close

LECHE DE CABRA, PERFECTA PARA LOS CABRITOS…LECHE DE YEGUA PERFECTA PARA LOS POTROS, ¿LECHE DE VACA PERFECTA PARA LOS HOMBRES?

Beber-leche
La leche contiene proteínas tales como caseína y suero que pueden ayudar a que se recuperen los músculos después de una actividad física.

En lo que se refiere a leche, los bandos están bien determinados, igual que en la política o estás totalmente a favor y sin ninguna duda atacas a quien habla mal de cualquier liquido de ubre o estás totalmente en contra y defiendes a capa y espada que la leche es venenosa como el amianto no hay medias tintas.

Entre la leche es un alimento horrible y es un súper alimento de los dioses hay una escala de grises muy grande.

Si añadimos el término “leche y salud” en pubmed aparecen 1115 publicaciones y teniendo en cuenta que este artículo NO puede tener 12 tomos, nos centraremos en el consumo de leche únicamente, ni que decir que muchos lácteos los evaluaría por separado ya que las variables son muy distintas entre ellos, así que, en lo que se refiere a la leche de vaca:

A TENER EN CUENTA: la leche de vaca que compramos en el supermercado, suele provenir de un animal estabulado, inmóvil en un recinto diminuto, ultramedicado…

Tras leer un artículo publicado en gotmilk.com, y un dietista que recomienda en Facebook un lácteo en cada comida, no importa cual, tenía que escribir un artículo que revise parte de la ingente literatura al respecto.

ATENCIÓN: Hay que tener en cuenta que hacer estudios a favor de beber litros de leche de vaca, tiene muchos patrocinadores y no podemos obviar la influencia de una industria multimillonaria, en contra de los que publiquen a favor de NO beber leche, ya que posicionarte en contra posiblemente no atraiga fondos millonarios ya que incitar a dejar la leche no te traerá posiblemente ningún “sponsor”.

El 65% de las personas en el mundo tienen malestar digestivo al tomar leche, publicado en Humans genetics 2009, por Ingram y mulcare, la excepción a la regla es el norte de Europa, manteniendo estos, una alta actividad de la encima lactasa tanto en la niñez como en el resto de etapas de la vida según publicaron Cordain, Hickey y Gepso en 2011 en la Cambridge Press, lo que hace pensar que posiblemente no estemos adaptados perfectamente a este alimento debido al “poco” tiempo que llevamos expuestos a él, aunque 300 generaciones pueden parecer mucho tiempo, para la evolución humana es un tiempo irrisorio.

HUESOS FUERTES, UNICORNIOS y OTROS MITOS.

Existe ya mucha evidencia sobre la “engañosa” afirmación sobre la leche y los huesos, empezando por un estudio que con 78.000 mujeres de entre 34 y 59 años, llevado a cabo durante 12 años, varios profesores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos y que fue publicado en el American Journal of Public Health en 1997, sus conclusiones desmienten la tesis de que un mayor consumo de leche u otras fuentes alimenticias de calcio por mujeres adultas, las proteja de fracturas propias de la osteoporosis como son las de cadera o antebrazo.

Mas tarde el Proyecto Cornelleford, en China sobre la Salud y Medio Ambiente que se inicio en 1983 con un estudio pormenorizado de los hábitos cotidianos de 6.500 habitantes de 65 provincias dispersas de la China rural, ya que constituye una de las investigaciones mas rigurosas y concluyentes efectuadas en materia de salud, ese trabajo demostró — entre otras cosas – que la leche animal desmineraliza a los adultos, es decir, se comprobó que las mujeres que no tomaban leche de vaca y sus únicos alimentos eran arroz, los vegetales, la soja y sus derivados NO padecían osteoporosis. Y que, sin embargo, si dejaban esa dieta e introducían la leche de vaca, sus niveles de calcio  bajaban y aumentaba la incidencia de esta patología.

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el doctor John McDougall, médico nutricionista del St Helena Hospital de Napa (California, Estados Unidos) sabemos también que la mujeres de la etnia bantú, no toman leche pero si calcio procedente de fuentes vegetales y, sin embargo, a pesar de que tienen una media de 10 hijos y los amamantan durante largos periodos, no padecen osteoporosis.

Otro ejemplo de la relación entre leche y osteoporosis lo constituye el trabajo del doctor William Ellis, ex presidente de la Academia Americana de Osteopatía, quien estableció que las personas que toman de 3 a 5 vasos de leche diarios presentan niveles mas bajos de calcio en sangre.

Más tarde un meta-análisis de 2007 con 170.000 mujeres y 68.000 hombres en la escuela de Harvard encontraron que un mayor consumo de calcio no tuvo ningún efecto sobre la fractura de cadera al igual que el análisis del doctor Bichoff y el doctor Dawson y compañeros, publicado en el American Journal of Nutrition 2007, en los que encontraron similares resultados en un metaanálisis de 39.500 hombres y mujeres en Europa, en el estudio de Harvard (15) un análisis de 5 ensayos experimentales en humanos, no mostró beneficios de los suplementos de calcio sobre las fracturas vertebrales, pero además estos últimos encontraron que un aumento de la ingesta de calcio en realidad aumentada el riesgo de fractura de cadera, después en 2010 un meta-análisis (12) examinó específicamente el consumo de leche y el riesgo de fractura la cadera, encontraron también que la ingesta baja de leche no aumentó el riesgo de fracturas, ni tampoco una alta ingesta las previene..,

En febrero del 2005 el American Journal of clinical Nutrition público, la lista de los alimentos que contenían los 13 nutrientes más escasos y relevantes en la dieta occidental, apareciendo la leche detrás de las verduras, el marisco, las carnes magras y la fruta fresca en lo que se refiere a la densidad de estos nutrientes.

HORMONAS EN LA LECHE…SI ASÍ ES.

Aunque nos han vendido la leche de vaca como un líquido que solo contiene cosas buenas como calcio y vitamina D parte de la leche de la vaca y de muchos de los medicamentos que toma así como de sus hormonas pasan a la leche que bebemos. ( 10,11,33,36,39,40,51,64,65,91 ,92,95, 111).

