Dos sabrosas recetas para picar entre horas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hoy voy a cambiar de terreno, y os detallaré dos sabrosas recetas con las que podréis picar entre horas sin que ello signifique un boicot a vuestra dieta y objetivos de perder peso o ganancia muscular.

EN ESTE ARTÍCULO TENDRÉIS UN SABROSO SNACK CON EL QUE AUMENTAR LA INGESTA DE CALORÍAS.

Tanto aquellas personas que se encuentran siguiendo una dieta para perder peso/grasa como aquellas que están en época de volumen, coinciden en un punto “fatídico”: picar entre horas. Quienes buscan perder grasa, necesitan un snack “sano”, es decir, que se aleje de las famosas bolsas de fritos, bollería industrial, etc… Y quienes se encuentran en la etapa de volumen, necesitan añadir calorías de más, pero también deben cuidar estas calorías para que no se transformen en un exceso de grasa y luego en la etapa de definición tengan que sudar más de lo necesario. Aquí van dos recetas que yo mismo incluyo en mi dieta y que en muchas ocasiones me han salvado de atracones y “ruiditos” estomacales indicadores de que ya era hora de comer.

BIZCOCHO/BROWNIE FITNESS

Esta receta la saqué de la página de My Protein, y a continuación os indicaré la variación que he hecho (y que para mi gusto no está nada mal). Los ingredientes son los siguientes:

– 60 gramos de harina de avena

– 1 cucharadita de levadura

– 2 cucharadas de queso batido 0% o yogurt natural 0%

– 2 claras de huevo

– Medio vaso de leche (desnatada, de soja, de almendras…)

– 2 cucharadas de cacao puro en polvo desgrasado

– Edulcorante al gusto (edulcorante líquido, stevia…)

Obviamente, en la página te ponen los productos señalados de su marca, pero para gustos…los colores…A cada persona le gustan unas marcas…

Evita atracar la nevera

Los cambios que yo he hecho en la receta son los siguientes:

– La harina de avena he usado una de sabor dulce de leche. En la receta no especifica nada de sabores, pero le da también un toquecillo. Además, hay un buen surtido de sabores en harinas de avena. Todo es probar.

– En lugar de una cucharada, yo le pongo un sobrecito entero de los pequeños (que creo que son unos 9 gramos o así, no estoy seguro).

– En lugar de edulcorante, yo le pongo un cacito de proteína (he probado a echarle proteína de chocolate y avellanas y de chocolate blanco). Como digo, todo es probar.

La preparación es muy sencilla: Precalentamos el horno a máxima potencia (el mío el máximo son 250º C) y mientras tanto vamos mezclando todos los ingredientes batiéndolos con una batidora hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos. Vertemos la mezcla en el molde y lo metemos al horno durante 25 minutos.

Hay que decir que en la página de la receta no especifica si mantener la misma temperatura o bajarla. Yo, por si acaso, una vez metido el molde suelo bajarle la temperatura a unos 170º C, y me suele quedar esponjoso y jugoso por dentro. Repito, para mi gusto. 

Como véis, es una receta para picar entre horas que prácticamente es todo proteína y sin apenas grasa ni azúcar.

TARTA CHOCOFIT: TARTA DE CHOCOLATE Y PROTEÍNA

Esta receta también la saqué de la misma página, y como a la anterior, le hice alguna modificación para adaptarla a mi gusto. Es otra receta igual de simple, aunque esta requiere más tiempo de preparación. Los ingredientes son los siguientes:

 – 3 o 4 barritas de proteína (en la receta original ponen barritas de chocolate, pero ya sabéis…cada uno a su gusto)

– 2 tipos distintos de proteína

– Chocolate negro en polvo

– Un sobre de cuajada

– Leche de almendras

La preparación sería la siguiente:

– Aplastar en un molde las barritas como base para la tarta y separar

– Para la primera capa, poner en un cazo medio litro de leche a calentar. Cuando comience a hervir, añadir el sobre de cuajada y un cazo de proteína mezclada con 2 cucharadas de chocolate negro en polvo e ir removiendo hasta que esté bien mezclada. Una vez lista la mezcla del cazo, verte en el molde, dejar enfriar y colocar en la nevera unas dos horas.

– Para la siguiente capa, repetir el proceso y dejar enfriar.

Como a mi siempre me gusta darle mi toque personal a las recetas que voy probando, también en esta ocasión he hecho algún cambio:

– Para la base, he probado la marca de barritas Quest Bar, pero no me ha terminado de convencer como queda. También he probado a usar las galletas de proteína de Max Protein… Pero no sé si es que no son las indicadas o que no le he cogido el puntillo, pero chupan demasiado la primera capa y no queda una base sólida. Seguiré experimentando…

– Para las capas, hasta ahora he probado los siguientes sabores de proteínas: chocolate con avellanas, chocolate blanco y fresa. De las tres, la de chocolate blanco es la que me ha parecido mas floja en cuanto a sabor (las de sabores de chocolate con de la marca Scitec, concretamente el bote rojo la de chocolate con avellana y el bote azul la de chocolate blanco). La proteína de fresa que use es de la marca AK Laboratories (recomendada por mi entrenador).

Si probáis alguna de estas recetas, ya me diréis que os parecen… A mi me encanta meterlas de vez en cuando en mi dieta para quitarme el mono de dulce.

Por Miguel Gómez

Compartir.

Sobre el Autor

Miguel Gómez

Militar. Ex entrenador de fútbol de categorías inferiores. Entrenador personal y asesor nutricionista.