdida de peso de 2 kilos aproximadamente. Esto es: aumentar el consumo de agua en 6 vasos supone quemar 48 Kcal más.

Este estudio descarta la creencia ampliamente arraigada entre personas a régimen, de que beber mucha agua adelgaza porque elimina grasas del organismo.


En resumen: si no bebemos agua los riñones no cumplen su función de forma eficiente, así que el hígado “le echa una mano” y deja de quemar grasas para poder cumplir esta función “extra” que se le ha asignado.
Víctor Martín

Autor Víctor Martín

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.

Deja un comentario