Solo por el numeral algunos de ellos insulina, factor de crecimiento insulínico tipo 1, betacelulina, hormonas esteroideas como el estrógeno, la progesterona, la androstenodiona, la testosterona, bioactivos como: la relaxina, la hormona liberadora de tirotropina, lactoglobulina, plasmina, albúmina de suero bovino, antiplasmina…y un largo etc siendo las interacciones entre ellas y nuestro entorno celular, muy difíciles de prever.

PROBLEMAS DE SALUD RELACIONADOS CON LA LECHE.

Alergias

La leche está en el número uno del ranking mundial de alergia de los alimentos (85) un estudio realizado por el director de la Universidad del Sur de Dinamarca (54) reveló que el 50% de todos los niños que eran alérgicos a la leche más tarde desarrollaban una amplia variedad de alergias a otros alimentos durante su pubertad incluso podrían desarrollar diabetes tipo 1, los doctores lotes y Lindeberg en la Universidad de Lund demostraron que el 90% de los niños que dejaban de beber leche de vaca hacían desaparecer sus cólicos, en 2014 ya no se recomendaba dar leche de vaca a los menores de 1 año.

Cáncer

La leche y el cáncer tienen una amplia literatura en relación uno del otro, existen varios factores que podrían dar lugar a esta relación, como se trata de un tema muy enrevesado del que podríamos escribir durante meses y que la ciencia aun no tiene del todo claro, no podemos realizar hipótesis arriesgadas, nos vamos a remitir a algunos estudios que los han relacionado significativamente.

En 1989 una investigación holandesa concluyó que las personas que toman tres o más vasos de leche diaria tienen 2 veces más probabilidades desarrollar cáncer de pulmón de los que no toman llegaron a esta misma conclusión en el Roswell Park Memorial Institute de Nueva York que encontraron que las personas que beben tres o más vasos de leche al día tienen el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que los que no toman.

En 1992 el doctor John Mann y Campbell escribieron un artículo en el que se evidenciaba que la proteína de la leche, caseína promueve el cáncer en estudios en animales.

Más tarde en 2009, Lanou público en el American Journal of Clinical Nutrition que tras analizar varios estudios pudo observar que una mayor ingesta de productos lácteos estaba relacionada con un mayor riesgo de cáncer de próstata así como un mayor riesgo de cáncer de ovario.

ENFERMEDADES CORONARIAS

En 1993 un estudio epidemiológico del doctor Savage y sus compañeros involucraron a 40 países y demostraron que la leche y sus componentes tuvieron una mayor relación con la mortalidad por enfermedad cardiovascular que cualquier otro alimento estudiado a resultados similares llegaron los doctores Renaud y Lorgeryl en 1989 (100) por su parte el doctor, AppleBy y sus colaboradores en 1999 (8) después el doctor Segall (107,108) y los doctores Moss y Freed en 2003.

Es importante mencionar que un reciente metaanálisis en 2011 por la Escuela de Salud Pública de Harvard no encontró relación alguna entre el empeoramiento de las enfermedades cardíacas aunque hay que decir que la leche y los productos lácteos tampoco hicieron nada bueno por estos enfermos.

Otro metanálisis en 2010 publicado en el British Journal of Medicine por el Dr volante de la Universidad de Oakland confirmaron los riesgos para la salud de el exceso de calcio, sus análisis integrales que implicaron 26 estudios independientes con más de 20.000 sujetos reveló que suplementarse con alimentos altos en calcio aumentaba significativamente el riesgo de padecer ataques cardíacos y muerte súbita.

El doctor Reid publicó un estudio en 2010 en la revista Clinical Endocrinology de Oxford en la que demostraba qué aumentar el consumo de calcio podría ser un riesgo significativo para la enfermedad cardiovascular, siendo esta hipótesis también apoyada por el doctor Hansson en 2005 en un estudio publicado en la North England Journal medicine sobre la arteroesclerosis y la inflamación.

Como colofón el Dr Michaelsson y sus colegas publicaron un gran estudio observacional de cohorte en Suecia y encontraron que las mujeres que consumían más de 3 vasos de leche al día tenían el doble de posibilidades de morir por cualquier causa qué aquellas que bebían menos de un vaso de leche además los que bebían más leche no mejoro su salud o sea de hecho tenían más fracturas de cadera.

…..Conclusión….loading

Hay que decir que me he quedado sorprendido de la cantidad de estudios que relacionan la leche con diferentes enfermedades como la diabetes, el acné, el exceso de moco y varios tipos de cáncer, existe una cantidad muy grande de estudios que hablan de esta relación es por lo que sería muy sesgado no tener en cuenta tal cantidad de literatura, cómo habéis visto es imposible abordar esta controversial idea desde un artículo tan corto, la maravilla de las publicaciones médicas es que seguramente encontremos la misma cantidad de estudios que digan que la leche es un alimento increíble y fantástico…entre la leche como un veneno o como un alimento de los dioses existe una variedad muy grande de grises en la que seguramente se encuentra la verdad.

Referencias:

1. Adebamowo, CA Spiegelman D, Danby FW, Frazier AL, Willett WC, Holmes MD. el consumo de lácteos en la dieta de la escuela secundaria y el acné adolescente. J Am Acad Dermatol; 52 (2): 207-14, 2005.

2. Adebamowo, CA Spiegelman D, Berkey CS, Danby FW, Rockett HH, Colditz GA, Willett WC, Holmes MD. El consumo de leche y el acné en mujeres adolescentes. Dermatol J en línea; 12 (4): 1, 2006.

3. Adebamowo CA, Spiegelman D, Berkey CS, Danby FW, Rockett HH, Colditz GA, Willett WC, Holmes MD. El consumo de leche y el acné en varones adolescentes. J Am Acad Dermatol. 2008 Mayo; 58 (5): 787-93

4. Adly L, Colina D, Sherman ME, SR esturión, miedos T, C Mies, Ziegler RG, Hoover RN, las concentraciones séricas de Schairer C. estrógenos, la hormona sexual globulina de unión, y los andrógenos y el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas . Int J Cancer. 2006 Nov 15; 119 (10): 2402-7.

