6 cosas que los médicos no te dicen sobre la grasa corporal

0

A tus 50 años, mantener un peso ideal puede ser complicado en comparación con tus 20 años. La culpa es de los cambios en tus hormonas, metabolismo y actividades físicas más bajas.

Lo que no sabes sobre la grasa corporal

Además de la estética, esta preocupación también puede conducir a enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes tipo 2. Antes de tomar medidas para perder peso, hay algo de información que debes saber sobre la grasa corporal de la que tu médico no te suele hablar.

Los músculos no se transforman en grasa.

Aquellos que se centraron en la construcción muscular en los años 20 y 30 no verán la transformación de los músculos a la grasa. Simplemente no es fisiológicamente posible. De hecho, según los médicos, no hay un proceso científico para esto. Entonces, ¿qué sucede?

El aspecto más flácido que acompaña al envejecimiento se debe a la sarcopenia, que es una pérdida natural de masa muscular. Esto comienza a suceder alrededor de los 40 años y afectará a todos a medida que se acercan a los 60 años. Nuestra producción de elasticidad mínima es la culpable de esto también. Dicho esto, no te saltes tus entrenamientos porque tengas miedo de aparecer “gordo” en el futuro. La disminución en la masa muscular es inevitable, aunque si que es verdad que el levantamiento de pesas no ayuda a ralentizar este proceso.

No se puede identificar la pérdida de grasa.

No es realista recortar la grasa en ciertas áreas, así que si eres una de esas personas que hacen crunchs adicionales para perder un poco de grasa abdominal, detente. La única forma en que puedes reducir la grasa es reduciéndola en general (cómo te mostramos en este otro artículo). Intenta agregar más ejercicios cardiovasculares en tu rutina de ejercicios y presiónate a ti mismo para que no llegues a un estado de comodidad. Esta claro que hacer ejercicios abdominales, por ejemplo, es perfecto para tu núcleo, pero esto no quema una cantidad considerable de grasa corporal.

No necesitas tener la grasa corporal más baja.

La grasa corporal ideal depende de la estructura ósea, la genética, el nivel de ejercicio, el sexo y la edad. En términos generales, los que tienen más de 50 años deberían aspirar a rangos del 20-25 por ciento para las mujeres y alrededor del 10-15 por ciento para los hombres. Sorprendentemente, las mujeres con un 32 por ciento o más de grasa corporal y los hombres que tienen alrededor del 25 por ciento o más corren el riesgo de padecer enfermedades como la enfermedad cardíaca. Aún así, aquellos que tienen un menor porcentaje de grasa corporal también se ponen en peligro ya que son propensos a deficiencias nutricionales. Habla con tu médico sobre el rango ideal para tu cuerpo.

Tu puedes controlar la propagación de la mediana edad.

Muchas personas temen la propagación de la mediana edad pensando que es inevitable, pero puedes tomar el control a medida que cambias de acuerdo con tu metabolismo. Debido a los cambios hormonales, nuestro metabolismo puede cambiar aproximadamente del 5 al 10 por ciento cada diez años. La única forma de no aumentar de peso es haciendo más ejercicio y limitando tu consumo de calorías. Si comes como cuando tenías 20 años, es probable que subas de peso. Recuerda, que comenzarás la reducción de la masa muscular alrededor de los 40, y si no está haciendo cambios, verás una gran diferencia en tu cuerpo.

Las personas flacas también tienen diabetes.

Si crees que la diabetes solo está relacionada con la obesidad, piénsalo de nuevo. La diabetes tipo 2 le puede pasar a cualquiera independientemente de su peso. El hecho de que una persona parece delgada, todavía puede desarrollar condiciones de salud, especialmente con el tipo de alimentos que esté comiendo. El término para esto se llama, “grasa flaca”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.