Más de 700 artículos sobre Fitness, Nutrición, Salud y Ciencia del deporte enfocados al gimnasio y a la Alimentación

Beneficios del poder de la música en la salud.

0 0

música-salud

Más que salud, la música es terapia. Efectos en el desarrollo físico, emocional, psicomotor y cognitivo de la persona.

Antes de seguir leyendo las posteriores líneas, reflexiona sobre la siguientes preguntas: ¿qué sería la vida sin música? ¿cómo sería el día a día sin música? ¿para qué la necesitamos?.

“Lo más incomprensible acerca del mundo es que se puede comprender.” (Albert Einsten). Esta frase nos ayuda a la reflexión de la dificultad del ser humano para conocer el mundo que le rodea, ya que para la información más elemental depende de sus sentidos. El papel que tiene la música en la vida de las personas es el puro enriquecimiento, una función de la musicoterapia. Una adecuada cantidad de estímulos sensoriales, con alguna innovación, es fundamental para la salud y el estado de bienestar que conlleve a la normalidad del individuo. La música es la esencia de lo humano; no sólo porque es creada por el hombre sino por todo lo que nos rodea. La música surge por la interdependencia del hombre, la necesidad de expresarse y comunicarse.

El uso de la música y los elementos musicales como el sonido, ritmo, melodía y armonía tiene como clave facilitar y promover la comunicación, la interrelación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el objeto de atender necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

La disciplina de la musicoterapia apunta a desarrollar potenciales y restablecer funciones del individuo para que éste pueda emprender un proceso de integridad y, en consecuencia, alcanzar una mejor calidad de vida a través de la prevención, la rehabilitación o el tratamiento. 

Existen diferentes estudios que marcan la evidencia de los efectos y objetivos de la musicoterapia en la persona. Los cuáles actúan a nivel fisiológico (bioquímica, ritmo cardíaco, respiración, piel, etc…), intelectual, psicológico, social y espiritual conllevando a la ayuda de nuestro estado de ánimo y facilitar a nuestros quehaceres diarios y actividad física y aumentar nuestras habilidades sociales por donde andamos. Actualmente, muchos programas de entrenamiento  juegan con ese uso en las diferentes actividades o clases colectivas de los gimnasios y en cierta medida tienen en cuenta y trabajan en ello, ya que es una herramienta de calidad para facilitar el desarrollo personal.

Como conclusión, la presencia corporal en el mundo está articulada interiormente entre el sentir y el moverse. Disponemos de grandes poderes que nos benefician a nuestra unidad que no le damos el hueco que se merecen. Por tanto,

“Planifica tu música y vibra; somos sintonía”.