5. Alcock N, Macintyre I. Interrelación de la absorción de calcio y magnesio. Clin Sci. 1962 Apr; 22: 185-93.

6. Loftus RT, Ertugrul O, Harba AH, El-Barody MA, MacHugh DE, Parque SD, Bradley DG. Una encuesta de microsatélites de ganado de un centro de origen: el Cercano Oriente. Mol Ecol.1999 Dec; 8 (12): 2015-22.

7. Artaud-Wild S et al. Las diferencias en la mortalidad coronaria pueden explicarse por las diferencias en el colesterol y la ingesta de grasas saturadas en 40 países, pero no en Francia y Finlandia. Circulation 1993; 88: 2771-79.

8. Appleby PN, Thorogood M, Mann JI, Key TJ. El Estudio de Oxford vegetariana: una visión general. Am J Clin Nutr. 1999 Sep; 70 (Suppl 3): 525S-531s.

9. Bartley J, McGlashan SR.Does leche aumentan la producción de moco? Las hipótesis Med. 2010 Apr; 74 (4): 732-4.

10. Bastian SE, Dunbar AJ, Priebe IK, Owens PC, Goddard C. La medición de los niveles de betacelulina en suero bovino, el calostro y la leche. J Endocrinol. 2001 Ene; 168 (1): 203-12.

11. Belvedere P, Gabai G, Dalla VL, et al. La aparición de enzimas esteroidogénicas en la glándula mamaria bovina en diferentes etapas funcionales. J Steroid Biochem Mol Biol 1996; 59: 339-47.

12. Bischoff-Ferrari HA, Dawson-Hughes B, Baron JA, JA Kanis, Orav EJ, Staehelin HB, Kiel DP, Burckhardt P, Henschkowski J, D Spiegelman, Li R, Wong JB, Feskanich D, Willett WC. El consumo de leche y el riesgo de fractura de cadera en hombres y mujeres: Un meta-análisis de estudios de cohorte prospectivo. J Bone Miner Res. 2010 14 de Oct.

13. Bischoff-Ferrari HA, Shao A, B Dawson-Hughes, Hathcock J, Giovannucci E, Willett WC. evaluación de riesgo-beneficio de la suplementación de vitamina D. Osteoporos Int. 2010 Jul; 21 (7): 1121-1132.

14. Bischoff-Ferrari HA. Los niveles óptimos de suero de 25-hidroxivitamina D para varios resultados de salud. Adv Exp Med Biol. 2008; 624: 55-71

15. Bischoff-Ferrari HA, Dawson-Hughes B, Baron JA, et al. La ingesta de calcio y el riesgo de fractura de cadera en hombres y mujeres: un meta-análisis de estudios de cohorte prospectivos y ensayos controlados aleatorios. Am J Clin Nutr 2007; 86: 1780-90.

16. Bolland MJ, Avenell A, Baron JA, gris A, MacLennan GS, GD Gamble, Reid IR. Efecto de los suplementos de calcio sobre el riesgo de infarto de miocardio y los eventos cardiovasculares: meta-análisis. BMJ. 2010 Jul 29; 341: c3691

17. Briggs RD, Rubenberg ML, O’Neal RM, Thomas WA, Hartroft WS. El infarto de miocardio en pacientes tratados con Sippy y otras dietas altas en la leche: un estudio de autopsias de quince hospitales de los EE.UU. y Gran Bretaña.Circulación. 1960 Apr; 21: 538-42.

18. Hiendleder S, Kaupe B, Wassmuth R, el análisis molecular de A. Janke preguntas ovejas salvajes y domésticos nomenclatura actual y proporciona evidencia de la domesticación de dos subespecies diferentes. Proc Biol Sci. 2002 Mayo 7; 269 (1494): 893-904.

19. Castillo-Duran C, Solomons NW. Los estudios sobre la biodisponibilidad de cinc en los seres humanos. IX. Interacción de carne de vacuno y zinc con hierro, calcio y lactosa. Nutr Res 1991; 11: 429-38.

20. Chen H, E O’Reilly, McCullough ML, Rodríguez C, Schwarzschild MA, EE Calle, Thun MJ, Ascherio A. El consumo de productos lácteos y el riesgo de la enfermedad de Parkinson. Am J Epidemiol.2007 Mayo 1; 165 (9): 998 a 1006.

21. Clyne, PS, Kulczycki, A. La leche materna humana contiene IgG bovina. Relación con el cólico infantil? Pediatría. 1992; 87: 439-444.

22. Cordain L, Lindeberg S, M Hurtado, Colina K, Eaton SB, Brand-Miller J. El acné vulgar: una enfermedad de la civilización occidental. Arco Dermatol. 2002 Dec; 138 (12): 1584-1590.http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2002

23. Cordain L. Las características nutricionales de una dieta contemporánea sobre la base de grupos de alimentos paleolíticos. J Am Nutraceut Assoc 2002; 5: 15-24. http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2002

24. Cordain L, Eaton SB, Sebastian A, Mann N, S Lindeberg, Watkins BA, O’Keefe JH, Brand-Miller J. Orígenes y evolución de la dieta occidental: implicaciones para la salud para el siglo 21. Am J Clin Nutr. 2005 Feb; 81 (2): 341-54.http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2005

25. Cordain L. Implicaciones para el papel de la dieta en el acné. Semin Cutan Med Surg. 2005 Jun; 24 (2): 84-91 http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2005

26. implicaciones Cordain L. Alimentarias para el desarrollo del acné: un cambio de paradigma. En: US Dermatología de la opinión II de 2006, (Ed, Bedlow, J.). Toque Briefings Publicaciones, Londres, 2006. http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2006

27. Couet C, Jan P, Debry G. La lactosa y cataratas en los seres humanos: una revisión. J Am Coll Nutr 1991; 10: 79-86.

28. Davies DE, Chamberlin SG. Diana es el receptor del factor de crecimiento epidérmico para el tratamiento de carcinomas. Biochem Pharmacol.Mayo de 1996 3; 51 (9): 1101-1110.

