Dieta disociada: ¿Que es? ¿Funciona realmente?

¿Te gustaría comer fruta durante muchos días? Pues por ahí van los tiros.

0

Cuando escuchamos nuevos consejos para bajar de peso, la mayoría de las veces o son falsas o son buenas y provienen de fuentes nuevas y respaldadas por la ciencia que son brillantes y totalmente nuevas. Entonces, cuando la dieta disociada, que ha existido desde principios del siglo XX, comenzó a llamar la atención por ser una de las dietas más buscadas en 2016, estábamos confundidos.

El plan disociado

A diferencia de los consejos modernos para bajar de peso, que recomiendan que cada comida sea una combinación de carbohidratos, proteínas y grasas saludables, la dieta disociada sugiere limitar cada comida o incluso un día completo de comida a un grupo de alimentos (más sobre esto más adelante).

El plan de comidas se basa en el principio de que el aumento de peso se produce al consumir alimentos alcalinos y ácidos, creando un desequilibrio de las enzimas digestivas y metabólicas que el cuerpo no puede manejar. Se cree que este desequilibrio excede el sistema digestivo, detiene el metabolismo y causa aumento de peso.

Cómo funciona la dieta disociada

Para mantener esas enzimas bajo control (o eso dice la teoría), la regla principal de la dieta disociada es comer solo un grupo de alimentos a la vez. Los defensores de la dieta afirman que una vez que el sistema digestivo está funcionando con la máxima eficiencia, la absorción de nutrientes se maximiza y las necesidades de tu cuerpo se satisfacen con porciones más pequeñas.

El plan también alienta a los seguidores a comer frutas, verduras y granos integrales como su principal fuente de nutrición cada día, mientras que limita las proteínas, el almidón y la grasa, evita los alimentos procesados ​​y espera cuatro horas entre cada comida.

Los fanáticos de la dieta tienden a seguirla de dos maneras: utilizando una rotación semanal, en la que solo comen un grupo de alimentos cada día (por ejemplo, frutas y verduras lunes, proteínas martes, miércoles, granos enteros, etc.), o una rotación diaria, donde cada comida solo tiene alimentos de un grupo de alimentos.

Las reglas básicas de la dieta disociada

Con base en la teoría del tiempo necesario para la digestión de los alimentos, la dieta proporciona algunas reglas muy estrictas y precisas que uno debe seguir:

  • La misma comida no se debe consumir junto con las proteínas o las frutas ácidas (por ejemplo, piña, kiwi, cítricos) dado que los carbohidratos necesitan un ambiente básico para su digestión optima.
  • Comer grandes cantidades de frutas y verduras tiene un efecto desintoxicante en el cuerpo y limita el consumo de proteinas y grasa ya que son mas dificiles de digerir.
  • Elegir los granos de almidon y evita los alimentos refinados como la harina blanca o el azucar porque se digieren facilmente.
  • Pasa al menos cuatros horas entre comidas para completar la digestion de los alimentos.
  • Evita asociar proteinas de diferente naturaleza en la misma comida ( por ejemplo carne con pescado o productos lacteos y legumbres) o carbohidratos de distinta naturaleza ( por ejemplo, pasta y pan, fruta con otros carbohidratos como platanos y pan) para evitar demorar la digewstion.
  • Consumir furtas de preferencia entre comidas para evitar comer antes de las comidas.
  • Consumir carbohidratos temprano en el dia para ayudar a la digestion
  • El almuerzo se consediera la comida mas importante, mientras que la cena se basa exclusivamente en proteinas, excluyendo los carbohidratos (excepto los que están presentes en las verduras).
  • Para mejorar la digestion de alimentos, es mejor seguir consumiendo un alimento basico idividual  (por ejemplo un plato de pasta o ed pescado) durante las comidas, acompañado de un aderezo de verduras.

Ejemplos de dieta disociada

Veamos alguno ejemplos prácticos de dieta disociada que pueden ayudarnos a comprender el programa.

