Cortisol nuestro gran amigo para el entrenamiento

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

CORTISOL, JUZGADO DE NUEVO Y ABSUELTO SIN CARGOS

Mientras hablaba con Víctor, SEO de @Atopedegym, sobre un estudio (citado abajo) reciente sobre protocolos de entrenamiento y nutrición recomendados, pudimos ver que los participantes con mayores beneficios (también más alta dieta proteica), tenían un nivel mayor de cortisol tras los análisis y compartíamos la idea, de que el cortisol alto y el maligno señor sobre-entrenamiento, han sido mal entendidos y mal juzgados por la inquisición de los “cienciologos” de revista que se quedan con lo superficial, sobre evitar el cortisol y que entrenar varios días a la semana el mismo músculo, implosionaria convirtiéndote en un tirillas sin testosterona.

CUIDADO NO EN TODOS LOS CASOS.

Si bien esta establecido fehacientemente, que niveles ALTOS y CONSTANTES normalmente debidos a enfermedades pre-existentes, problemas psicológicos o condiciones ambientales son perjudiciales para la salud y puede tener consecuencias graves, PERO en individuos sanos y en el paradigma del entrenamiento, el cortisol alto durante y tras un entrenamiento, significará mas testosterona, más GH y también mejores resultados en el rendimiento, así como una mayor tasa metabólica y estimulación de la quema de grasas.

LÓGICA EVOLUTIVA.

Quien ya haya leído algo de lo que escribo, sabrá que la perspectiva de la evolución, es un gran filtro que confiere sentido y coherencia a lo que la ciencia hace “emerger”, así que en esta tesitura, es bien sabido que nuestros antepasados y hasta hace “muy poco” tiempo en nuestra historia, hemos vivido en condiciones de ayunos, carreras, peleas, caza, miedo, riesgo…y todo sube el cortisol de manera exponencial así que hemos tenido que adaptarnos a este glucocorticoide durante cientos de miles de años, es más, los individuos que más descendencia tenían han sido históricamente los que más habían cazado, peleado y más tiempo habían sobrevivido a un mundo hostil, como en el que hemos vivido, así que el más fuerte era también el que más cortisol soportaba y en las mismas situaciones donde se dispara el cortisol es donde más testosterona es necesaria ( cazas, luchas, depredadores…), con todo esto, podemos indiciariamente “aprobar” las subidas repentinas de cortisol como parte normal y seguramente estemos muy bien adaptados a esta situación.

QUE DICE LA CIENCIA

Cuanto más cortisol, también encontramos más IGF-1 ( péptido responsable de la mayoría de beneficios de la Hormona del crecimiento), más testosterona y tal y como revela también este estudio, mejores resultados de rendimiento en las 8 semanas evaluadas.

Las secreciones del cortisol altas, derivadas de un entrenamiento intenso ( no de un stress continuado psíquico o de otra índole) llevan a una secreción mayor de hormonas anabólicas o al menos esta íntimamente relacionada.

tabla estudio CORTISOL

Tabla estudio sobre cortisol

Si analizamos la evidencia citada hasta el momento , podríamos pensar que se trata de un efecto aislado debido a los sesgos y muestras de estos estudios, así que, en el mundo de la información donde, estos artículos son evaluados “minuciosamente” añadiremos unos cuantos autores que muestran, una relación íntima y posiblemente dependiente de los disparos de cortisol elevado, junto con la secrecion  de hormonas anabólicas de cuyos beneficios no podemos resumir aquí, ahí van:

Hakkinen et alsometieron a 10 atletas de fuerza a dos intensidades de entrenamiento diferentes, manteniendo períodos de descanso similares (tres minutos), la primera sesión consistió en cargas máximas (20 series x 1-RM o 10 series x 10-RM x 70 por ciento) los niveles de testosterona con formación máxima (20 series x 1-RM) no cambiaron justo después, ni una hora mas tarde del ejercicio, sin embargo la respuesta de los niveles de testosterona y cortisol subieron significativamente y al unísono en el entrenamiento submáximo (10 series x 10-RM).

