Frutas y Verduras: La mejor opción

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Elige frutas y verduras naturales y de calidad para mejorar tu salud.

Una vez que comiences a agregar frutas y verduras a tu plan de alimentación saludable, querrás seguir comiendo estos para siempre. Aprende lo que debes buscar a la hora de elegir productos como parte de una dieta saludable.

Es probable que no te sorprenda que la mayoría de personas no consumen suficientes frutas y verduras. Las Guías Alimentarias sugieren que cada persona coma cuatro tazas y media o nueve porciones de frutas o verduras cada día. Muchas personas encuentran esto difícil de manejar, pero con un poco de creatividad y la información correcta, es tan fácil como hacer un pastel de manzana.

Alimentación Saludable: ¿Por qué necesitas una dieta saludable?

¿Qué puede una dieta rica en estos alimentos saludables hacer por ti? Además de ser un ingrediente delicioso para tus comidas, las frutas y verduras tienen beneficios increíbles para la salud. Las personas que comen una variedad de frutas y verduras por lo general tienen una menor incidencia de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes , derrames cerebrales y ciertos tipos de cáncer.

Las frutas y verduras ofrecen una espectacular variedad de sabor, textura y nutrición que está a la espera de ser aprovechado. Aquí hay algunos consejos para ayudarle a maximizar los beneficios para la salud de comer estos productos:

Elije un arco iris de colores.

Las frutas y verduras de color, ricamente contienen más nutrientes en comparación con las más pálidas. Te sugiero la espinaca de color oscuro como una alternativa saludable a la palidez de la lechuga iceberg. Productos de colores brillantes como el tomate, la zanahoria, pomelo rosado, mango, y guayaba son una buena fuente de carotenoides, una forma de vitamina A, que puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón.

Color verduras y frutas

Ten cuidado con los alimentos “saludables” pre-envasados. Un estudio reciente descubrió que muchas de las comidas pre-empaquetadas que anuncian la inclusión de frutas y verduras contenía una gran cantidad de sal y no tenían mucho de fibra. Para evitar esto, prepara tanta comida como puedas tu mismo, por lo que así sabes exactamente lo que estás comiendo. Trata de usar ingredientes reducidos en sal o sin sal agregada en tus recetas, y el uso de hierbas y especias en lugar de sal para dar sabor a los alimentos.

También puedes usar sal rosa del Himalaya un tipo de sal libre de contaminantes, rica en minerales y oligoelementos como el calcio, hierro, magnesio y potasio. Su color rosado proviene del hierro. Es la mas pura y beneficiosa que existe.

Recuerda, lo fresco es lo mejor. Los productos frescos son más saludable en términos de contenido de vitaminas y nutrientes. Fuera de temporada, las frutas y verduras congeladas son una muy buena segunda opción. Estos suelen ser cosechados cuando están maduros y congelados de inmediato, por lo que no pierden mucho contenido nutritivo durante el procesamiento. Las Conservas vegetales, aunque todavía sanas, deben ser la última opción, porque muchas de las vitaminas C y B son destruidas en el proceso de cocción.

Presta atención a la preparación. Obtendrás el mayor beneficio de frutas y verduras si se comen crudas. Si las cocinas, elige al vapor en lugar de hervir, para que no pierda las vitaminas en el agua de cocción. La reutilización del agua de la cocción de verduras puede ser buena: “Si utilizas el agua que queda de agua o vapor, puede conservar algunas de las vitaminas que se perdieron. Por ejemplo, trata de usar el agua de papa al hacer la salsa “.

Alimentación Saludable: Consejos rápidos para comer más productos agrícolas

Prueba estas ideas en tu menú para aumentar tu consumo de frutas y verduras:

  • Inicia tu día con un desayuno de cereales o avena con rebanadas de plátano, fresas frescas o arándanos.
  • Mezcla un poco de fruta fresca, yogur y miel para un delicioso batido de desayuno.
  • Añade las verduras como la espinaca, champiñones y pimientos para una tortilla.
  • Ten un pedazo de fruta fresca con tu almuerzo o como merienda.
  • Añade una ensalada verde para la cena. Adiciones simples como pimientos amarillos, tomates, aguacate puede hacer que sea más interesante.
  • Utiliza las verduras como aderezo para comidas fáciles, como pizza o pasta.
  • Guarda un poco de frutos secos a mano como una merienda rica en energía.

Hay muchas maneras de agregar frutas y verduras a tu dieta.

Comienza por agregar algunas frutas y verduras cada día y, ya una vez que esto se convierta en parte de tu rutina, comienza a agregar algunas más. Antes de que te des cuenta, estarás eligiendo bien tu camino hacia una dieta saludable rica en productos naturales.

Compartir.

Sobre el Autor

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.