Aprende a evaluar si tu condición física es buena o mala.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Para comenzar a practicar deporte y sobre todo para poder llegar a competir y cumplir con nuestros objetivos, debemos evaluar primero nuestra condición física y conocer como nos encontramos. Es decir, si toda la maquinaria esta dispuesta y preparada para someterla a los futuros entrenamientos y si seremos capaces de superarlos.

Los tres elementos básicos para evaluar nuestro estado físico son:

Aunque en deportes de resistencia nos centramos más en el primero, estos tres pilares son fundamentales para definir la Condición física.

En Atopedegym os vamos a enseñar cómo analizar la capacidad aeróbica , la cual, está englobada dentro del acondicionamiento cardiovascular.

Que es la capacidad aeróbica?

La capacidad aeróbica, es la capacidad que tienen nuestros pulmones para proporcionar el oxígeno necesario a la sangre y la capacidad que tiene nuestro corazón para transportarla a todos los músculos del cuerpo.

Dicho de otro modo es la capacidad que tiene el cuerpo para realizar una actividad física durante un largo periodo de tiempo.

Utilizaremos el término VO2 max. que no es más que  un sistema de medición que se utiliza para calcular la capacidad que tiene nuestro cuerpo para llevar en un minuto el oxígeno a las células de los músculos. En términos coloquiales , cuanto mayor sea nuestro VO2 max. mejor condición física tendremos. 

corazón-salud

Calcular nuestro VO2max es muy sencillo sin la necesidad de gastarnos dinero en costosas pruebas en centros especializados que parecen estar diseñados solo para deportistas de élite o para gente que puede permitirse gastarse unos cuantos euros para conocer estos valores.

Es el valor máximo de volumen de oxígeno que corre por nuestra sangre.

Para poder calcularlo de una manera aproximada, solo necesitamos unas zapatillas de correr, ropa cómoda, un cronometro y a poder ser una pista de atletismo.

El ejercicio a realizar es el famoso Test de Cooper, o lo que es lo mismo, correr durante 12 minutos todos los metros que nos sea posible. Una vez completado utilizaremos la siguiente formula:

VO2Max= (Distancia en metros – 509,9) : 44,73 

Solo tendremos que comparar el valor con los de la siguiente tabla y nos haremos una idea de como es nuestra capacidad aeróbica:

test-cooper

Una vez que nos hallamos encuadrado en el escalón correspondiente a nuestro nivel, podremos decidir si necesitamos centrarnos en ejercicios específicos que nos hagan mejorar ese valor de VO2 max o si por el contrario nos encontramos en un escalón aceptable para poder rendir de manera adecuada cara a nuestros objetivos centrándonos en otro tipo de entrenamiento.

Otra manera de poder evaluar nuestra condición física es basándonos en el pulso, para ello utilizaremos la llamada Tasa de recuperación.

Muchos piensan que la frecuencia cardíaca en reposo es un buen indicador de nuestra condición física, esto es correcto pero hasta cierto punto, ya que este valor se puede ver alterado por numerosos factores como enfermedad, insomnio, estrés, sobreentrenamiento, etc… Por lo que no es del todo fiable.

Si queremos saber realmente si de verdad tenemos una condición física realmente buena, necesitaremos un pulsómetro.

El ejercicio consiste en hacer un trabajo aeróbico de resistencia durante al menos 10 minutos a una intensidad / ritmo alta y exigente, puede ser una carrera, correr en cinta, bici, natación o cualquier otro ejercicio que nos requiera cierta intensidad.

Al completar los 10 minutos, pararemos el tiempo de nuestro pulsómetro y observaremos el ritmo que marca, tendremos que memorizar ese número. A continuación esperamos exactamente 1 minuto de reposo, y al terminar ese minuto volvemos a mirar el numero de pulsaciones que marca.

Si nuestro ritmo cardíaco a descendido:

  • 50 o más pulsaciones, nuestras condiciones cardiovasculares serán excelentes.
  • 40 o más pulsaciones tendremos unas forma física normal.
  • 30 o menos pulsaciones nos harán saber que nuestra condición cardíaca es pobre.

Es importante conocer el punto de partida respecto a nuestra condición física para poder elaborar unas pautas de entrenamiento que se amolde a las necesidades personales de cada deportista pudiendo elaborar un plan específico para cada uno. Este es el verdadero secreto para poder mejorar y avanzar en nuestra carrera deportiva.

Compartir.

Sobre el Autor

Compaginar la vida del triatlón con la de tu vida laboral y personal no es fácil pero si se quiere todo es posible. Entrenador personal, actualmente estudiante de biomecánica, técnicas de entrenamiento modernas.