close
AlimentaciónalimentosNutrición

¿Qué hay de malo en los alimentos bajos en grasa y sin azúcar?

Aprende cómo las etiquetas esconden la verdad y qué productos o alimentos bajos en grasa y sin azúcar !deben intentar evitarse!

No te dejes engañar por las técnicas de marketing nutricional inteligentes. ¡Advertencia! Las compañías de alimentos cada vez toman más ventaja de su resolución de año nuevo para ponerse en forma. El buen marketing puede hacer que los productos parezcan ayudarnos en nuestro objetivo de pérdida de grasa, pero la mayoría de las empresas lo único que están tratando es de hacer dinero. En realidad no se interesan mucho por tu salud.

No te dejes engañar! Los siguientes alimentos bajos en grasa y bajos en azúcar o lights sólo se disfrazan de salud pero la realidad es muy diferente. Por eso te ayudamos, a averiguar lo que sucede cuando vemos el producto y sus ingredientes más de cerca y te mostramos la realidad.

1. El yogur sin grasa

Muchas de las nuevas personas que hacen dieta ven las palabras “sin grasa” y se desplazan al pasillo de lácteos con la esperanza de conseguir un poco. El yogur en tu dieta como cualquier otro alimento depende de tus objetivos, pero incluso la versión “sin grasa” puede obstaculizar tu progreso.

El problema con el yogur sin grasa es que no está libre de azúcar. Debido a que la grasa se ha “eliminado”, el yogur no tiene buen sabor. Una gran cantidad de compañías cargan el yogur con azúcar para compensar el sabor perdido.

Además, algunos de estos yogures están hechos con agentes espesantes. Estos aditivos no naturales no son buenos. Prueba con alguna receta de yogur natural echa por ti a partir de ingredientes que conozcas y en los que no se usen productos químicos para cambiar el sabor.

2. Cola sin calorías o light

Este tipo de bebida es libre de calorías, por lo que muchas personas que están a dieta piensan que es la gran bebida cuando quieren mejorar su estado de ánimo con algo dulce. Aunque no hay calorías, este refresco está cargado con productos químicos que pueden hacer que te sientas hinchado, sufrir dolores de cabeza, e incluso pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y otros problemas de salud. (Tranquilo si te bebes una coca cola un día no te vas a morir) pero recuerda la moderación con estas bebidas, ya que sus ingredientes no son tan buenos como quieren hacernos creer…de echo son bastante malos.

Los que beben regularmente refrescos de dieta a menudo encuentran que tienen antojos más fuertes para los alimentos dulces. Te aconsejo leer nuestro post sobre los efectos negativos de la Coca-Cola en tu cuerpo.

3. Patatas fritas sin grasa

¿Quién no se pierde el sabor salado y crujiente de las patatas fritas cuando se esta a dieta? Incluso si encuentras el ansia abrumadora, optando por los patatas sin grasa o “light” no es una buena decisión. Las patatas libres de grasa se hacen a menudo con “sustitutos de grasa.”

Sustitutos de grasa hechos por carbohidratos (maltodextrina, polidextrosa, etc.), proteína o ácidos grasos alterados químicamente como por ejemplo Olestra (también llamado Olean), que adhieren a los productos en lugar de grasa.

Estas sustituciones tienen menos calorías, y hacen que la comida sepa bien y tenga una mejor textura.

Mucha gente se queja de malestar digestivo después de comer comida hecha con sustitutos de grasa. También se ha demostrado que debido a que olestra no se digiere ni se absorbe, no libera las vitaminas A , D , o E. Y es posible tener deficiencias de estas vitaminas si se come olestra consistentemente.

Es mejor deshacerse de este tipo de patatas por completo. Son carbohidratos simples que sólo van a causar un aumento de glucosa en sangre y luego dar lugar a un pico de hambre con lo que comerás más.

Si te apetece comer patatas, haz rebanadas de una patata dulce y cuece las rodajas para hacer las tuyas propias.

4. Helado bajo en grasa

El Helado bajo en grasa tiene problemas similares a los de el yogur bajo en grasa. Claro, hay menos grasa, pero por lo general esto significa que hay más azúcar, a veces en forma de jarabe de maíz de alta fructosa.

El jarabe de maíz de alta fructosa es una de las principales causas de la obesidad. La adopción de medidas para omitir este ingrediente de tu dieta, para siempre, te servirá para bien.

5. El chocolate sin azúcar

El chocolate sin azúcar parece que es el nirvana nutricional y puede hacerte sentirte libre de culpa al comerlo. Sin embargo, muchos de los chocolates sin azúcar contienen diversos alcoholes de azúcar. Para algunas personas, los alcoholes de azúcar pueden causar problemas digestivos, como gases, distensión abdominal, diarrea  o estreñimiento.

El hecho de que el chocolate es sin azúcar, no significa que te comas una barra completa. Todavía contiene calorías y grasa. No te dejes engañar y modera tu consumo.

6. Bebidas de frutas

El famoso lema “elaborado con fruta real o 100% hecho con jugo de fruta” es complicado. Seguro de que puede haber algo de fruta en su jugo, pero si lees la etiqueta, se puede encontrar que es probable que bebas el jarabe de maíz de azúcar de alta fructosa, o aditivos químicos para mejorar el sabor.

Estas bebidas de frutas también son muy altas en calorías. Beberlas no va a hacer ningún bien a tu dieta baja en calorías. Pueden darte un poco de vitamina C, pero los beneficios no superan a las desventajas.

Buenas Prácticas De Nutrición

Come alimentos de verdad, reales o muy poco procesados (alimentos enteros), si no, come con moderación. Si deseas fruta, elige comer una manzana envede un jugo ya que pierdes algunas de sus propiedades nutritivas,.

Los alimentos naturales son los mejores. Si comes alimentos que están cerca de ti o has cultivado tu mismo, no tendrás que preocuparte por una afluencia de sustancias químicas nocivas.

Lo mejor que puedes hacer por tí mismo es leer la etiqueta nutricional de ingredientes. Si hay un centenar de ingredientes, muchos de los cuales no se pueden pronunciar déjalo o por lo menos averigua si realmente son buenos para ti y tu salud.

Víctor Martín

Autor Víctor Martín

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.

Deja un comentario