10 consejos de motivación para mantenerte saludable

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Empiezas a perder interés y la motivación en el ejercicio y en una dieta saludable?

Motivación para mantenerte saludable.

Tal vez estabas súper entusiasmado y animado durante algunas semanas y luego tu motivación se desvaneció rápidamente y te fuiste de nuevo a tus viejos, y malos hábitos de salud.

¿Y si en lugar de hacer mega-cambios con el enfoque de todo o nada… lo resuelves haciéndolo frente con algunos cambios simples? Los estudios demuestran que la salud y los hábitos de pérdida de peso que tienen la mejor oportunidad de duración son los que piden, cambios factibles menores con una motivación extra en tu vida.

Según Penny Kris-Etherton, PhD, profesor de nutrición de la Universidad Estatal de Pensilvania, la clave está en dar pequeños pasos, positivos y avanzar de forma coherente. “La gente tiene que ser realista sobre los cambios que pueden lograr.”

Considera los siguientes diez consejos de motivación para ayudarte a tomar pequeños pasos positivos cada día.

1. Siéntete bien contigo mismo hoy.

Asegúrate de que las personas que te rodean te hacen sentir bien sin importar tu tamaño o condición de salud. Además, si los amigos cercanos te animan a fumar, comer en exceso o beber demasiado, encontrar algunos nuevos amigos que tienen buenos hábitos de salud y también quieren una vida más saludable para ti no estaría demás.

Elaine Magee, autora de más de 20 libros, dice que no se centra en lo que pesa o qué talla de ropa lleva. “En su lugar, se centra en ser saludable desde adentro hacia afuera”. “Comer bien y hacer ejercicio regularmente. Y debes recordar que tu puedes ser sexy y sentirte fabuloso sin estar delgado. ”

2. El nuevo rol que te mereces.

Barbie y Ken siguen siendo el primer modelo a seguir de muchos jóvenes. Pero seamos honestos, para la mayoría de nosotros para que nos parezcamos a Barbie o Ken, tendríamos que ir por hay metiendo barriga, sacando pecho y mantener el aire todo lo que podamos. Venga! Hay una mejor manera de vivir nuestras vidas de que tener que ir fingiendo por hay la de otra persona o en este caso juguete.

Selecciona modelos positivos. Elige modelos de conducta que ayudan a sentirte bien acerca de quién eres, en vez de los que te hacen sentir mal. Encontrar un modelo de rol femenino o masculino que sea fuerte y saludable y sobre todo real!

3. Saber lo que hace comer en exceso.

La clave para mantener la motivación es saber dónde están tus áreas problemáticas y tener un plan para lidiar con ellos. ¿Utilizas los alimentos para hacer frente a la decepción, el rechazo, el aburrimiento, o incluso el éxito personal?

Hay una gran lluvia de ideas y maneras más saludables de lidiar con los cambios de humor que no implican la comida. Además, del control de tu entorno para evitar atracones de alimentos ricos en calorías cuando te sientes decepcionado, rechazado, o aburrido. Mantén tu cocina equipada con un montón de opciones saludables tales como trozos de frutas y verduras, yogures bajos en grasa, aguas frescas, y chicle sin azúcar.

4. Haz un cambio diario simple.

Empieza poco a poco y haz cambios simples en tu alimentación o un poco de ejercicio básico cada día. Estos pequeños cambios pueden aumentar con el tiempo para darte un gran impulso a tu salud.

He aquí algunas sugerencias:

– Añadir 5 gramos más de fibra a tu dieta diaria.

– Cortar los carbohidratos refinados, como el pan blanco, arroz blanco, y dulces.

– Evita los alimentos con grasas trans.

– Añadir dos porciones  más de verduras en el almuerzo y la cena.

– Beber tres vasos más de agua al día.

– Añadir 10 minutos de caminata a tu régimen de ejercicio diario.

– Toma un descanso cada hora en el trabajo y camina 500 pasos en tu lugar (2000 pasos quema 100 calorías).

– Despierta 15 minutos más temprano y camina antes del trabajo.

5. Encontrar alguien que nos anime.

Todos necesitamos una sección de animadores – tener que rendir cuentas a otra persona que te da una razón para creer en ti cuando no se puede sacar la determinación desde dentro. No importa de donde proviene el apoyo, ya sea de un esposo, amigo, compañero de trabajo, o “compañero”, en línea o otros.

