Tratamientos contra las lesiones en el entrenamiento

Crioterapia (frío), termoterapia (calor) y contrastes. Los mejores tratamientos contra tus peores lesiones.

0

3 tratamientos contra lesiones que te pueden ayudar a mejorar en poco tiempo.

La gravedad de estas lesiones puede variar de menor a muy grave, con algunas lesiones que requieren cirugía para sanar por completo. Estas lesiones pueden ser causadas por malas prácticas de entrenamiento, equipos inadecuados, técnicas defectuosas, o puede ser solo un accidente.

La crioterapia (uso de frío como agente terapéutico), la termoterapia (uso de calor como agente terapéutico) y los contrastes térmicos (utilización de ambos con cambios relativamente bruscos) representan algunas de las bases actuales (y a la vez más caseras) tanto de recuperación tras un esfuerzo físico como en tratamientos contra las lesiones más frecuentes en el deporte.

LA CRIOTERAPIA Y EL FRÍO PARA CURAR LESIONES

crioterapia contra lesiones

La crioterapia, como hemos mencionado anteriormente, se fundamenta en el uso de frío como agente terapéutico y posee efectos fisiológicos tan destacados como la disminución (sí, disminución) del flujo sanguíneo y en definitiva del drenaje vascular y linfático, antiinflamatorio, disminución de temperatura y metabolismo celular, y disminución del edema, del dolor y del espasmo muscular, así como de la velocidad de conducción nerviosa.

Esto es debido a que el frío funciona como vasoconstrictor (este efecto se da principalmente a partir de los 10 minutos con frío, y no sería recomendable extenderlo más allá de los 20 debido al ‘’efecto oscilante’’ de Clarke y Lewis, volviendo a producir vasodilatación). Encontramos indicada la crioterapia ante lesiones como esguinces, tendiditis, dolores musculares, roturas musculares y contusiones (además de influir positivamente en la recuperación post-ejercicio).

LA TERMOTERAPIA Y EL USO DEL CALOR EN LAS LESIONES.

termoterapia

En cuanto a la termoterapia, nos encontramos ante el efecto contrario:
– Aumento del flujo sanguíneo (y por tanto del aporte de oxígeno y nutrientes y del drenaje linfático).
– Aumento del metabolismo y temperatura locales.
– Reducción del dolor.
– Aumento de la elasticidad de músculos.
– Ligamentos y tendones, antiespasmódico y antiinflamatorio.

Este tratamiento contra lesiones está indicado ante procesos inflamatorios crónicos y subagudos, contracturas, espasmos musculares, cuadros postraumáticos y afecciones articulares (entre los que destaca la epicondilitis o codo de tenista).

Contrastes térmicos para lesiones

Respecto a los contrastes térmicos, entre sus principales valedores encontramos el favorecimiento de reabsorción de edemas (alterna vasoconstricción-vasodilatación), y su utilización principalmente en el tratamiento de lesiones a partir de las 72 horas.

A modo de guía, la utilización de agua caliente (38-40 grados) y fría (13-18 grados) debe ser recomendablemente utilizada de la siguiente forma:

Alternancia de períodos de frío (más cortos que los de calor, por ejemplo, 1 minuto de frío por 3 de calor) comenzando por un período de frío (desinflamación o ‘’vaciado’’), con un número de períodos variable. Por ejemplo: 1’ frío, 3’calor, 1’frío, 3’calor, 1’ frío, 3’calor,1’ frío.

Articulo escrito por: Jose Oriol para Atopedegym.

Recibe novedades en tiempo real directamente en tu dispositivo, suscríbete ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info

Privacidad & Política Cookies