Programa de dieta disociada de 1200 calorías

Una versión de la dieta fácil disociada, que proporciona aproximadamente 1200-1300 kcal por día, se puede seguir refiriéndose a una distribución de comidas estructurada de la siguiente manera:

Desayuno:

  • Leche desnatada (un vaso) con una selección de cereales;
  • Un yogur bajo en grasa y un café de cebada;

Media Mañana:

  • un chorrito de frutas cítricas (por ejemplo, naranja o pomelo);
  • una fruta de tu elección (como un melocotón o una manzana o dos albaricoques o unas rodajas de piña);

Comida: elegir

  • Una porción de carbohidratos (como un plato de pasta o arroz por unos 80 g) y una ensalada o una porción de verduras a la parrilla;
  • Una porción de proteína de aproximadamente 150 g (por ejemplo, pollo o pescado) y una ensalada o una porción de verduras a la parrilla;

Merienda a media tarde:

  • algunas frutas cítricas (por ejemplo, naranja o pomelo);
  • una fruta de tu elección (como un melocotón o una manzana o dos albaricoques o unas rodajas de piña);
  • Vegetales mezclados, por ejemplo zanahorias.

Cena:

  • una porción de proteína de aproximadamente 150-200 g (opción de carne, pescado o huevos ) y una ensalada o una porción de verduras a la parrilla;
  • una porción de embutidos (por ejemplo, 50 gr de jamón) y una ensalada o una porción de verduras a la parrilla;
  • una sopa de verduras (como alcachofas y patatas) y ensalada o una porción de verduras a la parrilla;
  • una porción de carbohidratos de aproximadamente 50 g y una ensaladas o una porción de verduras a la parrilla;

 

¿Te ayudará a perder peso?

La dieta contiene un pro obvio: “Hay un enfoque en alimentos enteros reales, con énfasis en aumentar los alimentos a base de vegetales y limitar los productos animales y refinados”. Aumentar la ingesta de alimentos a base de vegetales se correlaciona con una mayor ingesta de fibra, que puede mantenerte saciado y ayudar a perder peso. Además, los alimentos a base de plantas son naturalmente más bajos en calorías, por lo que puedes comer más alimentos por menos calorías.

Sin embargo, no hay pruebas que respalden la afirmación de que nuestros cuerpos no son capaces de digerir alimentos alcalinos y ácidos juntos, especialmente dado que muchos alimentos incluyen ambas propiedades. Las nueces, por ejemplo, contienen carbohidratos alcalinos y proteínas ácidas, y nuestro sistema digestivo es capaz de administrar el combo de nutrientes muy bien.

Pero incluso si hubiera pruebas científicas de que comer alimentos alcalinos y ácidos enredara la digestión, mejorar esta por sí solo no provocaría una pérdida de peso.

¿Entonces por que se pierde peso con esta dieta?

Pierdes peso con la dieta disociada simplemente porque consumes menos calorías de lo normal. “Cuando se cortan todos los grupos de alimentos y solo se come carne en una comida o un día, por ejemplo, no se consumirá la misma cantidad de calorías que cuando se come una dieta normal con todos los grupos de alimentos”. Esto es probable porque solo puedes comer tanto pollo antes de que tus papilas gustativas se apaguen. Y una vez que dejes de seguir la dieta, es más probable que caigas en volver a comer mucho y sobre todo mal y recuperar el peso.

¿Es seguro?

El mayor problema con la dieta disociada es que se enfoca demasiado en maximizar el proceso de digestión y no lo suficiente en la calidad de las comidas que se digieren. ”

No se enfoca en la densidad de nutrientes o la diversidad necesaria para satisfacer nuestras necesidades diarias de macronutrientes y micronutrientes. Dependiendo de los grupos de alimentos en los que te centres ese día, inevitablemente te perderás nutrientes importantes que no cubren esos grupos.

También puedes cansarte de solo comer frutas y verduras durante todo un día.

“Aunque la fruta es rica en micronutrientes, es muy rica en azúcar…

…y comerla sin proteínas y grasas hará que el nivel de azúcar en la sangre suba demasiado rápido, lo que tendrá un impacto negativo en el control de la insulina”. Esto podría provocar un aumento en el apetito, alimentando sentimientos de privación aún más.

La línea de fondo

La dieta disociada fomenta mejores hábitos alimenticios que promueven la pérdida de peso, como comer alimentos con mayor densidad de nutrientes, de origen vegetal y evitar las calorías vacías. Pero el patrón de alimentación por sí solo la convierte en un plan poco realista (y no saludable) para mantener a largo plazo.

El cuerpo requiere una cierta proporción de hidratos de carbono, proteínas y grasas para funcionar de manera óptima, y ​​la dieta disociada te asegura que tendrás deficiencia de nutrientes la mayor parte del tiempo. Lo mejor que puedes hacer es aplicar los aspectos positivos de esta dieta dentro de un plan de alimentación más equilibrado que incluya ejercicio regular para perder peso y no recuperarlo.

Comentarios
Cargando...