close
NutriciónSalud

Cómo arruinar la infancia con azúcar (III): Almuerzos y meriendas

En esta tercera entrega, abordaremos los dos momentos que, junto con el desayuno, se resumen en una sola palabra para los niños: “AZÚCAR”. ESTOS SON EL ALMUERZO EN EL COLEGIO Y LA MERIENDA (NORMALMENTE EN EL PARQUE).

ANTES DE QUE SIGÁIS LEYENDO ESTE ARTÍCULO, OS RECOMIENDO QUE LEÁIS LAS DOS PRIMERAS PARTES SI NO LO HABÉIS HECHO ANTERIORMENTE (PRIMERA PARTESEGUNDA PARTE).

LOS ALMUERZOS Y LAS MERIENDAS

Seguro que muchos de vosotros os habéis tenido que pegar con vuestros hijos (o conocéis a alguien que ha tenido que hacerlo) para que se comieran todo el almuerzo que les ponéis para el recreo o la merienda. O incluso a muchos de vosotros vuestros hijos os piden más comida aparte de la que ya les lleváis, pero… ¿Sabéis realmente lo que les estáis dando? Si bien hemos hablado en la segunda parte de esta seria de artículos de lo importante que es el desayuno y como cebamos a nuestros hijos a azúcar, el almuerzo y la merienda no son menos importantes, ya que se enmarcan dentro de dos actividades diarias de mucho desgaste para nuestros hijos: el recreo del colegio y los juegos con sus amigos en el parque por la tarde (o las actividades extra escolares de turno).

Para seguir haciendo los cálculos que comenzamos a realizar en el artículo anterior, vamos a suponer que el niño que estamos tomando como ejemplo, ha desayunado su colacao (!!!22 GRAMOS DE AZÚCAR POR RACIÓN¡¡¡) y una ración de galletas chiquilín ositos (!!!25 GRAMOS DE AZÚCAR¡¡¡). Es decir, que este niño sale de casa con 45 GRAMOS DE AZÚCAR INGERIDOS. Y debemos recordar que la recomendación de la OMS es de un consumo máximo de 37 GRAMOS DE AZÚCAR. Es decir, estaría consumiendo 8 gramos de más, y sólo hemos desayunado.

SEGUNDO ASALTO CONTRA EL AZÚCAR: EL ALMUERZO EN EL RECREO

Ni qué decir tiene, que los productos estrella en los recreos de los más pequeños son los batidos, “zumos de ¿frutas?”, yogures bebibles, bollería industrial, sandwiches de nocilla/nutella… Pero mejor nos olvidamos de la fruta porque contiene azúcar, ¿eh? (nótese la ironía).

Vamos a analizar, al igual que hicimos en el segundo artículo, una serie de “productos estrella” que son consumidos por los pequeños, e iremos sumando cantidades a esos ya ingeridos 45 gramos.

  • BATIDO DE CHOCOLATE PASCUAL: Un delicioso batido sabor chocolate que a muchos niños les encanta, que tiene, como mínimo, 10 GRAMOS DE AZÚCAR POR ENVASE (100ml).
Bebida chocolateada
  • ZUMOS DON SIMÓN: Vamos a analizar dos etiquetas, la primera, corresponde a un “zumo” normal de Don Simón, y la segunda a la versión “sin azúcares añadidos”: En el primer caso, podemos observar como nuevamente nos vuelven a mentir en el etiquetado, ya que los valores nutricionales vienen referenciados para una cantidad de 100 ml de producto, y muy poca gente se para a observar que el envase es de 200 ml, por lo que hay que multiplicar por dos las cantidades… Y esto nos da que este “zumo de ¿frutas?” contiene, ni más ni menos, que 28’6 GRAMOS DE AZÚCAR (14’3 por cada 100 ml). Si miramos la versión “sin azúcares añadidos”, podemos ver que ésta “sólo” contiene 4’8 GRAMOS DE AZÚCAR por cada 100 ml de producto.
Versión “normal” Vs “Sin azúcar
  • BOLLICAO: Uno de los productos estrella durante muchos años en los recreos de los más pequeños, este “tierno” bollito posee, ni más ni menos, que 24 GRAMOS DE AZÚCAR POR CADA 100 GRAMOS (además de otros ingredientes de los que hablaremos más adelante).
El tierno bollicao de siempre
  • LOS HUEVOS KINDER: Famoso “alimento” de los más peques gracias a las sorpresas y juguetes de su interior, estas “monadas” contienen 10’4 GRAMOS DE AZÚCAR POR PORCIÓN.
Los siempre divertidos Huevos Kinder
  • EL TAN SOCORRIDO SANDWICH DE NOCILLA/NUTELLA: A muchos niños (y muchos de nosotros podemos incluirnos con casi total seguridad), nos han hecho alguna vez una sandwich de nocilla/nutella (y más de una). Ésta es la cantidad de azúcar que ingerimos en él: 8’7 GRAMOS POR RACIÓN DE 15 GRAMOS EN EL CASO DE LA NOCILLA Y 8’5 GRAMOS EN EL CASO DE NUTELLA. En ambos casos hablaríamos de una ración de 15 gramos de producto.
Nocilla o nutella, el veneno es el mismo

