Los 5 beneficios del pádel que mejoran tu salud

El pádel es uno de los deportes que más ha crecido en nuestro país en los últimos tiempos y que en la actualidad sigue viviendo un gran auge por toda Europa. Hoy en día hay multitud de clubes y pistas en todas las ciudades, además para poder jugar solo necesitas una pala.

Una de las favoritas de muchos jugadores tanto profesionales como amateur son las palas Adidas. Solo te faltaría entrar a la pista y disfrutar de este divertido deporte.

¿Por que el pádel es tan bueno?

Uno de los principales motivos por los que se practica es porque es muy fácil de aprender y también porque es un deporte muy social, ya que se debe practicar en parejas. Además, tiene multitud de beneficios para la salud. A continuación de detallamos algunos de ellos para que te animes a probar a practicar pádel.

Pádel para todos

Uno de los principales atractivos del pádel es que es un deporte para todas las edades. Desde los 4 años ya se podría practicar este deporte, por lo que además muchos clubes ofrecen clases para estas edades.

El hecho de que sea un deporte muy social supone que cualquier persona, independientemente de su edad o nivel, puedan empezar a entrenar. Otro de los aspectos más evidentes es que mejorarán tus reflejos y coordinación, por lo que es bueno practicarlo a cualquier edad.

Pádel para nuestros músculos

Como cualquier actividad física el pádel te ayudará a fortalecer el corazón. Ya que es un deporte aeróbico moderado podrás mantener tu corazón joven, fortaleciéndolo poco a poco. Así evitarás posibles problemas cardíacos en el futuro.

Además, te ayudará a tonificar los músculos, especialmente las piernas. Los brazos también se verán incluidos debido a los diferentes movimientos que se realizan durante su práctica. Unido a este aspecto se mejorará tu elasticidad.

Pádel para mejorar nuestra visión y agilidad

Los reflejos también se verán mejorados gracias a tener que estar atento a dónde se encuentra la pelota en cada momento dentro de la pista. Otro de los beneficios más importantes es que ganarás en coordinación y agilidad, lo que viene unido al aumento de reflejos.

Pádel para mejorar nuestro descanso

Tras los entrenamientos notarás una mejora en el descanso y podrás dormir mejor. Tras estar alrededor de una hora, que es lo que suelen durar los entrenamientos o partidos, llegarás a casa listo para caer rendido en tu cama.

A esto hay que sumarle que si estás pasando por algún momento de estrés o de preocupaciones te ayudará a relajarte y así conciliar mejor el sueño.

Pádel y la superación personal

El deporte de la pala es muy divertido en su práctica, pero a esto hay que sumarle las metas a alcanzar. Es decir, irás aprendiendo nuevos golpes, querrás mejorar el saque, el revés, o cualquier otro movimiento.

Esto te llevará a querer participar en nuevos partidos e incluso llegar a torneos. De aquí conseguirás una superación personal a corto, medio o largo plazo. Así, conseguirás un compromiso contigo y con el deporte.

Una de las ventajas del pádel es que es un deporte que se puede practicar tanto en exterior como en interior, conocido como pádel indoor.

Esto supone que no tengas que preocuparte de las inclemencias meteorológicas para practicar tu deporte favorito. El hecho de que puedas practicar en una pista cubierta hace que no tengas que dejar de entrenar ni el invierno por las lluvias ni en verano debido al calor.

Cómo empezar a practicar pádel

Si estás interesado en practicar pádel te recomendamos que consigas un buen equipo para ello. Por eso existen tiendas online que te envían a casa la pala con la que desees entrenar. Este es el caso de New Padel, una de las veteranas del sector del pádel. Solo necesitarás una pala para comenzar y unas zapatillas que se adapten al terreno de la pista en la que te guste entrenar. Así, lo tendrás todo listo para comenzar a ganar en salud y divertirte jugando al pádel.

Ventajas del pádel para niños

Para los niños también existen grandes ventajas al practicar pádel. Uno de los principales repercute directamente sobre su sistema inmunitario. Además de ayudarles a socializar, los más pequeños ganarán en salud mental al recibir estímulos en su cerebro con el área psicomotriz. Aprenderán a relacionarse con otros niños además de lo que es la deportividad y un juego sano.

Su desarrollo motriz se verá beneficiado ya que es un deporte que implica cierto grado de coordinación y equilibrio. Los niños tienen clases adaptadas según su edad en las que los entrenamientos dependen mucho de su nivel. Desde juegos a entrenamientos más profesionales según van creciendo.

La autoestima es un elemento muy importante en el crecimiento y desarrollo de los niños. El pádel les ayudará a ganar confianza en ellos mismos al conseguir resultados gracias a su esfuerzo y continuidad.

Conclusiones

En definitiva, da igual cuál sea la edad a la que se empiece a practicar este divertido deporte. Cualquiera puede beneficiarse de sus beneficios y ventajas independientemente del momento de nuestra vida en el que decidamos comenzar a entrenar.

Imágen | Oliver Sjöström

Comentarios
Cargando...