Según WJ Kraemer, las respuestas de la  testosterona en entrenamiento de resistencia en los hombres son menores con los protocolos de entrenamiento de resistencia de intensidad baja, que los que usan de alta intensidad, estando relacionadas las subidas de cortisol a la de testosterona y GH.

Raastad et al, respuestas de testosterona y cortisol comparando dos protocolos, que utilizan diferentes intensidades de sentadillas, sentadillas frontales y extensiones de la pierna; las cargas de trabajo se mantuvieron constantes. Un protocolo era una intensidad moderada y el otro protocolo fue una carga de trabajo de alta intensidad, las respuestas de subida de testosterona fue más alta durante, y una hora después del protocolo intenso, el cual también produjo las mayores tasas de cortisol.

Fahey y sus compañeros, observaron aumentos significativos de testosterona después de peso muerto en universitarios.

REFERENCIAS NO CITADAS

Schwab, R., Johnson, GO, Housh, TJ, Kinder, JE, y Weir, JP efectos agudos de diferentes intensidades de levantamiento de pesas sobre la testosterona en suero. Med Sci Sports Exerc , Dec; 25 (12): 1381-5, 1993.

Pyka, G., Wiswell, RA, y Marcus, Efecto R. Edad dependiente de ejercicio de resistencia en la secreción de hormona de crecimiento en las personas. J Clin Endocrinol Metab, 75: 404-407, 1992.

Shibasaki, T., Hotta, M., Masuda, A., Imaki, T., Obara, N., y Demura, las respuestas H. plasma para GHRH y la hipoglucemia inducida por insulina en el hombre. J Clin Endocrinol Metab, 60: 1265 -1267, 1998.

Luger, A., Watschinger, B., Deuster, P., Svoboda, T., Clodi, M., y Chrousos, hormona de crecimiento y prolactina respuestas GP de plasma a niveles graduales de ejercicio agudo y al lactato de infusión. Neuroendocrinología, 56: 112-117, 1992.

Kraemer, WJ, Gordon, SE, Fleck, SJ, Marchitelli, LJ, Mello, R., Dziados, JE, Friedl, K., Harman, E., Maresh, C., y Fry, AC endógeno hormonal anabólico y respuestas del factor de crecimiento a ejercicio fuerte resistencia en hombres y mujeres. Int J Sports Med, 12: 228-235, 1991.

Kraemer, WJ, Marchitelli, LJ, Gordon, SE, Harman, E., Dziados, JE, Mello, R., Frykman, P., McCurry, D., y Fleck, SJ hormonales y factores de crecimiento respuestas a la pesada protocolos de resistencia ejercicio. J Appl Physiol, 69: 1442-1450, 1990.

Gotshalk, LA, Loebel, CC, respuestas Nindl, BC, Putukian, M., Sebastianelli, WJ, Newton, RU, Hakkinen, K., y Kraemer, WJ hormonales de conjunto múltiple frente a los protocolos de ejercicio de una sola configuración de resistencia pesada. Can J Appl Physiol, Jun; 22 (3): 244-55, 1997.

Carroll, PV, Cristo, ER, Bengtsson, BA, Carlsson, L., Christiansen, JS, Clemmons, D., Hintz, R., Ho, K., Laron, Z., Sizonenko, P., Sonksen, PH, Tanaka, T., y Thorne, la deficiencia de la hormona del crecimiento en la edad adulta M. y los efectos de la hormona de crecimiento: una revisión. . Investigación Hormona de Crecimiento Sociedad Científica Comité J Clin Endocrinol Metab, Feb; 83 (2): 382-95, 1983..