29. Davies DF, Davies JR, Richards MA. Los anticuerpos para la proteína se reconstruyen secaron la leche de vaca en la enfermedad cardíaca coronaria. J Atherocler Res 1969; 9: 103-07.

30. Deeth HC. la leche homogeneizada y la enfermedad aterosclerótica: Una revisión. J. Dairy Sci 1983; 66: 1419-35.

31. Una de Rougemont, Normand S, Nazare JA, Skilton MR, Sothier M, S Vinoy, los efectos beneficiosos de M. Laville un régimen índice glucémico bajo 5 semanas en el control de peso y los factores de riesgo cardiovascular en sujetos no diabéticos con sobrepeso. Br J Nutr. 2007 Dec; 98 (6): 1288-1298.

32. ingestas dietéticas de referencia para el calcio y vitamina D. Instituto de Medicina de la Academia Nacional de 2010, .aspx

33. Dunbar AJ, Priebe IK, Belford DA, Goddard C. Identificación de betacelulina como un factor importante de crecimiento peptídico en la leche: purificación, caracterización y clonación molecular de betacelulina bovina. Biochem J. 1999 Dic 15; 344 Pt 3: 713-21.

34. Evans GH et al. Asociación de la deficiencia de magnesio con efectos del calcio bajar la presión arterial. J Hipertensión 1990; 8: 327-337.

35. Evershed RP, Payne S, Sherratt AG, Copley EM, Coolidge J, Urem-Kotsu D, et al. La fecha más temprana para el uso de leche en el Cercano Oriente y el sureste de Europa vinculada a la ganadería. Naturaleza. 2008 Sep 25; 455 (7212): 528-31

36. Farlow DW, Xu X, Veenstra TD. La medición cuantitativa de metabolitos endógenos de estrógeno, factores de riesgo para el desarrollo de cáncer de mama, en productos lácteos comerciales por LC-MS / MS. J Chromatogr B Analyt Technol Biomed Life Sci. 2009; 877 (13): 1327-1334.

37. Los campos M, Lewis CG, Lure MD. La deficiencia de cobre en ratas: el efecto del tipo de proteínas en la dieta. J Am Coll Nutr 1993; 12: 303-06.

38. Foster-Powell K, Holt SH, Brand-Miller JC. tabla internacional de índice glucémico y la carga glucémica valores: 2002. Am J Clin Nutr. 2002 Jul; 76 (1): 5-56.

39. Ganmaa D, Wang PY, Qin LQ, Hoshi K, Sato A. ¿La leche es responsable de trastornos reproductivos masculinos? Las hipótesis Med.2001 Oct; 57 (4): 510-4.

40. Ganmaa D, Sato A. El posible papel de las hormonas sexuales femeninas en la leche de las vacas preñadas en el desarrollo de los cánceres de mama, de ovario y de cuerpo uterino. Las hipótesis Med. 2005; 65 (6): 1028-1037.

41. Ganmaa D, H Tezuka, Enkhmaa D, K Hoshi, la leche de vaca Sato A. comerciales ‘tiene actividad uterotrófica en el útero de las ratas ovariectomizadas jóvenes y ratas inmaduras. Int J Cancer. 2006 1 de mayo; 118 (9): 2363-5

42. Gannon MC, Nuttall FQ, Krezowski PA, Billington CJ, Parker S. Las respuestas a la insulina en suero y de glucosa en plasma a la leche y los productos de fruta en pacientes diabéticos tipo 2 (no insulino-dependiente).Diabetologia. 1986 Nov; 29 (11): 784-91.

43. Gao X, LaValley MP, Tucker KL. Los estudios prospectivos de productos lácteos y la ingesta de calcio y el riesgo de cáncer de próstata: un meta-análisis. J Natl Cancer Inst. 2005 Dic 7; 97 (23): 1768-1777.

44. Genkinger JM, Hunter DJ, Spiegelman D, et al.Los productos lácteos y el cáncer de ovario: un análisis combinado de 12 estudios de cohortes. El cáncer Epidemiol Biomarkers Prev. 2006 Feb; 15 (2): 364-72

45. Gerrior S, Bente I. 2002. Contenido de nutrientes de los alimentos de Estados Unidos, 1909-1999: Un informe de síntesis. USDA, Centro de Política y Promoción de Nutrición. Informe de Investigación de la Economía Familiar No. 55

46. ​​Gravis G, Bladou M, N Salem, Gonçalves A, B Esterni, J Walz, Bagattini S, Marcy M, S Brunelle, Viens P. Los resultados de un ensayo de fase II monocéntrico de erlotinib en pacientes con cáncer de próstata metastásico. Ann Oncol. 2008 Sep; 19 (9): 1624-8

47. Gueux E, CUBIZOLLES C, L Bussière, Mazur A, Rayssiguier Y. y col. La modificación oxidativa de las lipoproteínas ricas en triglicéridos en ratas con hipertrigliceridemia siguientes deficiencia de magnesio. Los lípidos 1993; 28: 573-75.

48. Hallberg L, Rossander-Hulten L, M Brune, Gleerup A. El calcio y la absorción de hierro: mecanismo de acción e importancia nutricional.Eur J Clin Nutr. 1992 May; 46 (5): 317-27.

49. SE Hankinson, Eliassen AH. estrógenos endógenos, los niveles de testosterona y progesterona en relación con el riesgo de cáncer de mama. J Steroid Biochem Mol Biol. 2007 Ago-Sep; 106 (1-5): 24-30

50. Luikart G, Gielly L, L Excoffier, JD Vigne, Bouvet J, P. Taberlet orígenes maternos múltiples y la débil estructura filogeográfico en cabras domésticas. Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 2001 tal vez 8; 98 (10): 5927-32.

