Consumo De L-Triptófano: Efectos comprobados e Investigaciones

    mujer-tomando-l-triptofano

    El L-triptófano es un aminoácido esencial y un componente esencial de la dieta humana. Desempeña un papel importante en muchas funciones metabólicas.

    Los médicos utilizan información sobre los niveles de triptófano para diagnosticar diversos trastornos metabólicos y síntomas de enfermedades relacionadas.

    Triptófano y sistema nervioso

    La adición de este aminoácido a la dieta se considera un tratamiento para la depresión y los trastornos del sueño, principalmente debido al vínculo entre el triptófano y la síntesis de serotonina (la hormona de la alegría) y melatonina (la hormona del sueño). Además, los suplementos de triptófano se utilizan como complemento para ayudar a tratar el deterioro cognitivo, la depresión o las enfermedades neurodegenerativas.

    La disminución de la secreción de serotonina, a su vez, se asocia con trastorno del espectro autista, obesidad, anorexia y bulimia nerviosa, así como con otras enfermedades que presentan síntomas de enfermedades periféricas. La literatura requerida fuertemente que el triptófano juega un papel importante en el funcionamiento adecuado del eje cerebro-intestinal y la inmunología.

    La información disponible permite que el triptófano se considere un componente dietético importante debido a su papel en la vía de la serotonina [1].

    Metabolismo del triptófano

    La OMS recomienda la ingesta diaria de triptófano en la dieta a 4 mg / kg (1/2 a 2 g por día). Además, es importante saber que el suministro de triptófano en el cerebro depende de la cantidad de triptófano libre en la sangre y de la concentración de otros aminoácidos (por ejemplo, BCAA), que compiten con el triptófano para los transportadores utilizados para pasar la barrera encefálica.

    La enzima triptófano hidroxilasa, que cataliza la conversión de triptófano en 5-hidroxitriptófano (5-HTP), puede ser inhibida por varios factores como estrés, resistencia a la insulina, deficiencia de vitamina B6 o deficiencia de magnesio. Por esta razón, el magnesio y la vitamina B6 a menudo se usan juntos para tratar los trastornos del sistema nervioso. Su deficiencia evita que el triptófano se transforme en 5-HTP y posteriormente en serotonina [2].

    Triptófano como precursor de la serotonina

    formula-serotonina

    El triptófano es el único precursor del neurotransmisor serotonina. El consumo de triptófano suplementario puede estimular la neurotransmisión de serotonina para producir efectos terapéuticamente importantes y eliminar la deficiencia de serotonina.

    Anorexia nerviosa (AN) Un trastorno alimentario asociado con una alta tasa de comorbilidad psiquiátrica, que incluye psicosis, hiperactividad, depresión y ansiedad, tiene la tasa de mortalidad más alta de todas las enfermedades psiquicas.

    La evidencia sugiere que la ingesta dietética excesiva y la restricción de alimentos pueden disminuir los niveles de triptófano y, por lo tanto, de serotonina en el cerebro de los pacientes, causando depresión, psicosis e hiperactividad.

    En general, se ha encontrado que los pacientes deprimidos tienen deficiencia de triptófano en comparación con los sujetos sanos.

    En dos estudios de intervención, en un estudio, los sujetos eran pacientes varones con alcoholismo y depresión asociada y trastornos del sueño.

    Los sujetos que tomaron 3g de L-triptófano por día durante 4 días informaron niveles mucho más bajos de depresión que los que tomaron placebo [4].

    Efectos del triptófano sobre el sueño

    Los primeros resultados experimentales demostraron de manera convincente los efectos inductores del sueño del L-triptófano en dosis de 1 a 15 g al acostarse. Pero un estudio de laboratorio posterior amplió la curva de dosis-respuesta al comparar dosis aún más pequeñas de 1/4, 1/2 y 1 g de L-triptófano versus placebo en 15 sujetos con insomnio moderado (retraso del sueño> 30 minutos).