Weltman, A., Pritzlaff, CJ, Wideman, L., Weltman, JY, Blumer, JL, Abbott, RD, Hartman, ML y Veldhuis, JD liberación de la hormona de crecimiento por ejercicio dependiente está relacionada con marcadores de mayor flujo adrenérgico central. J Appl Physiol, Aug; 89 (2): 629-35, 2000.

Nindl BC, Kraemer WJ, Deaver DR, Peters JL, Marx JO, Heckman JT, Loomis GA. Concentraciones de secreción de LH y testosterona después de ejercicio de resistencia en los hombres . J Appl Physiol , 2001 Sep; 91 (3): 1251-8.

Lugar, A., B. Watschinger, P. Duester, T. Svoboda, M. Clodi, y GP Chrousos. La hormona del crecimiento de plasma y las respuestas de la prolactina a niveles graduales de ejercicio agudo y a una infusión de lactato. neuroendocrinología , 56: 112-117, 1992.

Gotshalk, LA, Loebel, CC, respuestas Nindl, BC, Putukian, M., Sebastianelli, WJ, Newton, RU, Hakkinen, K., y Kraemer, WJ hormonales de conjunto múltiple frente a los protocolos de ejercicio de una sola configuración de resistencia pesada. Can J Appl Physiol, Jun; 22 (3): 244-55, 1997.

Kadi, F., Eriksson, A., Holmner, S., y Thornell, L. Efectos de los esteroides anabólicos en las células musculares de los atletas entrenados en fuerza. Med Sci Sports Exerc , Vol. 31, No. 11, pp. 1528-1534, 1999.

Fry, AC, Kraemer, WJ, Piedra, MH, Koziris, LP, tordo, JT, y Fleck, SJ Relaciones entre la testosterona sérica, el cortisol, y el levantamiento de pesas rendimiento. J Fuerza Cond Res, 14 (3): 338-343, 2000 .

Lin, H., Wang, SW, Wang, RY, y Wang, PS efecto estimulador de lactato en la producción de testosterona por las células de Leydig de rata. J Cell Biochem, 06 26 hasta julio 25; 83 (1): 147-54, 2001.

Kraemer, RR, Kilgore, JL, Kraemer, GR, y Castracane, VD La hormona de crecimiento, IGF-1, y las respuestas de testosterona a resistiva ejercicio. Med Sci Sports Exer , Vol. 24, No. 12, pp. 1346-1352, 1992.

Hakkinen, K., y Pakarinen, respuestas hormonales A. agudos a dos protocolos diferentes de fatiga-resistencia pesada en los atletas masculinos. J Appl Physiol, 74: 882-887, 1993.

Raastad, Truls., Bjoro, Trine., y Hallen, Jostein. Las respuestas hormonales de alta y ejercicio de fuerza de intensidad moderada. Eur J Appl Physiol, 82: 121-128, 2000.

Craig, BW, Brown, R., y Everhart, J. Efectos del entrenamiento de resistencia progresiva en la hormona del crecimiento y los niveles de testosterona en sujetos jóvenes y ancianos Mech Aging Dev , Aug; 49 (2): 159-69, 1989.

Shimizu M, Torti F, Roth RA. Caracterización de la insulina y los receptores de factores de crecimiento similares a la insulina y la capacidad de respuesta de una línea celular de fibroblastos / adipocitos antes y después de la diferenciación. Biochem Biophys Res Commun, 137: 552-558, 1986.

Hakkinen, K., Pakarinen, A., Alen, M., Kauhanen, H., y Komi, PV respuestas hormonales y neuromusculares diarias a un entrenamiento intensivo fuerza en 1 semana. Int J Sports Med, diciembre; 9 (6): 422 -8, 1988.

Kraemer, WJ, Noble, BJ, Clark, MJ, y Culver, las respuestas fisiológicas al ejercicio BW-resistencia pesada con períodos de descanso muy cortos. Int J Sports Med , agosto; 8 (4): 247-252, 1987.

Compartir.

Sobre el Autor