51. Hartmann S, M Lacorn, ocurrencia Steinhart H. natural de las hormonas esteroides en los alimentos. Food Chem 1998; 6: 7-20.

52. Hartroft WS. La incidencia de la enfermedad coronaria en pacientes tratados con la dieta de Sippy. Am J Clin Nutr. 1964 Oct; 15: 205-10

53. Henson ES, Gibson SB. Sobrevivir a la muerte celular a través del factor de crecimiento epidérmico (EGF) las vías de transducción de señales: Implicaciones para la terapia del cáncer.Señal Celular. 2006 Dec; 18 (12): 2089-97.

54. host A. La frecuencia de alergia a la leche de vaca en la infancia. Ann Allergy Asthma Immunol. 2002 Dec; 89 (6 Suppl 1): 33-7.

55. Holt SH Miller JC, Petocz P. Un índice de insulina de los alimentos: la demanda generada por la insulina-1000 kJ porciones de alimentos comunes. Am J Clin Nutr. 1997 Nov; 66 (5): 1264-76

56. Hormigueros K, Lehy T. expresión del desarrollo de la transformación de las proteínas del receptor del factor de crecimiento del factor-alfa y de crecimiento epidérmico en el páncreas y el tracto digestivo humano. Cell Tissue Res. 1994 Dec; 278 (3): 439-50.

57. Horner SM et al. Eficacia de magnesio por vía intravenosa en el infarto agudo de miocardio en la reducción de las arritmias y la mortalidad.metanálisis de magnesio en el infarto agudo de miocardio. Circulation 1992; 86: 774-79.

58. Hoppe C, C Mølgaard, Vaag A, Barkholt V, Michaelsen KF. El consumo elevado de leche, pero no carne de aumento s-insulina y resistencia a la insulina en los niños de 8 años de edad. Eur J Clin Nutr. 2005 Mar; 59 (3): 393-8

59. Hoyt G, Hickey MS, Cordain, L. La disociación de las respuestas glucémicas y insulinaemic a leche entera y desnatada. Br J Nutr. 2005 Feb; 93 (2): 175-7

60. Ingram CJ, Mulcare CA, Itan Y, Thomas MG, trago de DM. digestión de la lactosa y la genética evolutiva de persistencia de la lactasa. Hum Genet. 2009 Ene; 124 (6): 579-91

61. Jakobsson I, proteínas de leche de vaca Lindberg T. causo cólicos del lactante en los bebés alimentados con leche materna: un estudio doble ciego cruzado. Pediatría. 1983 Feb; 71 (2): 268-71.

62. Kanis JA, Johansson H, Oden A, De Laet C, Johnell O, Eisman JA, Mc Closkey E, D Mellström, Pols H, J Reeve, Silman A, Tenenhouse A. Un meta-análisis de la ingesta de leche y el riesgo de fractura : de menor utilidad para la detección de casos. Osteoporos Int. 2005 Jul; 16 (7): 799-804.

63. Karas-Kuzelicki N, Pfeifer V, Lukac-Bajalo J. efecto sinérgico de alta actividad de lactasa mutaciones galactosa-1-fosfato uridil transferasa (GALT) genotipo y en la formación de la catarata presenil idiopática. Clin Biochem. 2008 Jul; 41 (10-11): 869-74.

64. Koldovský, O (1995) Las hormonas en la leche.En vitaminas y hormonas 50, 77-149 [Litwack G, editor]. Nueva York, Academic Press.

65. Koldovský, O. (1996) El potencial importancia fisiológica de sustancias con actividad hormonal transmitidas por la leche para el recién nacido. J Biol Glándula Mamaria Neoplasia 1, 317-323.

66. Kostraba JN, Cruickshanks KJ, Lawler-Heavner J, Jobim LF, Rewers MJ, Gay CE, Chase HP, Klingensmith G, Hamman RF. La exposición temprana a la leche y los alimentos sólidos de vaca en la infancia, la predisposición genética, y el riesgo de DMID. Diabetes. 1993 Feb; 42 (2): 288-95.

67. Kurahashi N, Inoue H, Iwasaki H, et al.producto lácteo, ácido graso saturado, y la ingesta de calcio y el cáncer de próstata en una cohorte prospectiva de los hombres japoneses. El cáncer Epidemiol Biomarkers Prev. 2008 Apr; 17 (4): 930-7.

68. Larsson SC, Orsini N, Wolk A. La leche, los productos lácteos y la ingesta de lactosa y el riesgo de cáncer de ovario: un meta-análisis de estudios epidemiológicos. Int J Cancer. 2006 Ene 15; 118 (2): 431-41

69. Laugesen M, enfermedad isquémica del corazón R. Elliott, la diabetes tipo 1, y la leche de vaca A1 beta-caseína. NZ Med J. 2003 Ene 24; 116 (1168): U295.

70. Liljeberg Elmstahl H & Bjorck I. leche como un suplemento para comidas mixtos pueden elevar insulinemia postprandial. Eur J Clin Nutr 2001;55: 994-999.

71. Lothe L, la proteína de suero de leche de vaca Lindberg T. provoca síntomas del cólico del lactante en los bebés alimentados con fórmula cólicos: un estudio doble ciego cruzado. Pediatría.1989 Feb; 83 (2): 262-6.

72. Luopajärvi K, E Savilahti, Virtanen SM, Ilonen J, M Knip, Akerblom HK, Vaarala O. Niveles elevados de anticuerpos de la leche de vaca en la infancia en los niños que desarrollan diabetes tipo 1 durante la infancia. La diabetes Pediatr.2008 Oct; 9 (5): 434-41.

73. Lynch SM, JJ Strain. Efectos de la deficiencia de cobre sobre las actividades de las enzimas antioxidantes hepáticos y cardíacos en lactosa y sacarosa ratas alimentadas. Brit J Nutr 1989; 61: 345-54.

74. Marshall BJ (1983). Unidentified bacilo curvado en el epitelio gástrico en la gastritis crónica activa. Lancet 1 (8336): 1273-5

75. Marshall BJ, Warren JR (1984). bacilos curvados no identificadas en el estómago de los pacientes con gastritis y úlcera péptica. Lancet 1 (8390): 1311-5.

76. McDermott CM, Beitz DC, Littledike ET, Horst RL. Efectos de la dieta de vitamina D3 sobre las concentraciones de vitamina D y sus metabolitos en el plasma de la sangre y la leche de las vacas lecheras. J Dairy Sci 1985; 68: 1959-67.

77. Meloni G, Ogana A, Mannazzu MC, Meloni T, F Carta, Carta A. alta prevalencia de absorbentes de lactosa en pacientes con catarata presenil desde el norte de Sardinia.Br J Ophthalmol. 1995 Jul; 79 (7): 709.

78. El musgo M, Freed D. La vaca y la coronaria: epidemiología, bioquímica e inmunología. Int J Cardiol. 2003 Feb; 87 (2-3): 203-16.

79. Munro JM, van der Walt JD, Munro CS, Chalmers JA, Cox EL. Un análisis de las estrías grasas immunolohistochemical aórtico humano.Hum Pathol 1987; 18: 375-80.

80. Cordain, L., Hickey, M., Kim K. La malaria y el raquitismo representan las fuerzas selectivas de la evolución convergente de la persistencia de la lactasa adulto. En: La biodiversidad en la agricultura: La domesticación, Evolución y Sustentabilidad, Gepts P, T Famula, Bettinger R et al. (Eds.), Cambridge University Press, Cambridge, Reino Unido, 2011, pp 299-308.http://thepaleodiet.com/research-about-the-paleo-diet/#2011

81. Muslimov GF. Papel de gen del factor de crecimiento epidérmico en el desarrollo de cáncer de páncreas y la eficiencia de los inhibidores de este gen en el tratamiento de carcinoma de páncreas. Exp Biol Med Bull. 2008 Apr; 145 (4): 535-8

82. Nadler JL Buchanan T, R Natarajan, Antonipillai I, R Bergman, la deficiencia de magnesio Rude R. produce resistencia a la insulina y el aumento de la síntesis de tromboxano. Hipertensión 1993; 21: 1024-29.

83. Nanda R. Orientación del factor de crecimiento epidérmico receptor humano 2 (HER2) en el tratamiento del cáncer de mama: avances recientes y direcciones futuras. Rev Clin ensayos recientes. 2007 Mayo; 2 (2): 111-6

84. Napoli C, Ambrosio G, G Palumbo, Elia PP, M. Chiariello. lipoproteínas de baja densidad humanos se peroxidados por los radicales libres a través de reacciones en cadena provocadas por el radical superóxido. Cardiologica 1991; 36: 527-32.

85. Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (julio de 2004). “NIH Publication No. 04-5518: la alergia alimentaria: una visión general.

86. Oski, FA. No beba su leche !: Los Frightening Nuevos aspectos médicos de más del mundo sobrestima nutrientes. Wyden Books, New York, 1977.

87. Ostman EM, Liljeberg Elmståhl HG, Björck IM.La inconsistencia entre las respuestas glucémicas y insulinémica a los productos lácteos fermentados y regulares. Am J Clin Nutr 2001; 74: 96 -100.

88. Palayekar MJ, Herzog TJ. El nuevo papel de los inhibidores del receptor del factor de crecimiento epidérmico en el cáncer de ovario. Int J Cancer Gynecol. 2008 Sep-Oct; 18 (5): 879-90

89. Parque M, Ross GW, Petrovich H, Blanco LR, Masaki KH, Nelson JS, Tanner CM, encintado JD, Blanchette PL, Abbott RD. El consumo de leche y calcio en la mediana edad y el riesgo futuro de enfermedad de Parkinson. Neurología. 2005 Mar 22; 64 (6): 1047-51

90. Montaner B, Pérez-Tomas R. epidérmico receptor del factor de crecimiento (EGF-R) de localización en la membrana apical de los enterocitos del duodeno de rata. Cell Biol Int. 1999; 23 (7): 475-9.

91. Precetti AS, Oria MP, Nielsen SS. Presencia en la leche bovina de dos inhibidores de la proteasa del sistema de plasmina. J Dairy Sci 1997; 80: 1490-6.

92. Qin LQ, Él K, Xu JY. El consumo de leche y circulando nivel de factor de crecimiento I similar a la insulina: una revisión sistemática de la literatura. Int J Food Sci Nutr. 2009; 60 Suppl 7: 330-40.

93. Qin LQ, Xu JY, Wang PY, J Tong, el consumo Hoshi K. La leche es un factor de riesgo para el cáncer de próstata en los países occidentales: evidencia de los estudios de cohortes. Asia Pac J Clin Nutr. 2007; 16 (3): 467-76.

94. Qin LQ, Xu JY, Wang PY, Kaneko T, K Hoshi, el consumo Sato A. La leche es un factor de riesgo para el cáncer de próstata: meta-análisis de estudios de casos y controles. Nutr Cancer. 2004; 48 (1): 22-7

95. Qin LQ, Wang PY, Kaneko T, Hoshi K, Sato A. El estrógeno: uno de los factores de riesgo en la leche para el cáncer de próstata. Las hipótesis Med. 2004; 62 (1): 133-42.

96. Rao RK, Baker RD, Baker SS. leche bovina inhibe la degradación proteolítica del factor de crecimiento epidérmico en gástrico humano y lumen duodenal. Péptidos. 1998; 19 (3): 495-504

97. Rasmussen SA et al. Influencia de la terapia de sustitución de magnesio en la composición de lípidos en sangre en pacientes con cardiopatía isquémica. Arco Int Med 1989; 149: 1050-1053.

98. Ratnakar KS. La interacción de la galactosa y la deficiencia de proteínas en la dieta de ratas en la lente. Oftálmica Res 1985; 17: 344-48.

