Saltar al contenido

Cómo mantener el peso sin engordar

Mantener el peso y no engordar

Cuidar nuestra salud, gozar de pleno bienestar, sentirnos llenos de energía, tener vitalidad y vernos bien son algunas de las razones que nos llevan a querer cambiar nuestros hábitos y a modificar por completo nuestro estilo de vida. Y es que cuidar nuestra salud y cuidar nuestro peso tiene muchos aspectos positivos, ya que cuando mantenemos un peso saludable podemos mejorar nuestros niveles de colesterol, podemos ayudar a disminuir la presión arterial y también es posible que se reduzca el riesgo de padecer algunas enfermedades cardiacas, diabetes, entre otros padecimientos.

Es por este motivo que mantener un peso saludable y evitar engordar es importante para que podamos conservar nuestra salud, ya que cuando se tiene sobrepeso es posible que aparezcan algunas complicaciones como la fatiga, dificultad para respirar, apnea del sueño, enfermedades del corazón, presión arterial elevada, dolores en las articulaciones o dolor muscular. Por ello es tan importante que cuidemos nuestra alimentación y conservemos un peso saludable.

Por otra parte, es muy posible que tras seguir alguna de las dietas para adelgazar 10 kilos u otros planes de alimentación balanceada y nutritiva, queramos mantener los resultados obtenidos, es por ello esencial que tengamos en cuenta algunos aspectos que nos pueden ayudar a mantener el peso sin engordar y que también nos permitan seguir disfrutando de una dieta variada y que podamos seguir a largo plazo.

Aspectos a tomar en cuenta para mantener el peso y no engordar

Ahora que sabemos que tener un peso saludable es vital para que podamos gozar de salud, tener energía y reducir al máximo la aparición de algunos padecimientos, es momento de conocer algunos consejos o estrategias que podrán ayudarnos a que consigamos mantener un peso saludable y evitemos recuperar el peso que hayamos perdido tras seguir una dieta para adelgazar. 

El papel de la alimentación

Nuestra alimentación tiene un papel primordial en nuestra pérdida de peso y tiene también un papel central en el mantenimiento de un peso saludable. Además, cuando seguimos una alimentación sana, balanceada y variada podemos también evitar subir de peso y mantener los resultados que hayamos logrado alcanzar. 

Por otra parte, la mejor forma de mantenernos motivados a la hora de seguir un plan de nutricional, es mantener un régimen alimenticio que nos permita incorporar alimentos de todos los grupos alimenticios, que nos posibilite también hacer las variaciones que deseemos y que nos brinde la oportunidad de seguir disfrutando de comidas deliciosas pero con alto valor nutricional. Además, debemos recordar beber suficiente agua a lo largo del día y evitar las bebidas con grandes cantidades de azúcar.

Método de cocción

Además de vigilar el tipo de alimentos que incluimos en nuestra dieta, también es aconsejable escoger métodos de cocción que nos permitan aprovechar al máximo los nutrientes, las vitaminas y los minerales de los ingredientes que vayamos a incorporar en nuestras preparaciones. Es así que podemos optar por modos de cocer los alimentos que permitan seguir disfrutando de recetas sanas y exquisitas.

De esta forma, entre los métodos de cocción que pueden ayudarnos a mantener nuestro peso sin engordar se encuentran la preparación de alimentos a la plancha, al vapor, al horno y también puede ser excelente preparar nuestras comidas en wok, ya que podremos cocinar nuestros alimentos en poco tiempo, de forma fácil y podremos realzar los diferentes sabores de los ingredientes que utilicemos. Otros tipos de cocción como la cocina al vapor, el hervido o el papillote son formas fabulosas de preparar de forma saludable nuestras recetas favoritas. 

No saltarnos las comidas

Este suele ser un error que todos solemos cometer, pues creemos que saltarnos las comidas no tendrá ningún efecto negativo en nuestro peso, sin embargo saltarnos las comidas puede hacer que nuestro metabolismo trabaje más lentamente y esto puede llevarnos a acumular más grasa y a subir de peso. Además, saltarnos las comidas también puede llevarnos a tener un efecto rebote, por lo que al final ganaremos el peso perdido. 

El deporte es fundamental

Como parte de un estilo de vida saludable, el deporte o la práctica frecuente de ejercicio es un elemento vital para que podamos bajar de peso y posteriormente mantener el peso sin engordar. Esto se debe a que con la actividad física podemos aumentar la cantidad de calorías que nuestro cuerpo quema, esto nos va a facilitar el conservar los resultados de pérdida de peso que hayamos logrado alcanzar.

Además, la realización de ejercicio también puede ser beneficioso para disminuir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, puede ayudarnos a cuidar nuestra presión arterial, podría ayudarnos a reducir el dolor de las articulaciones y también nos hace sentir bien. Por este motivo es bueno que busquemos alternativas que realmente disfrutemos y que nos motiven a mantenernos en movimiento. 

Sueño óptimo

Nuestros hábitos de sueño juegan también un rol importante en el mantenimiento de un peso saludable, ya que se cree que cuando dormimos mal o dormimos menos horas de lo recomendado se dificulta la pérdida de peso. Además, la mala calidad del sueño también se suele asociar con problemas en nuestro metabolismo, por lo que podría darse un aumento de peso. Asimismo, los buenos hábitos de sueño también nos traen mayor bienestar y mayores niveles de energía. 

Seguir un plan de mantenimiento

Otra buena forma de mantener nuestro peso es siguiendo un plan de mantenimiento que nos pueda ayudar a conservar buenos hábitos alimenticios que nos permitan conservar los resultados que hayamos logrado alcanzar en relación con la pérdida de peso. Además, seguir un plan de mantenimiento puede ser una de las formas más efectivas de mantener los resultados a largo plazo y también nos brindará las herramientas necesarias para desarrollar un régimen de alimentación que sea práctico y flexible, de manera que podamos seguir disfrutando de alimentos llenos de sabor y con los mayores beneficios para nuestro peso y nuestro organismo. 

Ahora que ya conocemos algunos de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta para cuidar nuestro peso sin engordar, es momento de comenzar a implementarlos. Ya que como hemos visto, mantener nuestro peso y los resultados que hayamos alcanzado dependerá de que sigamos una alimentación variada, balanceada y nutritiva, también dependerá de la realización frecuente de actividad física, y de otros hábitos saludables que podremos incorporar de forma simple en nuestra rutina diaria. Ya que cuidar nuestra salud y sentirnos bien es una prioridad que nos permitirá disfrutar del máximo nivel de bienestar. 

Comparte si te ha gustado: