Cómo hacer peso muerto rumano de forma correcta

0

El peso muerto rumano es un eficaz ejercicio de piernas que se ha convertido en uno de los más practicados por diferentes tipos de deportistas en los últimos años.

Sin duda alguna, en la actualidad la mayoría de las personas han transformado notablemente sus hábitos de salud y alimento, concediendo así una mayor importancia al deporte y a la dieta equilibrada en el día a día. En este sentido, el gimnasio ha pasado a ser el punto de encuentro de multitud de usuarios que pretenden conseguir un cuerpo sano y atlético.

No todas las personas pueden realizar la misma clase de ejercicios físicos, y en muchas ocasiones este problema conlleva el olvido de ejercicios más complejos que implican el aprendizaje de movimientos difíciles. Los ejercicios de piernas son un claro ejemplo de este tipo de movimientos difíciles, ya que no todas las personas que acuden al gimnasio saben realizar sentadillas, peso muerto o prensa inclinada de forma correcta.

Por ello, resulta fundamental conocer más a fondo este tipo de ejercicios de pierna como el peso muerto rumano que tan buenos resultados proporcionan, bien sea mediante la ayuda directa de expertos profesionales o con las herramientas que hay disponibles en Internet. Y es que desde hace algunos años, en la red existen diversas páginas web y blogs con información y datos sobre ejercicios como los anteriormente mencionados, para que no olvides hacer la sentadilla nunca más.

Por ejemplo, en Mindfit club te explican paso a paso cómo hacerla, y además también se puede aprender a trabajar más ejercicios estrella que mejoran las piernas.

Músculos implicados en el peso muerto rumano

Para los que no lo conozcan todavía, el peso muerto rumano es una variación del peso muerto convencional que permite trabajar de forma más intensa los femorales. Un ejercicio específico, que implica la acción de más músculos del cuerpo además de los femorales, puesto que al realizar el peso muerto rumano también trabajan el bíceps femoral, el dorsal ancho, el trapecio superior, el cuádriceps, el recto abdominal y otra gran cantidad de músculos (glúteos, deltoides, flexores de rodilla y muñeca, etcétera).

Para tener unas piernas más fuertes en poco tiempo, y conseguir a la vez el movimiento de otros músculos del cuerpo humano que en raras ocasiones son trabajados. Un ejercicio dinámico y rápido, que sin embargo no es puesto en práctica por parte de todos los deportistas que acuden al gimnasio.

No es el único ejercicio recomendado para hacer piernas, ya que también existen otros ejercicios para femoral como la sentadilla o la prensa inclinada, que pueden llegar a convertirse en el complemento perfecto para conseguir el objetivo de fortalecer las piernas al máximo.

Pasos a seguir para hacer el peso muerto rumano

Como ocurre con cualquier ejercicio físico, antes de empezar a realizar el peso muerto rumano conviene estirar las diferentes partes del cuerpo que se van a ver implicadas en el desarrollo del mismo. Una vez realizados los estiramientos, llega el momento de prepararse para realizar el ejercicio mediante el uso de mancuernas o de una barra con pesas.

Todo depende de la fuerza y de la capacidad de realizar el ejercicio de cada persona, por lo que si nunca se ha practicado es recomendable utilizar pesos bajos para no tener problemas. Para ejecutar este tipo de ejercicio de forma correcta, en primer lugar, el deportista debe ponerse delante de una barra (o mancuernas) que esté situada en el suelo, la cual se sujetará posteriormente con un agarre clásico en pronación (con las palmas hacia abajo).

En segundo lugar, una vez sujetada la barra, llega el momento de doblar ligeramente las rodillas y de mantener las caderas hacia atrás y la espalda recta, al mismo tiempo que los brazos permanecen completamente rectos. Desde ese punto, se deben utilizar las caderas para levantar la barra a medida que se exhala aire.

En tercer lugar, cuando llegue el bloqueo del peso en la parte de arriba, el deportista tiene que bajar la barra empujando las caderas hacia atrás, doblando poco a poco las rodillas con mucho cuidado. Un aspecto que varía con respecto al peso muerto convencional, y que da a lugar a una práctica más intensa de los femorales en este tipo de movimiento. De esta forma, se trabajan más a fondo los músculos isquiotibiales y la espalda abajo, proporcionando así mayor estabilidad a dichas partes del cuerpo.

Recibe novedades en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info