Piensa en cinco personas que podrían estar en tu sección de animadores. Habla con estas personas acerca de dar apoyo y sostener rendir cuentas a medida que trabajas para alcanzar tus metas de pérdida de peso o de salud. Haz un llamamiento a tu sección de animadores cuando estés teniendo problemas para quedarte con los buenos hábitos de salud. Cuando lo hagas y llegues a los pequeños objetivos de pérdida de peso o ejercicio, invita a tu grupo de apoyo a una celebración contigo. El humor y los pasatiempos en compañía siempre nos suben el animo y tu motivación personal.

6. Perdonarte a ti mismo.

Si metes la pata en vacaciones y comes en exceso, bebes demasiado, o dejas de hacer ejercicio, perdónate a ti mismo. No te rindas! En lugar de ello, por ejemplo piensa , “Me gustaron mucho mis vacaciones”, y deja de pensar en lo otro.

Permitirse el tiempo para disfrutar de algunas indulgencias en ocasiones está bien. Si comienzas a sentirte culpable por tener un gran postre en una noche especial, perdónate a ti mismo y empieza de nuevo con tu programa de entrenamiento o alimentación más disciplinado al día siguiente.

7. Exceso de poca comida.

Katherine Tallmadge, autora de la dieta simple, dice que la mayor causa de comer en exceso es comer poco y mal. “Es la gente que lleva demasiado tiempo sin comer, y luego se pone las botas cuando están muy hambrientos.”

Las dietas rígidas y muy severas no funcionan para cualquier persona. Incluye bocadillos planeados en tu dieta diaria para evitar los atracones. Asegúrate de que hagas una comidilla trampa una vez a la semana sin sentirte culpable. Ten un cacho de pizza todos los viernes, y disfruta de cada bocado.

8. Recordar que el cambio lleva tiempo.

Es fácil ver a personas delgadas y pensar lo afortunados que son. Pero aquí está la verdad: si una persona esta delgada y tonificada mucho lo más probable es que están trabajando duro para ser delgados cada día. Aprende de ellos. Averigua cómo se mantienen delgados. Si es a través de más de ejercicio? o come menos bocadillos?…aunque la realidad ante todo sea siempre la alimentación y escuchar lo que nos dice nuestro cuerpo.

Según Kathy Kater, un psicoterapeuta, la investigación sobre la diversidad corporal es concluyente. “Incluso si todos nos comemos la misma dieta óptima, sana y nos ejercitamos en el mismo alto nivel de aptitud física, aún estaríamos muy diversos en nuestras formas. Algunos muy delgados y algo bastante grandes, pero la mayor parte en el centro.”

Haz el compromiso de cambiar algunos hábitos de vida, recuerda que tienes un montón de tiempo para ver tu objetivo cumplido. Además, de aceptar el hecho de que tu cuerpo está destinado a ser de un cierto tamaño o incluso si ese tamaño no es flaco.

9. Moverse con mayor actividad.

Toma decisiones saludables para ser más activo físicamente. Cambia el canal de televisión manualmente. Usa las escaleras en el trabajo. Haz un largo paseo con tus hijos, nietos o amigos.

Caminar o correr al aire libre. No hay excusas!

Según Christopher Wharton, un entrenador personal certificado y investigador del Centro Rudd para Política Alimentaria y Obesidad de la Universidad de Yale, a más tiempo dedicado a hacer ejercicio y a más intenso el ejercicio, más calorías se queman.

“Los estudios han demostrado que con los aumentos en el tiempo de ejercicio, la elevación de la tasa metabólica basal se prolonga,” dice Wharton. Haz un esfuerzo deliberado para moverte más y siéntate menos para aumentar la actividad física y la buena salud.

10. Celebra el viaje de cada día.

En medio de tus metas de ejercicio y pérdida de peso, no te olvides de disfrutar cada día del viaje.

La mayoría de las mujeres y hombres están de acuerdo en que sus vidas y sueños para el futuro están entrelazadas con el logro de una meta o objetivo específico que cualquier placer derivado. Los problemas surgen cuando el “objetivo” se convierte en el único propósito de la vida y ensombrece nuestra vida cotidiana.

Si bien tienes un peso saludable, los objetivos y metas en el ejercicio son muy importantes, asique asegúrate de tomar tiempo para celebrar cada día lo que haces por ti y por tu salud. Vive el momento y disfruta de algunos de los placeres simples de la vida – “Todos los días”.

Compartir.

Sobre el Autor

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.