RESUMIENDO EL ALMUERZO (Y SUMANDO CANTIDADES)

Vamos a suponer, que como queremos que nuestro niño tome algo de “fruta”, le proveemos de un sumiso de frutas Don Simón (vamos a elegir la versión “sin azúcares añadidos” para que no nos digan que le atiborramos de azúcar) y le vamos a dar un tierno Bollicao, porque le gustan los cromos que regalan dentro. El almuerzo de nuestro retoño estaría introduciendo en su organismo 28’8 GRAMOS DE AZÚCAR (suponiendo que el zumo sea un envase de 100 ml). Es decir, que antes de la hora de la comida habrá ingerido !!!73 GRAMOS¡¡¡, es decir, 36 GRAMOS POR ENCIMA DE LO RECOMENDADO.

TERCER ASALTO: LA MERIENDA EN EL PARQUE

En este momento, nos enfrentamos a dos enemigos unidos: el azúcar y el poder del grupo. Para que me entendáis: ¿Cuántas veces en el parque, el padre o la madre de otro niño le ha ofrecido al vuestro una chuchería, gominola, bollo, galleta…? ¿Y cuántos niños suelen rechazar semejantes “manjares”? Pues toma azúcar para el organismo… Y súmale la ingerida en la merienda. Porque nuevamente en la merienda entran en juego los batidos, los “zumos”, la bollería, los sandwiches de nocilla/nutella/embutido procesado…

Si bien no vamos a detallar más etiquetas (porque podríamos estar haciendo artículos hasta el día del juicio final), detallaré fugazmente las cantidades de azúcar de diversos alimentos que no hemos mencionado aún:

  • GALLETAS PRÍNCIPE: 6’2 GRAMOS DE AZÚCAR POR GALLETA
  • BATIDOS PULEVA: GRAMOS DE AZÚCAR POR CADA 200 ml
  • YOGUR BEBIBLE MARCA PASCUAL: 13 GRAMOS DE AZÚCAR POR CADA 100 GRAMOS DE PRODUCTO
  • GALLETAS DINOSAURUS: 2 GRAMOS DE AZÚCAR POR GALLETA
  • GALLETITAS DE PRINCESAS: 25 GRAMOS DE AZÚCAR POR CADA 100 GRAMOS DE PRODUCTO
  • KINDER DELICE: 16’2 GRAMOS DE AZÚCAR POR UNIDAD

RESUMIENDO “DULCEMENTE” EL DÍA

Parándonos a pensar, y echando cuentas, tendremos suerte si nuestro hijo ingiere al cabo del día menos de 100 gramos de azúcar (recuerdo que estamos hablando únicamente en estos artículos del problema del azúcar), cuando la OMS recomienda que no sobrepasen los 37. Es decir, estamos TRIPLICANDO EL CONSUMO DE AZÚCAR EN LOS MÁS PEQUEÑOS.

Viendo estos números, no es de extrañar que tal y como reflejan la OMS y diversos organismos, las tasas de sobrepeso y obesidad en la población infantil se estén disparando en los últimos 10-15 años hasta niveles alarmantes.

BIBLIOGRAFÍA

  • Fotografías tomadas de los productos mencionados en un establecimiento cualquiera

MIGUEL GÓMEZ GARCÍA

Etiquetas: AzúcarAzucares añadidosObesidadSalud
Miguel Gómez

Autor Miguel Gómez

Militar. Ex entrenador de fútbol de categorías inferiores. Entrenador personal y asesor nutricionista.

Deja un comentario