    Un gramo de L-triptófano disminuyó significativamente la latencia del sueño, pero las dosis más bajas tendieron en la misma dirección. La etapa IV del sueño incrementado en 1/4 g de L-triptófano a la hora de acostarse. Por tanto, la dosis eficaz de triptófano antes de acostarse puede estar dentro de 1 gramo [5].

    Efecto del triptófano sobre el apetito

    Las hormonas intestinales como la colecistoquinina y el péptido 1 similar al glucagón (GLP-1) actúan como factores de saturación. Las estrategias para aumentar la secreción de hormonas de la saciedad pueden proporcionar un enfoque terapéutico para tratar la obesidad.

    Un estudio examinó el papel de 0.52 g y 1.56 g de triptófano por vía oral sobre la secreción de estas hormonas en personas no diabéticas.

    A una dosis más alta, el L-triptófano estimuló la liberación de colecistoquinina, indujo un retraso significativo en el vaciamiento gástrico y provocó un ligero aumento en la secreción de GLP-1 [6].

    En otro estudio en hombres normales y con sobrepeso, 3 g de triptófano consumidos 15 minutos antes de una comida con carbohidratos redujeron la glucosa en sangre posprandial al ralentizar el vaciado gástrico [7].

    Experimentos posteriores demostraron que el triptófano tomado en el rango de 1-1.5 g afecta la motilidad intestinal y su función hormonal, reduciendo significativamente el consumo de energía.

    La fuerte correlación inversa entre la ingesta energética y el L-triptófano en plasma sugiere que, además de los mecanismos intestinales, los efectos directos del L-triptófano circulante también median su efecto inhibidor sobre la ingesta de alimentos.

    Otro estudio interesante relacionó la ingesta de aminoacidos con cambios a gran escala en las redes cerebrales involucradas en la regulación del metabolismo.

    Un vínculo directo entre las hormonas de saturación y las regiones del cerebro involucradas en la regulación del metabolismo fue confirmado por una correlación positiva entre la actividad cerebral y los niveles de insulina en plasma después de la administración oral de L-triptófano (dentro de 1 g).

    El consumo de L-triptófano (o L-leucina) afectó directamente a las redes cerebrales específicas que apoyan el sistema de recompensa alimentaria y la regulación del apetito [9].

    Triptófano para entrenamiento a intervalos

    l-triptofano-y-entrenamiento-de-intervalos

    Los jugadores de deportes de equipo se desempeñan mejor en el campo si toman 600 mg del aminoácido triptófano al día. Científicos de la Universidad de Barcelona llegaron a esta conclusión tras realizar experimentos con estudiantes implicados en el deporte.

    Triptófano y ejercicio

    Las discusiones entre fisiólogos sobre si el triptófano mejora el rendimiento tienden a estancarse.

    El triptófano es un precursor del neurotransmisor serotonina, como hemos mencionado anteriormente. Si tienes más serotonina en el cerebro de lo habitual, te sientes bien.

    Tu cerebro se vuelve menos sensible al dolor y estarás menos distraído por pensamientos desagradables e información innecesaria. Por lo tanto, la suplementación con triptófano puede crear una condición que también ayuda a mejorar el rendimiento deportivo.

    Estudios contradictorios

    En la década de 1980, este pensamiento inspiró a los investigadores de la Universidad de Barcelona a experimentar con estudiantes de deportes.

    Los estudiantes debían correr a una intensidad que representaba el 80% de su consumo máximo de oxígeno. En este nivel de intensidad, ya no se puede mantener una conversación sin tener que respirar fuerte.

    Cuando los sujetos recibieron 600 mg de triptófano antes de correr, corrieron casi un cincuenta por ciento más que después de tomar un placebo. En 1992, investigadores de la Universidad Noruega de Deportes y Educación Física repitieron el experimento con varias modificaciones.

    Les dieron a los sujetos 1200 mg de triptófano y los hicieron trabajar al 100% de su consumo máximo de oxígeno. No tuvo ningún efecto. [10]

    Los investigadores holandeses a mediados de los noventa tampoco registraron ningún efecto. No dieron triptófano a sus pupilas antes, sino durante la actividad física. [11] Pero hay personas que, más que otras, no perciben que el triptófano puede mejorar el rendimiento deportivo; estos son investigadores que creen en el efecto ergogénico de los BCAA.

    Estos aminoácidos son generalmente aceptados para reducir la fatiga durante la resistencia porque interfieren con la entrada de triptófano al cerebro, evitando así que se convierta en serotonina. [12] [13] [14]

    Según esta teoría, el cerebro solo puede absorber una cantidad limitada de aminoácidos. Durante el ejercicio intenso, los músculos toman todos los aminoácidos de la sangre excepto el triptófano. Como resultado, el cerebro absorbe más triptófano y lo convierte en serotonina, y la serotonina hace que los atletas se sientan cansados. La suplementación con BCAA inhibe la absorción cerebral de triptófano, reduce la fatiga y aumenta la resistencia, mientras que la suplementación con triptófano solo produce efectos negativos, dicen los defensores de los BCAA.

    Estudio del efecto del triptófano

    Investigadores españoles que demostraron el efecto de mejora del rendimiento del triptófano en 1988 realizaron otro experimento varias décadas después.

    Los científicos obligaron a 20 estudiantes de deportes, de entre 20 y 22 años, a realizar un entrenamiento a intervalos de una hora en una bicicleta ergométrica.

    La sesión de entrenamiento simuló la carga de entrenamiento de los jugadores de deportes de equipo durante un partido.

    Primero, los estudiantes andaron en bicicleta durante 10 minutos al 50% de su VO2max (consumo máximo de oxígeno). Luego condujeron durante exactamente 30 segundos a la máxima velocidad. Los sujetos tuvieron que repetir este ciclo tres veces más. Finalmente, los estudiantes pedalearon durante otros 20 minutos al 50 por ciento de su VO2máx.

    Los investigadores realizaron la prueba dos veces. En un caso, los estudiantes tomaron 2 cápsulas que contenían 300 mg de triptófano durante tres días antes de la prueba y el día de la prueba en sí (dos horas antes del inicio del ciclo). En total, tomaron 600 mg de triptófano por día.

    Resultados del efecto del triptófano en el entrenamiento a intervalos

    El aditivo funcionó. La siguiente figura muestra que el triptófano resultó en más potencia promedio y más potencia pico en la mitad de las sesiones explosivas de 30 segundos. En pocas palabras, los atletas pudieron pedalear más fuerte cuando tomaron triptófano.

    grafico-L-Triptófano

    Además, los sujetos recorrieron más distancia en los últimos 20 minutos de la prueba al tomar triptófano. Esto se puede ver en la imagen de arriba.

    Los investigadores encontraron que la suplementación con triptófano redujo el crecimiento de la fatiga.

    En experimentos en los que el triptófano no tuvo ningún efecto, es posible que se haya usado una dosis demasiado alta de triptófano o que no se haya administrado con suficiente antelación al ejercicio.

    Los autores de este estudio sugieren que el triptófano es posiblemente no solo un precursor de la serotonina, sino compuestos relacionados que no causan fatiga, pero que de hecho pueden tener un efecto estimulante.

    Opinión de expertos sobre la ingesta de L-triptófano

    «La suplementación con L-triptófano oral y el consiguiente aumento de triptófano plasmático parecen tener un efecto complejo sobre el rendimiento físico», concluyen los españoles.

    «En varios casos comunes, como el presente estudio, es capaz de mejorar el rendimiento físico, y parece que la fatiga causada por diferentes protocolos de prueba puede estar mediada de diferentes maneras». [15]

    Fuentes:

