close

En nuestra búsqueda de tomar algún tipo de alimento que nos quite la ansiedad y sin añadir esas calorías extra que nos puedan perjudicar, caemos en la tentación de las famosas bebidas cero calorías con edulcorantes.

Están muy ricas, su precio es bastante bajo, y sobre todo nos quitan de la cabeza las ganas de consumir alimentos calóricos que arruinen nuestra dieta.

Si bien es cierto que para bajar de peso o mantenerlo no podemos consumir en grandes cantidades de según qué cosas aunque éstas sean sanas como los zumos de frutas naturales recién exprimidos; tampoco es excusa para llenar nuestra cocina de refrescos.

He podido observar (no sin asombro…) en casi todas las páginas webs de nutrición deportiva las famosas bebidas en polvo.

Son refrescos corrientes y molientes (pero sin agua para disminuir su coste) como podrían vender en cualquier supermercado. Al ser vendidos en éstas páginas, rápidamente los asociamos con la etiqueta “fitness”.

Hablo de bebidas tipo “Bolero” o incluso podrían entrar en esta categoría las famosas aguas con sabores de manzana o limón.

Que hay que huir de alimentos calóricos; si. Arriesgar nuestra salud a largo plazo, claramente no.

La cantidad de productos químicos que le estamos metiendo a nuestro cuerpo sin saberlo es una brutalidad. Algunos de ellos son los famosos edulcorantes aspartamo, la sacarina e incluso la stevia. Sí, como lo oyes, la famosa stevia. Aquí os dejo un pequeño vídeo muy interesante sobre el mal del aspartamo:

¿Has probado a coger un bote de edulcorante con la pegatina “Stevia” de cualquier marca y pararte a leer detenidamente lo que pone? Básicamente estarás pagando cerca de 4 euros por un edulcorante que es igual de malo que el que te cuesta 90 céntimos a base de sacarina de toda la vida. A penas llevan un uno por ciento de la famosa planta, lo justito para evitarse problemas legales.

Así que si te haces una infusión y le añades “stevia” pensando que así has cumplido, vas por mal camino. Hay muy pocas marcas que tengan una stevia de calidad. Busca en los ingredientes: glucósidos de steviol y habrás acertado.

¿A dónde quiero llegar con ésto?

No podrás consumir eternamente estos productos sin que resulten dañinos. Por consumirlos un día en alguna ocasión no te va a pasar nada, pero no es bueno acostumbrarse a ellos. Es preferible tomar miel o incluso azúcar integral de caña sin refinar.

Si no encuentras stevia de calidad, puedes comprar sus hojas (se venden en herbolarios…) y agregarlas al agua hirviendo que prepares para tus infusiones. Más sano y natural que el dulzor de una planta imposible.

En cuanto a tu repostería, la solución perfecta podría pasar por endulzar con un vaso de zumo de frutas natural o con el caldo de cocción resultante de un puñado de uvas pasas o dátiles bien triturados. Ésta es una solución extraída de la famosa dieta macrobiótica que culinariamente origina muy buen resultado.

Alternativas saludables:

-Podrás disfrutar de un café con leche sin café, leche ni azúcar si utilizas bebida de arroz con café de cereales. Es un sustituto perfecto, además sin cafeína apto para tomar a cualquier hora.

-Infusiones de frutas del bosque: ésta es tu solución si buscas algo dulce para calmar tu apetito goloso. Si le añades vinagre de manzana y un poco de stevia (asegúrate de su procedencia y calidad…) harás de ésta infusión una gran aliada por su gran sabor.

-Limonada alcalina: El limón es muy bajo en calorías. Si consigues hielo picado, stevia de calidad y un chorrito de zumo de limón tendrás una bebida sana, ultra alcalinizante y refrescante apta para cualquier miembro de tu familia.

-Yerba mate: Actualmente se puede encontrar con bastante facilidad en cualquier supermercado. Al principio su sabor puede resultarte muy fuerte. Dale una oportunidad; ocurre exactamente de la misma forma como la cerveza cuando la pruebas de pequeño: su sabor te amarga hasta que un día no puedes pasar sin ella. Personas ex fumadoras que lo han consumido ratifican que su sabor se asemeja al del tabaco, aunque por supuesto no tiene una sola contraindicación. Es una excelente opción quemagrasas, adelgazante, laxante, con un efecto anorexígeno muy útil si estás buscando una pérdida de peso.

Contiene mateína, una sustancia que tiene efectos parecidos a la cafeína pero sin efectos nocivos Indaga un poco más a cerca de esta maravillosa planta. Su sabor te enganchará poco a poco a la vez que te llena de salud.

Como podéis comprobar, existen muchas opciones para llenar nuestra vida de sabores agradables y realmente pobres en calorías, solo que por intereses creados sólo se dan a conocer los refrescos de las grandes multinacionales.

Recuerda que un estilo de vida fitness no es sólo conseguir un cuerpo musculoso o delgado llevando una dieta con alimentos bajos en grasa, carbohidratos y alta en proteínas. El fitness es toda una filosofía que radica en alimentos limpios y un estilo de vida saludable que revierten de manera directa a tu bienestar a todos los niveles.

Etiquetas: AdelgazarAzucaresbajar pesobienestarCaloríasEdulcorantesPerder pesoSaludSteviavida saludable
Rebeca Crucera

Autor Rebeca Crucera

Pacense. Apasionada de la nutrición natural y del fitness. Ex-vegana y conocedora de regímenes nutricionales alternativos. Practicante de macrobiótica mediterránea. Conozco la medicina tradicional, parte de medicina china, ayurvédica y natural.

Deja un comentario