99. Reid IR, Bolland MJ, gris A. ¿aumento de los suplementos de calcio riesgo cardiovascular? Clin Endocrinol (Oxf). 2010 Dec; 73 (6): 689-95.

100. Renaud S, lípidos dietéticos Lorgeril M. y su relación con la enfermedad isquémica del corazón: de la epidemiología para la prevención.Int J Med 1989; 225 (Supl 1): 39-46.

101. Richter, CP, Duke, JR. Las cataratas se producen en ratas por yogur. Ciencia 1970; 168: 1372-1374.

102. Rinaldi E, L Albini, Costagliola C, De Rosa G, G Auricchio, De Vizia B, S. Auricchio alta frecuencia de absorbedores de lactosa en los adultos con catarata senil y presenil idiopática en una población con una alta prevalencia de adultos primaria malabsorción de lactosa . Lanceta. 1984 Feb 18; 1 (8373): 355-7

103. Rohrmann S, Platz EA, Kavanaugh CJ, et al.Carne y productos lácteos el consumo y el riesgo subsiguiente de cáncer de próstata en un estudio de cohorte de Estados Unidos. Cancer Causes Control de. 2007 Feb; 18 (1): 41-50.

104. Rowlands MA, Gunnell D, R Harris, Vatten LJ, Holly JM, Martín RM. Que circula péptidos similares a la insulina factor de crecimiento y el riesgo de cáncer de próstata: una revisión sistemática y meta-análisis. Int J Cancer. 2009 Mayo 15; 124 (10): 2416-29.

105. G. Santayana La vida de la razón o, las fases del progreso humano. Hijos de C. Scribner, Nueva York, 1905.

106. Schairer C, D Colina, SR esturión, miedos T, C Mies, Ziegler RG, Hoover RN, Sherman ME. Las concentraciones séricas de estrógenos, la globulina transportadora de hormonas sexuales, y los andrógenos y el riesgo de hiperplasia de mama en mujeres posmenopáusicas. El cáncer Epidemiol Biomarkers Prev. 2005 Jul; 14 (7): 1660-5.

107. JJ Segall. lactosa de la dieta como un posible factor de riesgo para enfermedades del corazón ischeemic: revisión de la epidemiología. Int J Cardiol 1994; 46: 197-207.

108. JJ Segall. Plausibilidad de lactosa de la dieta como un factor de riesgo coronario. J Nutr Environ Med 2002: 12: 217-229.

109. Seiwert TY, Cohen E. El papel emergente de EGFR y la inhibición de VEGF en el tratamiento de carcinoma de cabeza y cuello de células escamosas. La angiogénesis Oncol 2005; 1: 7-10

110. Seelig MS. Aumento de la necesidad para el magnesio con el uso de estrógeno y calcio combinado para el tratamiento de osteoporosis.Magnes Res. 1990 Sep; 3 (3): 197-215.

111. Séverin S, Wenshui X. Leche componentes biológicamente activos como nutracéuticos:. Revisión
Crit Rev Food Sci Nutr. 2005; 45 (7-8): 645-56

112. Sippy BW. Úlcera gástrica y duodenal. cura médica por una eliminación eficaz de la corrosión jugo gástrico. JAMA 1915; 64: 1625-30.

113. Smith RN, NJ Mann, Braue A, Mäkeläinen H, Varigos GA. Una dieta baja carga glicémica mejora los síntomas en pacientes con acné vulgar: un ensayo controlado aleatorio. Am J Clin Nutr. 2007 Jul; 86 (1): 107-15.

114. Soedamah-SS Muthu, Ding EL, Al-Delaimy WK, Hu FB, Engberink MF, Willett WC, Geleijnse JM. La leche y el consumo de productos lácteos y la incidencia de las enfermedades cardiovasculares y la mortalidad por todas las causas: dosis-respuesta meta-análisis de estudios de cohorte prospectivo. Am J Clin Nutr. 2011 Ene; 93 (1): 158-71.

115. Un Sugumar, Liu YC, Xia Q, Koh YS, Matsuo K. factor de crecimiento similar a la insulina (IGF) -I y la proteína de unión a IGF-3 y el riesgo de cáncer de mama antes de la menopausia: un meta-análisis de la literatura. Int J Cancer. 2004 Ago 20; 111 (2): 293-7.

116. DM Swallow. 2003. Genética de la persistencia de la lactasa y la intolerancia a la lactosa. Annual Review of Genetics 37: 197-219.

117. Thomas DE, Elliott EJ, Baur L. bajo índice glucémico o dietas de baja carga glucémica para el sobrepeso y la obesidad. Base de Datos Cochrane Syst Rev. 2007 Jul 18; (3): CD005105

118. Vaarala O, J Paronen, Otonkoski T, A ° Kerblom HK. La alimentación con leche de vaca induce anticuerpos contra la insulina en niños de un vínculo entre la leche de vaca y la diabetes mellitus insulino-dependiente? Scand J Immunol 1998: 47: 131-135.

119. Vaarala O, Knip M, Paronen J et al. la alimentación con fórmula de leche de vaca induce la inmunización primaria a la insulina en niños con riesgo genético de la diabetes tipo 1.Diabetes 1999: 48: 1389-94.

120. P. Varo Mineral equilibrio elemento y la enfermedad cardíaca coronaria. Internat J Nutr Vit Res 1974; 44: 267-273.

121. Virtanen SM, Räsänen L, Ylönen K, Aro A, Clayton D, Langholz B, Pitkäniemi J, Savilahti E, Lounamaa R, Tuomilehto J, et al. La introducción temprana de los productos lácteos asociados con un mayor riesgo de DMID en los niños finlandeses. La niñez en la Diabetes en Finlandia Grupo de Estudio. Diabetes. 1993 Dec; 42 (12): 1786-90

122. Wang conocimientos tradicionales, Bolland MJ, van Pelt Carolina del Norte, Horne AM, Mason BH, Ames RW, gris AB, Ruygrok PN, GD Gamble, Reid IR. Las relaciones entre la calcificación vascular, el metabolismo del calcio, la densidad ósea y fracturas. J Bone Miner Res. 2010 Dec; 25 (12): 2501-9

123. Wilhelm KR, Yanamandra K, Gruden MA, Zamotin V, Malisauskas M, Casaite V, Darinskas A, L Forsgren, Morozova-Roche LA. reactividad inmune hacia la insulina, su amiloide y proteína S100B en el suero de la sangre de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Eur J Neurol. 2007 Mar; 14 (3): 327-34.

