Renueva tu cuerpo, mejora tu salud.

Cuatro formas fáciles de reducir el dolor después del entrenamiento

El dolor muscular es inevitable si trabajas muy duro en el gimnasio. A veces, el dolor llega a un punto en el que simplemente no puedes entrenar.

El dolor muscular de inicio tardío, comúnmente denominado DOMS , describe el dolor muscular y la rigidez que se produce después de una gran carga de trabajo. Por lo general, alcanza un máximo de alrededor de 24 a 48 horas después de dejar el gimnasio.

Incluso te puede dejar en la cama montado. En esta entrada te damos cuatro consejos fundamentales para el aliviar el dolor después de ir al gimnasio.

Debes estirar después del entrenamiento

Estirando-la-espalda
Estirar después del entrenamiento es imprescindible para evitar lesiones.

¿Qué es lo primero que debes hacer después de tu entrenamiento con pesas?

Si has pensado en tomarte tu batido de proteínas estás equivocado. Deberías estirarte. Eso es exactamente lo que deberías estar haciendo.

Sí, esa área de piso que generalmente está desierta en tu gimnasio es el área de estiramiento.

El estiramiento es una práctica subestimada y muchos levantadores lo evitan. El estiramiento posterior al entrenamiento ayuda a liberar la tensión en los músculos y mejora el flujo sanguíneo.

También evita la acumulación de ácido láctico que conduce al dolor en primer lugar.

Un buen masaje siempre viene bien

La investigación de un estudio de 2014 encontró que un masaje posterior al ejercicio puede reducir significativamente el dolor. Y a largo plazo, recibir masajes regularmente puede aumentar la capacidad de tu cuerpo para combatir los DOMS.

Otro estudio realizado en 2015 demostró que los músculos masajeados contienen más vasos sanguíneos que los que no recibieron masajes, lo que puede resultar en una mejor recuperación.

Rodillo de espuma

El rodillo de espuma trabaja muy parecido al masaje, ya que se basa en la liberación miofascial, que alivia la tensión en el tejido conectivo del músculo.

Los estudios han encontrado que estirar los músculos mediante el uso del rodillo de espuma puede ayudar a reducir el dolor muscular de aparición tardía. También puede mejorar el rendimiento en entrenamientos posteriores.

Prueba estos ejercicios con rodillo de espuma para calmar tus dolores entre otros beneficios.

Entrenamiento de recuperación

Baja la intensidad de vez en cuando. En un estudio de 2012 , las mujeres que realizaron una sesión de ciclismo de intensidad baja de 20 minutos inmediatamente después de sus entrenamientos de fuerza para inducir el DOMS disfrutaron de una reducción del dolor muscular junto con un aumento adicional en la fuerza.

Los entrenamientos de intensidad moderada a baja mejoran el flujo sanguíneo lo que hace que estimule de manera natural el proceso inflamatorio, como el drenaje linfático, el movimiento de células inmunitarias y la eliminación de mediadores inflamatorios.

Imágenes | Unsplash

¿Quieres ser el primero en recibir actualizaciones de Atopedegym?

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info