Cómo mejorar tu disciplina alimenticia

0

En nuestra cultura moderna de comida rápida, hay un abrumador grado de opciones (y tentaciones) de qué comer. En un entorno así, puede ser difícil determinar cuánto debemos controlar y administrar nuestra dieta. Tal vez la necesidad de un poco de disciplina alimentaria no sea una idea tan terrible.

Evita el estrés comiendo

Tal vez la forma más importante de disciplina alimentaria es evitar la sustitución de alimentos por necesidades intangibles. “Comer estrés”, como a veces se llama, es cuando comemos por razones distintas a la satisfacción del hambre física. Pero, ¿cómo podemos ver la diferencia? Nuestros cuerpos contienen señales naturales que nos dicen lo que es saludable para nosotros y cuánto lo deberíamos comer.

Piensa en comer una bolsa entera de dulces, por ejemplo. Después de un tiempo, ciertamente sentirás un choque de energía y una sensación general de malestar. Pero en cualquiera de nuestras decisiones alimenticias, hay sensaciones sutiles que nos alertan sobre la salud y el equilibrio, o la falta de eso, de lo que estamos comiendo. Prestar atención a estas señales sutiles puede ser mejor a largo plazo que imponer sanciones rígidas sobre lo que creemos que deberíamos y no deberíamos comer.

Manténte al tanto de las tendencias alimentarias saludables

Hablando de eso, también querrás asegurarte de estar bien informado con el conocimiento actualizado sobre qué constituye exactamente una buena dieta. ¿Recuerdas esa icónica pirámide alimenticia que se remonta a los años 90? Bueno, según muchos expertos en el campo de la dietética, ya no refleja con precisión el conocimiento más actualizado sobre los buenos hábitos alimenticios. Un mejor modelo puede ser la Pirámide de Harvard Healthy Eating.

pirámide alimenticia de harvard
Pirámide alimenticia de harvard

Si comparas las dos, la mayor diferencia que notarás es que en el esquema más nuevo, los alimentos a base de granos ya no se consideran la única “base” de la pirámide alimenticia. Por el contrario, se cree que esa base incluye verduras, frutas, grasas y aceites saludables y legumbres. Los granos integrales todavía son buenos, pero constituyen una porción mucho más pequeña de una buena dieta y aproximadamente igual en cantidad a proteínas saludables como pescado y pollo.

Por último, no te preocupes por las fallas de buen juicio cuando se trata de tus opciones de alimentación. ¡Hacer eso solo exacerba el estrés que probablemente te empujará a caer en la tentación! ¡Hoy en día hay tantas opciones excelentes de salud, que solo necesitas encontrar las deliciosas recetas correctas y la disciplina alimentaria será natural!

Recibe novedades en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info