Sauna: Beneficios y consejos para un uso adecuado.

0

La sauna es uno de los métodos terapéuticos para impulsar la recuperación muscular.

sauna-beneficios

Como seguimiento al artículo anterior, Técnicas de recuperación individual: Beneficios, prevención y actuación, hablaré sobre la importancia y beneficios que conlleva el uso adecuado de la sauna para nuestra salud y de cómo nos ayuda a nuestra mejora de rendimiento deportivo.

La sauna es la zona donde se toman baños de calor, a temperaturas altas, que produce una rápida y abundante sudoración, y que se toma con fines higiénicos y terapéuticos. Por tanto, un uso inadecuado de ella puede afectar y deteriorar nuestro estado de salud.

Existen multitud de beneficios como son la eliminación de toxinas a través del sudor y la eliminación de impurezas a través del vapor rejuveneciendo nuestra piel, disminuye el dolor a personas que tienen contracturas, disminuye el estrés conllevando a una relajación corporal y mental favoreciendo descansos nocturnos más placenteros y duraderos obteniendo así horas de calidad, mejora la circulación y la respiración, entre otros. Por tanto, la sauna es una medida que ayuda a la recuperación después del entrenamiento y nunca una medida de adelgazamiento, ya que la creencia de “sudar mas, adelgaza mas” es totalmente errónea. 

Consejos del modo de aplicación para disponer de sesiones íntegras posible:

– Estar hidratados, ya que en la sauna nos produce una ligera deshidratación. Por tanto, beber agua antes, durante y después.

– Tras el entrenamiento, realizar una ducha con agua templada y jabón para estar lo más higiénico posible y preparar al cuerpo.

– Una vez metidos en la sauna, la sesión puede durar entre 5 y 20 minutos; no es aconsejable superar los 20 minutos. Durante el periodo de la sesión, realizar periodos cortos de descanso con una inmersión de agua fría (de distal a proximal).

– Ya pasado el tiempo de duración, realizar una ducha con inmersión de agua tibia (de distal a proximal, siempre).

– Posteriormente, seguir con la ingesta de líquido (agua) y untarse crema para tener la piel bien hidratada.

– Por último, la planificación de una alimentación saludable y variada es lo ideal.

Como todo en la vida, los excesos no son buenos. El deseo y motivación de vernos bien y estar saludables es un hecho que ha ido ascendiendo en nuestra sociedad, por lo que el simple hecho de no tomar conciencia de nuestra individualidad y en base a ella no trabajar todos los puntos para ganar en calidad y bienestar de vida nos estamos más acercando a una degradación que a una renovación de nosotros mismos. Por tanto…

“Sé paciente y llegarás”.

Recibe novedades en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info