    1. ¿Qué importancia tiene el triptófano en la salud humana? Joanna Kałużna-Czaplińska, Paulina Gątarek, Salvatore Chirumbolo, Max Stanley Chartrand, Geir Bjørklund. Crit Rev Food Sci Nutr. 2019; 59 (1): 72-88
    2. Suplementos nutricionales en los trastornos depresivos. Mónica Martínez-Cengotitabengoa, Ana González-PintoActas Esp Psiquiatr. Septiembre de 2017; 45 (Suplemento): 8-15.
    3. Triptófano y 5-hidroxitriptófano para la depresión. K Shaw, J Turner, C Del Mar Cochrane Database Syst Rev. 2002; (1): CD003198.
    4. La eficacia del L-triptófano en la reducción de los trastornos del sueño y el estado depresivo en pacientes alcohólicos R Asheychik 1, T Jackson, H Baker, R Ferraro, T Ashton, J Kilgore. J Stud Alcohol. Noviembre de 1989; 50 (6): 525-32.
    5. Sueño inducido por L-triptófano. Efecto de las dosis dentro de la ingesta dietética normal E Hartmann, CL Spinweber. J Nerv Ment Dis. Agosto de 1979; 167 (8): 497-9.
    6. Efecto del L-triptófano y la L-leucina en la secreción de hormonas intestinales, las sensaciones de apetito y las tasas de vaciado gástrico en participantes delgados y obesos no diabéticos: un ensayo aleatorizado, doble ciego y de grupos paralelos Anne Christin Meyer-Gerspach, Simon Häfliger, Julian Meili, Alison Doody, Jens F Rehfeld, Jürgen Drewe, Christoph Beglinger, Bettina Wölnerhanssen. Más uno. 22 de noviembre de 2016; 11 (11): e0166758.
    7. Efectos de la administración intragástrica de triptófano en la respuesta de la glucosa en sangre a una bebida nutritiva y a la ingesta de energía, en hombres delgados y obesos Sina S Ullrich, Penelope CE Fitzgerald, Pieter Giesbertz, Robert E Steinert, Michael Horowitz, Christine Feinle-Bisset. Nutrientes 8 de abril de 2018; 10 (4): 463. doi: 10.3390 / nu10040463.
    8. Efectos de la infusión intraduodenal de L-triptófano sobre la alimentación ad libitum, la motilidad antropiloroduodenal, la glucemia, la insulina y la secreción de péptidos intestinales en hombres sanos Robert E Steinert 1, Natalie D Luscombe-Marsh, Tanya J Little, Scott Standfield, Bärbel Otto, Christine Feinle -Bisset. J Clin Endocrinol Metab. Septiembre de 2014; 99 (9): 3275-84.
    9. Efectos diferenciales de la administración de L-triptófano y L-leucina en las redes funcionales del estado de reposo del cerebro y los niveles de hormonas plasmáticas. Davide Zanchi y col. Sci Rep. 20 de octubre de 2016; 6: 35727.
    10. La suplementación con L-triptófano no mejora el rendimiento al correr T Stensrud, F Ingjer, H Holm, SB Strømme. Int J Sports Med. Agosto de 1992; 13 (6): 481-5. doi: 10.1055 / s-2007-1021302.
    11. Ingestión de aminoácidos de cadena ramificada y triptófano durante el ejercicio sostenido en el hombre: incapacidad para afectar el rendimiento. G van Hall 1, JS Raaymakers, WH Saris, AJ Wagenmakers. J Physiol. 1 de agosto de 1995; 486 (Pt 3) (Pt 3): 789-94.
    12. El nivel plasmático de algunos aminoácidos y la fatiga física y mental. EA Newsholme, E Blomstrand. Experientia. 15 de mayo de 1996; 52 (5): 413-5.
    13. Aminoácidos de cadena ramificada y fatiga central. Eric A Newsholme, Eva Blomstrand. J Nutr 2006 Enero; 136 (1 Suppl): 274S-6S.
    14. Un papel de los aminoácidos de cadena ramificada en la reducción de la fatiga central. Eva Blomstrand. J Nutr. Febrero de 2006; 136 (2): 544S-547S.
    15. La suplementación con L-triptófano puede disminuir la percepción de fatiga durante un ejercicio aeróbico con episodios anaeróbicos intercalados supramáximos en hombres jóvenes sanos. C. Javierre, R. Segura, JL Ventura, A. Suárez y J. M. Rosés, Int J Neurosci. Mayo de 2010; 120 (5): 319-27.