124. Yudkin AM, Arnold CH. Las cataratas se producen en ratas albinas en una ración que contiene una alta proporción de lactosa o galactosa. Trans Am Soc Ophtalmol 1935; 33: 281-90.

125. Zhang J, el consumo de leche Kesteloot H. en relación con la incidencia de cáncer de próstata, mama, colon y cáncer de recto: ¿existe un efecto independiente? Nutr Cancer. 2005; 53 (1): 65-72

126. Zucker GM, Clayman CB. perspectiva de punto de interés: Bertram W. Sippy y la terapia de la úlcera. JAMA. 1983 Oct 28; 250 (16): 2198-202.

127. nutricionista Pro Software. Sistemas Axxya.http://www.nutritionistpro.com/

128. Bischoff-Ferrari HA, Willett WC, Orav EJ, Labios P, Meunier PJ, Lyon RA, Flicker L, J Wark, Jackson RD, Cauley JA, Meyer HE, Pfeifer M, Sanders KM, Stähelin HB, Theiler R, Dawson -Hughes B. Un análisis de los requerimientos de vitamina D de dosis para la prevención de fracturas agruparon. N Engl J Med. 2012 Jul 5; 367 (1): 40-9.

129. Brouwer-Brolsma EM1, Bischoff-Ferrari HA, Bouillon R, Feskens EJ, Gallagher CJ, Hypponen E, Llewellyn DJ, Stoecklin E, Dierkes J, AK Kies, FJ Kok, Lamberg-Allardt C, T Moser, Pilz S, saris WH, van Schoor NM, Weber P, R Witkamp, ​​Zittermann A, de Groot LC. Vitamina D: Qué obtenemos suficiente? Una discusión entre los expertos de vitamina D con el fin de dar un paso hacia la armonización de las ingestas dietéticas de referencia para la vitamina D en toda Europa.Osteoporos Int. 2013 Jun; 24 (5): 1567-1577.

130. Godar DE, Papa SJ, Grant WB, Holick MF. dosis de radiación UV solar de estadounidenses adultos y vitamina D (3) la producción.Dermatoendocrinol. 2011 Oct; 3 (4): 243-50

131. Holick MF. Vitamina D: una solución de D-lightful para la salud. J Investig Med. 2011 Aug; 59 (6): 872-80

132. Fock KM, Graham DY, la investigación Malfertheiner P. Helicobacter pylori: perspectivas históricas y direcciones futuras. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2013 Aug; 10 (8): 495-500.

133. Anderson JJ, Klemmer PJ. Riesgo de niveles altos de calcio en la dieta para la calcificación arterial en los adultos mayores. Nutrientes. 2013 Sep 30; 5 (10): 3964-74.

134. Hansson GK. La inflamación, aterosclerosis y enfermedad de la arteria coronaria. N Engl J Med.2005 Abr 21; 352 (16): 1685-1695.

135. Ross R. La aterosclerosis-una enfermedad inflamatoria. N Engl J Med. 1999 Ene 14; 340 (2): 115-26.

136. Melnik BC1, John SM, Plewig G. acné: indicador de riesgo para el aumento de índice de masa corporal y la resistencia a la insulina. Acta Derm Venereol. 2013 Nov; 93 (6): 644-9. doi: 10.2340 / 00015555-1.677.

137. Kwon HH, Yoon JY, Hong JS, Jung JY, Parque MS, Suh DH.Clinical y efecto histológico de una dieta baja carga glucémica en el tratamiento del acné vulgar en pacientes coreanos: un ensayo aleatorizado y controlado. Acta Derm Venereol.2012 Mayo; 92 (3): 241-6

138. Danby FW. La nutrición y el acné. Clin Dermatol. 2010 Nov-Dec; 28 (6): 598-604.

139. Bowe WP1, Joshi SS, Shalita AR. La dieta y el acné J Am Acad Dermatol. 2010 Jul; 63 (1): 124-41.

140. Ismail B1, Nielsen SS. opinión invitada: proteasa plasmina en la leche: el conocimiento actual y relevancia para la industria lechera. J Dairy Sci. 2010 Nov; 93 (11): 4999 a 5.009.

141. Arrar L, Hanachi N, Rouba K, Charef N, Khennouf S, anticuerpos oxidasa Baghiani A. Anti-xantina en el suero y el líquido sinovial de pacientes con artritis reumatoide y otras inflamaciones articulares. Arabia Med J. 2008 Jun; 29 (6): 803-7

142. Bruder G, Jarasch ED, Heid HW. Las altas concentraciones de anticuerpos frente a la xantina oxidasa en el suero humano y animal.Caracterización molecular. J Clin Invest. 1984 Sep; 74 (3): 783-94.

143. Cordain L, Eades MR, Eades MD.hiperinsulinemia enfermedades de la civilización: más que sólo Síndrome X. Comp Physiol Biochem Mol Un Integr Physiol. 2003 Sep; 136 (1): 95-112.

144. Holbro T, G Civenni, Hynes NE. Los receptores ErbB y su papel en la progresión del cáncer. Exp Cell Res. 2003; 284 (1): 99-110.

145. Bouyain S, Longo PA, Li S, Ferguson KM, Leahy DJ. La región extracelular de ErbB4 adopta una conformación tethered en ausencia de ligando.Proc Natl Acad Sci EE.UU. A. 2005;

 

Etiquetas: AlimentaciónAlimentosEnfermedadeslactosaLecheNutriciónSalud

Deja un comentario