Vive mejor a medida que envejeces y haz ejercicio

Si estás buscando uno de los mejores recursos de entrenamiento para personas mayores en Internet, ¡lo has encontrado!

Cuando era más joven, nunca me preocupé por mi salud o calidad de vida. A medida que crecí, me di cuenta de lo importante que es esto de mi propia experiencia y de trabajar con clientes mayores de entrenamiento personal.

Nuestros clientes mayores, algunos de los cuales están en mejor forma que yo, me han enseñado sobre la importancia de estar saludable y cuidar nuestro cuerpo para el futuro. Aún más importante, me han enseñado que nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio.

Puedes para el tiempo

A pesar de todos los productos antienvejecimiento que hay en el mercado, es inevitable que envejezcamos. Sin embargo, algunas de las cosas que perdemos a medida que envejecemos se pueden prevenir, entre ellas:

  • Fuerza y ​​músculo: la sarcopenia es el término sofisticado que los científicos han dado para describir la pérdida de músculo, la fuerza y ​​la calidad del tejido que se ve a menudo en adultos mayores. Algunos expertos han sugerido que la masa muscular disminuye aproximadamente un 1 por ciento cada año a partir de los 30 años. Puedes saber mas acerca de ella en este otro artículo: Factores Nutricionales Que Contribuyen A La Sarcopenia
  • Resistencia Cardio: A medida que envejecemos, a menudo perdemos la capacidad aeróbica y los expertos creen que esto contribuye a reducir la movilidad en la vida diaria.
  • Flexibilidad: las articulaciones cambian con la edad y esto puede provocar rigidez, disminución del rango de movimiento y más lesiones. La Flexibilidad Es Un Elemento Fundamental De La Condición Física
    Balance: cada año, los hospitales atienden a miles de pacientes mayores con caderas rotas debido a caídas. Los ejercicios de equilibrio pueden ayudarte a evitar lesiones por caídas y mantenerte independiente y móvil.

La buena noticia es que la pérdida de fuerza, resistencia, flexibilidad y equilibrio no son inevitables. Cuando las personas mayores pierden la capacidad de hacer las cosas por su cuenta, esto no sucede solo porque hayan envejecido. Lo más probable es que se hayan vuelto inactivos.

Nunca es demasiado tarde

No importa la edad que tengas, el ejercicio puede mejorar tu calidad de vida y no tienes que perder mucho tiempo para ver y sentir mejoras. Como todos los demás, los adultos mayores deben participar en ejercicios cardiovasculares, entrenamiento de fuerza y ​​flexibilidad para mantenerse sanos y mantener la mayor fuerza y ​​funcionalidad posible.

Entrenamiento de fuerza para personas mayores

El entrenamiento de fuerza tiene beneficios increíbles para todos, pero especialmente para las personas mayores. Los expertos creen que “el ejercicio de resistencia puede impedir la disminución de la fuerza y ​​la masa muscular durante décadas”.

Antes de comenzar, es esencial que tu médico te examine. Si tienes alguna afección, como artritis, osteoporosis, presión arterial alta o enfermedad cardíaca, deberá aprender los tipos de ejercicios que puedes y no puedes hacer. Utiliza las siguientes pautas para configurar tu programa:

Si nunca has levantado pesas antes, es posible que desee trabajar con un entrenador personal para aprender la manera correcta de levantarlo.

Asegúrate de que tu entrenador tenga experiencia en el trabajo con personas mayores, especialmente si tienes alguna condición médica, lesiones o problemas en las articulaciones.

También encontrarás ideas en este entrenamiento corporal total para personas mayores. Los ejercicios son solo sugerencias, así que evita los ejercicios que causan dolor o mareos o que pueden agravar cualquier lesión que tengas.

Ejercicio cardiovascular para personas mayores

Chica haciendo ejercicio cardiovascular
Chica haciendo deporte

Debido a que la resistencia puede disminuir con los años, es importante participar en algún tipo de ejercicio aeróbico. Se recomienda que los adultos mayores tomen 30 minutos de ejercicio cardiovascular cada día.

Para empezar:

  • Consulta a tu médico primero si tienes algún problema médico.
  • Elige una actividad que disfrutes y algo que sea accesible, como caminar, nadar, andar en bicicleta, jugar al tenis, etc.
  • Si nunca has hecho ejercicio o ha pasado un tiempo, comienza con 5-10 minutos de ejercicio cardiovascular 3 veces a la semana y deja que tu cuerpo se acostumbre. Cada semana, agrega unos minutos hasta que puedas moverte de forma continua durante 30 minutos o más.
  • Trabaja a una intensidad moderada: deberías poder mantener una conversación.
  • Siempre calienta con 5 o más minutos de actividad ligera.
  • Estira después de tu entrenamiento.

Entrenamiento de fuerza para personas mayores

El entrenamiento de fuerza es otro elemento importante de tu programa de ejercicios para mantener tus músculos y huesos fuertes y en forma. Esta es a menudo la parte más confusa del ejercicio, pero hay algunos ejercicios simples para ayudarte a comenzar:

También puedes visitar tu gimnasio o club deportivo local para averiguar qué tipos de clases ofrecen a los adultos mayores. Es mucho más divertido y motivador entrenar con amigos.

Flexibilidad y equilibrio para personas mayores

Es importante mantenerse flexible a medida que envejeces, así que planea estirar después de tus entrenamientos o incorpora yoga en tu rutina.

Asegúrate de que tus músculos estén calientes cuando te estires, ya sea después de ejercitarte o después de salir de un baño o ducha caliente.

Además de un entrenamiento básico de flexibilidad, asegúrate de incorporar ejercicios de equilibrio en tu día.

Recuerda que cualquier actividad es mejor que ninguna, así que comienza con algo fácil y agradable. Descubrirás que, con el tiempo, el ejercicio puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida y a envejecer con gracia.

Referencias:

Imágenes | Foto de mujer por katemangostar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar+Info