Ponerse en forma en casa fácilmente

0

Ponerse en forma desde casa: es fácil y sencillo

Debido a la vida ajetreada que llevamos en los últimos tiempos, y a tener que conciliar la vida familiar, laboral e incluso estudiantil, a veces se hace difícil poder sacar hueco para poder hacer algo de deporte, por eso cada vez más personas están optando por tener un gimnasio en casa, no es necesario que sea algo grande y espectacular, basta con tener algunas cosas sencillas para poder ejercitarnos, y sobretodo muchas ganas de hacerlo.

Al tenerlo en casa no nos podrá vencer la pereza de tener que salir a la calle en busca del gimnasio, o si hace mucho frío o calor, eso siempre son factores que en ocasiones nos hacen no practicar deporte; pero eso se elimina si lo tenemos todo listo en casa (aunque esto no quita que de vez en cuando hagamos algo de deporte al aire libre, ya que siempre viene bien tomar aire fresco).

¿Qué es lo que vamos a necesitar para hacer deporte en casa?

Lo principal, como ya hemos dicho, es tener ganas de hacerlo, porque sino mal vamos… Bien, en la actualidad no es difícil encontrar buen equipamiento para tener en casa, por ejemplo: Hay Elípticas buenas y baratas, y son unas de las mejores herramientas para ponerse en forma en casa, y además debido a la gran demanda que están teniendo en los últimos tiempos están a precios muy asequibles, para todos los bolsillos, aunque también va a depender de cómo la queramos, claro. Seguro que todo el mundo conoce estas bicicletas, y sabrá que no son una bicicleta más, sino que son una de las mejores herramientas y que más beneficios aporta a la hora de practicar deporte, además de riesgos de lesiones mínimos, todo sea de paso.

Es una máquina ideal para practicar cardio, por lo que combinado con otra serie de ejercicios hará que tengas una sesión deportiva muy completa, por eso es tan ideal y demandada, tanto para casa, como en los gimnasios. Tener en cuenta que una simple sesión de treinta minutos de intensidad media puede llegar a quemar más de trescientas calorías, y si a eso le sumamos que vamos a trabajar tanto el tren inferior, tonificando nuestras piernas, y también el tren superior… ¿Qué más se puede pedir? También vamos a poder ir variando la intensidad, tanto por nuestra parte de ir de menor a mayor, variando durante varios minutos, así como cambiando la dureza, ya que estas máquinas tienen diferentes grados.

La pereza a un lado, ya no tenemos excusas: nuestro hogar un gimnasio acogedor

Lo bueno de tener un gimnasio en casa es que vamos a poder vestir como queramos, sin necesidad de ir a la última, por lo que vamos a poder ponernos aquella ropa con la que nos sintamos de verdad cómodos, y esto es un gran plus para dejar la pereza a un lado. También podemos tener unas mancuernas pequeñas, para poder trabajar un poco la fuerza, así como una esterilla, para poder realizar diferentes ejercicios como abdominales, sentadillas, incluso yoga o pilates sin tener que estar en el frío suelo, y desde la comodidad de nuestro hogar.

También podemos optar por los pulsómetros para entrenar, y así ir controlando en cada momento nuestro ritmo cardíaco, porque la precaución siempre es buena, además nos va a servir también para ir viendo nuestro progreso, porque lo que al principio nos puede causar mucha fatiga y doscientas pulsaciones, poco a poco nos casará menos y nos mantendrá el ritmo cardíaco bajo, por eso también importante este tipo de herramientas a la hora de practicar deporte.

Conclusión

Estas pequeñas cosas, más nuestras ganas por realizar deporte, harán que podamos ponernos en forma en poco tiempo, además van a suponer un desembolso inicial, pero un ahorro a largo plazo, ya que así nos vamos a olvidar de cuotas mensuales, de pagar el gimnasio para no ir, y un largo etc.

Comentarios
Cargando...