2 Recetas hiperproteicas para mantener el hambre a raya

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En Atopedegym creemos que el estilo de vida fitness/culturista no está hecho para sufrirlo sino para disfrutarlo así que, os traemos un par de recetas para que saciéis vuestro apetito y no os tengáis que saltar la dieta dependiendo del tipo de vida que llevéis.

Estas recetas están probadas personalmente por nuestros editores con unos muy buenos resultados y son fácilmente adaptables al tipo de dieta que llevéis, ya sea, dieta limpia o iffym. Acto seguido posteare las dos versiones de la receta añadiendo y quitando lo que no pueda ser “limpio”. Dicho esto, vamos a empezar con las recetas hiperproteicas:

RECETA HIPERPROTEICA 1: Bizcocho proteico “iffym”

Para realizar esta preparación vamos a necesitar de los siguientes ingredientes:

– 1 huevo.
– 200 ml de claras de huevo.
– 1 scoop de vuestra proteína favorita (a ser posible chocolate).
– 100 ml de leche entera/desnatada.
– 1 sobre de levadura en polvo.
– 5-10 de azúcar o cualquier elemento que le dé un toque dulzón.
– 4 galletas maría.
– Canela en polvo.
– 20 gr de avellanas.
– 60 gr de avena.

!Si!, los ingredientes no son lo más limpios que podría haber pero en una dieta con sus macronutrientes cuadrados puede entrar perfectamente aunque yo este bizcocho solo lo usaría en periodos de definición ya que su poder saciante es demasiado alto para mi gusto. Si seguís una dieta limpia habría que hacer una serie de cambios aunque habría que decir que no estaría tan dulzón como el “iffym” y quedaría algo asi:

– 1 huevo.
– 200 ml de claras.
– 1 scoop.
– 1 queso batido(125 gr).
– 1 sobre levadura.
– Edulcorante (stevia).
– Canela.
– 60 gr de avena.
– 20 gr de avellana.

A partir de aquí procedemos a hacerlo. Como podréis ver es muy sencillo y apenas te va a llevar 15 minutos de tu tiempo a cambio de poder pasar el día sin hambre.

Primeramente cogemos un tupper de cristal procedemos a mezclar bien todo el huevo con las claras, acto seguido echamos las avellanas y la avena junto con la canela, edulcorantes y levadura. Por último, vamos a proceder a echar las galletas maría y el scoop de proteína junto con la leche para que quede algo espeso. Batidora y al micro.

Otra alternativa es hacerlo a la inversa que consistiría en picarlo todo en vuestra batidora/licuadora y verterlo al tupper. 10 minutos de microondas a máxima potencia y dejar enfriar unos 10 minutos.

Tendréis un bizcocho con variedad de carbohidratos, un aminograma de proteico envidiable y una fuente de grasas buenas para mantener las enfermedades cardiovasculares a raya. Hay que reseñar que dependiendo para que etapa uséis este bizcocho proteico y como os sienten cada alimento que contiene deberéis calibrar vuestras cantidades ya que, como sabéis cada cuerpo es un mundo.

RECETA HIPERPROTEICA 2: Tortitas pre/post entreno.

Ahora tocan unas tortitas mas calóricamente densas para periodos de volumen y ganancia muscular ya que su contenido de grasas y hidratos de carbono es más alto. Se componen por:

– Canela.
– 2-3 huevos enteros.
– 300 ml de claras.
– 1 onza de chocolate negro.
– 60 gr de avena.
– 4 galletas maría.
– 100 ml leche.
– 20 gr avellanas.
– Mermelada, sirope de chocolate o cualquier aderezo para darle más Kcal y sabor*.

A partir de aquí procedemos a su preparación la cual es muy fácil y rápida. Mezclamos todo en la batidora hasta que quede una buena mezcla liquida. Acto seguido, precalentamos la sartén y en caso de que sea necesario añadir unos 4-5 gr de aceite por tortita para evitar que se pegue (En caso de que esto no os suceda os ahorrareis unas 100-200 kcal dependiendo del número de tortitas que hagáis). Vertemos en la sartén y vuelta hasta que este hecha. Servimos en plato le añadimos aderezos y a disfrutar.

Si queréis una versión más limpia quitar el chocolate y las galletas maría y añadirle un scoop de proteína sabor chocolate para darle más sabor.

*Hay que recalcar a la hora de elegir el aderezo que no tenga mucha sal porque puede haceros retener líquidos y sentiros pesados como ocurre con el sirope.

Ya sabéis lectores, llevar la dieta al día y no pasar hambre nunca fue tan fácil. Que las excusas no reinen en vuestro día a día y seguir mejorando como nadie espera que lo hagáis. Esperamos vuestras opiniones y comentarios.

Compartir.

Sobre el Autor

Deja un comentario