Como afecta el calor y el frío a los requerimientos nutricionales del deportista

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En esta primera parte, hablare de Nutrición en deportes que se realizan con un ambiente caluroso y con un ambiente frío.

Como afecta el calor y el frío a los requerimientos nutricionales del deportista

Y aunque las modificaciones son en general, no esta de mas recordar, que acudir a un nutricionista titulado, es la mejor opción, para que adapte los cambios y las cantidades según tus necesidades.

Requerimientos nutricionales en un ambiente caluroso.

Respecto al ejercicio con una temperatura elevada, los requerimientos nutricionales son más
cuantitativos que cualitativos. Se sabe que por cada grado centígrado que la temperatura exceda de 30º C se debe aumentar el consumo calórico en un 0.5 % ya que se produce aumento de las tasas cardíacas, de ventilación y sudoración.

Requerimientos nutricionales en un ambiente caluroso

Requerimientos nutricionales en un ambiente caluroso

Los requerimientos nutricionales en el ejercicio en calor, afectan principalmente al agua y al cloruro sódico (sodio, para los amigos). A medida que aumenta la temperatura ambiental en relación con la temperatura corporal, el cuerpo secreta sudor para extraer el calor.

Si hablamos de proteínas, en condiciones de sudoración se producen pérdidas considerables de nitrógeno (compuesto único de la proteína).  Además, los aminoácidos libres se pierden con el sudor. Por todo ello, se recomienda aumentar ligeramente la ingesta proteica y compensar así la pérdida.

Los Hidratos de Carbono y Grasas: no requieren modificación, utilizando los porcentajes habituales.

Los depósitos de algunos Minerales como el calcio, sodio, potasio, magnesio, hierro, y el fósforo, sufrirán perdidas (vía sudor) con el aumento de temperatura. Sin embargo, los depósitos de Vitaminas no representan un factor importante y todo sea dicho, a día de hoy, no hay ningún estudio científico que relacione la suplementación con vitamina C y un efecto positivo sobre la fuerza o el agotamiento al calor.

En resumen: es esencial cubrir las necesidades hídricas y de sodio. Además, se producirá un aumento de los requerimientos de energía, proteínas y minerales.

Requerimientos nutricionales en ambiente frío.

Aunque la nutrición no es una herramienta útil en la adaptación humana al frío, sí lo es en el aumento del rendimiento deportivo.

Las necesidades calóricas varían según el grado de protección con el frío. Según diversos estudios, el gasto energético diario medio en desplazamientos con trineo durante 8 /10 h en exploraciones polares, es de 5000 / 6500 Kcal para hombres con peso de 70 / 80 Kg, mientras que el gasto energético diario en el campamento base suele ser de 1500 Kcal menos por la ropa térmica y la aclimatación.

Requerimientos nutricionales en ambiente frío

Requerimientos nutricionales en ambiente frío

Con respecto a proteínas, grasas o hidratos en la dieta, tienen una influencia escasa o casi nula en la mejora de adaptación al frío en humanos. Se sabe que la ingesta de suplementos vitamínicos no mejora el rendimiento en ambiente frío, aunque el uso de suplementos polivitamínicos y poliminerales puede reducir el estrés oxidativo (asociado a estos deportes ya que suelen practicarse en altura).

Por ello, se recomienda que los deportistas deben cubrir las necesidades de ciertos nutrientes con capacidad antioxidante, tales como vitamina C, Bcarotenos, selenio y vitamina E.

Por último, y a causa del microclima generado por el uso de material deportivo adecuado, se debe prestar especial atención a la hidratación del los deportistas en ambiente frío y deben consumir un plus de hidratos de carbono, puesto que son empleados como fuente energética al tiritar.

Bibliografia:

  • Burke L. Nutrición en el deporte. Un enfoque práctico. Madrid: Panamericana; 2009.
  • González Gallego J, Villa Vicente JG. Nutrición y ayudas ergogénicas en el deporte. Madrid: Síntesis; 1998.
  • Villegas-García JA. La alimentación en la actividad física y el deporte. Murcia: Universidad CatólicaSan Antonio de Murcia (UCAM); 1999.

Artículo escrito en colaboración con Atopedegym por: Pablo Albert Montañes

Twitter:  @nutriranger

 

Compartir.

Sobre el Autor

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.