Colesterol y Alimentación: Qué es, tipos y sugerencias para mejorarlo

0

Cada nutriente nos beneficia y tanto suprimir como consumirlo en déficit o exceso nos perjudica a nuestro estado de salud conllevando a algún tipo de enfermedad como el colesterol.

En cada etapa de la vida, el organismo necesita cubrir una serie de depósitos para su funcionamiento y metabolismo.

Lípidos y funciones

Antes de comenzar al estudio del colesterol debemos de hablar sobre los lípidos y su función. Los lípidos son un grupo de compuestos orgánicos cuya característica principal es su insolubilidad en agua y su solubilidad en disolventes orgánicos que, por eso, toman el nombre de disolventes de las grasas.

Dada a su hidrosolubilidad, los lípidos se unen con lipoproteínas (proteínas transportadoras) para poder transportarlas al plasma sanguíneo e impedir la formación grasa, que podrían obstruir los capilares sanguíneos. Principalmente, son un gran almacén de energía y sirven como elementos estructurales, formando parte de las membranas celulares y de las vainas de mielina del Sistema Nervioso. Así, constituyen una parte importante de la alimentación humana.

Grasas y funciones

Dentro de la alimentación humana, el 95% de las grasas de la dieta son triglicéridos y menos del 5% de la grasa se elimina por las heces. Las grasas tienen varias funciones como:

– Suministro de combustible para las células.

– Proporcionan ácidos grasos esenciales.

– Transportan vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y antioxidantes.

– Actúan como aislante del cuerpo y proporcionan una reserva energética.

– Sirven de capa protectora de los órganos.

– Forman los tejidos cerebrales y forman los tejidos celulares.

– Son necesarias para la producción de hormonas y prostaglandinas

¿Que es el colesterol?

El colesterol es una sustancia grasa de consistencia densa producida por el organismo en el hígado, aunque se ingiere a través de ciertos alimentos. No existe dos tipos de colesterol, mas bien es la diferencia del tipo de lipoproteina (HDL y LDL) que transporta al colesterol por el plasma sanguíneo.

– El colesterol malo o LDL: son lipoproteínas de baja densidad y hacen que el colesterol se adhiera a las paredes de los capilares.
– El colesterol bueno o HDL: son lipoproteínas de alta densidad. Éstas, retiran al colesterol de la pared.

Estos niveles de colesterol se observan a través de un análisis de sangre. Es conveniente que realice periódicamente para la detección de cambios y así controlar el nivel de colesterol con una alimentación adecuada.

Cómo mejorar nuestro colesterol y salud

A continuación daremos una serie de sugerencias que debemos de asumir para modificar permanentemente nuestro hábito alimentario y disfrutar de una vida más saludable:

– Es importante consumir preferentemente alimentos de origen vegetal en lugar de origen animal.

– Reducir sensiblemente el consumo de grasa de origen animal (mantequilla, manteca, tocino, etc.). Sustituirlo, en lo posible, por aceite de oliva o de semillas.

– Aumentar el consumo de pescado, sobre todo pescado azul (salmón, sardina, atún, etc.).

– Limitar el consumo de queso, sobre todo curado o fermentado. No es aconsejable consumirlo más de dos veces por semana. Si se toma mucha leche, consumirla parcial o totalmente descremada.

– Reducir el consumo de alimentos con elevado contenido en colesterol (esencialmente huevos, sesos, hígado, riñones, mariscos, etc).

– Limitar el número de comidas a base de carnes, embutidos y derivados.

– Compensar la reducción de carne, aumentando el consumo de legumbres de elevado contenido proteico (judías, guisantes, garbanzos, lentejas, habas).

– Cocinar y comer en casa. De esta manera, es más fácil controlar las grasas y elegir la preparación más idónea.

-Preparar la carne a la plancha, las verduras cocidas y en cualquier caso, reducir el consumo de asados y fritos.

– No es necesario limitar el consumo de pan, pastas, féculas, azúcar, café o vino SI SE TOMAN MODERADAMENTE.

– La diferencia de ser un adulto sano o insano está en el riesgo de no consumir los nutrientes esenciales de los alimentos, tanto macronutrientes (carbohidratos, grasas, proteínas y fibra) como micronutrientes (minerales, vitáminas), en la hidratación corporal y en la actividad que le des a tu movimiento.

“Salud hay una, enfermedades muchas”

Recibe novedades en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info