Inactividad física, ¿es saludable?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

inactividad-ejercicio

Frente a un mundo cada vez más tecnológico y evolucionado donde disponemos de tan diferentes dispositivos para facilitarnos la vida, también ocasiona graves problemas a la salud por el estilo de vida que llevamos (más sedentarismo y menos actividad al cuerpo).

Por tanto, ¿qué le ocurre al cuerpo cuando no tiene actividad? La respuesta es simple citando la frase de Hipócrates, “lo que se usa se desarrolla, lo que no se usa se atrofia.” Es decir, el cuerpo va a estar predispuesto a la enfermedad mas que a la salud.

El mundo evoluciona y nosotros con él. Apenas nos damos cuenta y seguimos viviendo de manera rápida, acelerada y acomodada creando unos hábitos malos que conllevan a un estrés personal, el cual va a variar nuestra postura, nuestra conducta y comportamiento, afectando a mantener un buen bienestar llevándonos a un deterioro físico, mental y EMOCIONAL, e incluso enfermedad.

No olvidemos que el cuerpo es una unidad de esas tres partes, con lo cual hay que tomar conciencia, asumir y entrenarlas con responsabilidad volviendo a la reeducación de la persona.

¿Por qué deberíamos optar por esa medida? ¿Por qué deberíamos volver a educarnos? Si partimos de la idea de que “lo único constante en la vida es el cambio” y el mundo evoluciona con cambios, nosotros debemos de usar una mentalidad inteligente y una actitud saludable para volver a aprender y adaptarnos a los cambios, con plena consciencia, para optar de hábitos buenos y no dejarnos influenciar por todo el BOOM de la publicidad u otros medios y empezar a dar un ejemplo mejor a los que vienen detrás (sean hijos, sobrinos, primos, etcétera). No olvidemos que somos el 80 % aprendizaje  del ejemplo de nuestro entorno. Por eso, no es lo mismo estar en un entorno sano y agradable que todo lo contrario.

Aún sabiendo esto,  ¿por qué seguimos siendo sedentarios? ¿por qué no se llega a que las personas se involucren tanto en el deporte siendo éste, el mejor remedio y medicamento para la salud? Tan simple como que, la sociedad no dispone de conocimiento previo sobre una educación física y una educación nutricional para conocer, crear y establecer el hábito de la cultura saludable.

Aquí unos consejos de cómo se podría mejorar los hábitos en niños trabajando con sus adultos del entorno en el que se mueve:

  1. Predicar ejemplo.
  2. Fuera tecnología. Conseguir un buen uso de ella sin crear el hábito de dependencia es lo ideal.
  3. No ser rígidos. El sistema neurológico de un niño no está preparado para el ritmo de vida que llevamos los adultos, por lo que el estrés y ansiedad de los adultos se lo puede trasladar al niño.Lo ideal es dar el recurso cognitivo seleccionando los estímulos para su desarrollo y evolución, sin ser nosotros (los adultos) el origen del bloqueo y estrés.
  4. Normalizar el problema.
  5. Coherencia entre familia y escuela.
  6. Cuanto menos procesado esté el alimento, más saludable.
  7. Cuidado con la publicidad. No todo lo que se ve, es bueno. Confiar y optar por un criterio propio.
  8. Muévete. La salud entiende de movimiento corporal, la enfermedad no. El cuerpo humano está diseñado para cualquier tipo de actividad (andar, bailar, caminar, correr, saltar, trotar, etcétera). La inactividad física (reconocida por la Organización mundial de la Salud como 4º factor de riesgo para la mortalidad); cuanto mas temprano se involucre la persona con el deporte.

El deporte cumple una serie de beneficios, que son los siguientes:

Cualquier persona tiene las herramientas suficientes para optar del cuerpo que desea tener y aumentar su rendimiento físico.

Sólo es cuestión de cuidar la alimentación para proporcionar al cuerpo la energía y nutrientes necesarios en cada momento, adoptar una actitud saludable, planificar, preparar y seguir progresando. Por tanto, a las preguntas de: ¿somos lo que comemos y los que nos movemos? La respuesta es clara: Si. La solución también: sólo está en uno mismo para gozar de buena o mala salud. Prevención y reeducarnos, SIEMPRE Y ES la mejor opción

“Piensa bien, actúa bien”

“No hagas ejercicio, haz deporte”

“No comas menos, come mejor”

Compartir.

Sobre el Autor