Aceite de krill: Beneficios, riesgos y efectos secundarios

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Qué es el aceite de krill?

El krill (Euphausia superba) es un pequeño crustáceo con una apariencia similar a los camarones. Se encuentran en las aguas más frías del océano. El Krill sirve principalmente como una fuente de alimento para otros animales en el océano, cómo por ejemplo: ballenas, focas, pingüinos, calamares y peces.

El krill se encuentra en los océanos fuera de la Antártida, Canadá y Japón. La recolección de krill es objeto de controversia. Existe la preocupación de que la extracción comercial de krill para su uso en suplementos de aceite de krill podría poner en peligro las especies que consumen los alimentos, incluidas las ballenas. Todo el aceite de krill que se vende en los suplementos nutricionales se cosecha fuera del océano abierto, alterando el equilibrio natural de los alimentos para los animales marinos más grandes.

Los usos comerciales de krill incluyen la agricultura, acuicultura del salmón, la cosecha para su uso en cápsulas de aceite de krill, como alimento para los acuarios caseros, y como fuente de alimento humano. El Krill, conocido como Okiami ha sido cosechado por los japoneses como fuente de alimento humano desde el siglo 19, y también se consume en Corea del Sur y Taiwán.

El krill tiene un color rosa o rojo debido a la aparición del plancton que consumen como fuente de alimento en el mar.

¿Qué contiene el aceite de krill?

El Krill contiene un aceite que es similar a los aceites que se encuentran en los aceites de pescado, los ácidos grasos omega-3. Se recomiendan los ácidos grasos omega-3 para su uso en la reducción de los niveles de triglicéridos. El aceite de krill se utiliza como un suplemento para bajar los lípidos en sangre.

El aceite de krill contiene:

– Ácidos grasos poliinsaturados omega-3 EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico).

Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 también se encuentran en los aceites de ciertos tipos de pescado, verduras y otras fuentes vegetales. A diferencia del aceite de pescado, los ácidos grasos omega-3 en el aceite de krill son absorbidos y transportados a las células del cuerpo en forma de fosfolípidos. Los ácidos grasos omega-3, en combinación con una dieta y ejercicio, pueden ayudar a rebajar el “colesterol malo” y subir el “colesterol bueno”. Los altos niveles de colesterol y triglicéridos pueden conducir a la enfermedad arterial coronaria, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

La investigación de apoyo, pero no concluyente muestra que el consumo de ácidos grasos EPA y DHA omega-3 puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria.

El aceite de krill también contiene:

Fosfolípidos derivados de ácidos grasos (PLFA), que puede dar lugar a una mejor absorción, y marino leticina 2 un antioxidante carotenoide llamado astaxantina. Los antioxidantes inhiben la oxidación y pueden neutralizar el efecto oxidante de los radicales libres y otras sustancias en los tejidos del cuerpo que pueden conducir a la enfermedad.

El aceite de krill también se ha utilizado para tratar la presión arterial alta, derrame cerebral, el cáncer, la osteoartritis, la depresión y el síndrome premenstrual, pero se carece de estudios de alta calidad con poblaciones de tamaño adecuado que validan estos usos. Los pacientes deben hablar con su médico antes de usar el aceite de krill para cualquier condición.

Antes de tomar aceite de krill

No utilices aceites marinos como el aceite de krill si eres alérgico al pescado, camarones o cualquier otro tipo de marisco. Asegúrate de revisar la etiqueta del paquete de aceite de krill para buscar otros ingredientes activos o inactivos que pueden causar una alergia. Si no está seguros, consulta a tu farmacéutico. Pregúntale a tu médico o farmacéutico acerca del uso de este medicamento si tienes:

– Diabetes
– Enfermedad del higado
– Un trastorno del páncreas
– trastorno de la coagulación de la sangre o el riesgo de accidente cerebrovascular
– próxima cirugía o procedimiento que podría aumentar el riesgo de sangrado
– tiroides hipoactiva
– Si tomas más de dos bebidas alcohólicas por día

¿Cómo debo tomar aceite de krill?

Usa el aceite de krill exactamente como te lo indica la etiqueta, o según lo prescrito por tu médico. No lo uses en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado.

Traga la cápsula entera aceite de krill. No perfores o abras la cápsula. Los aceites de krill pueden funcionar mejor si se toman con la comida.

Los aceites marinos como el aceite de krill son sólo parte de un programa completo de tratamiento que también incluye dieta, ejercicio, y control de peso. Sigue tu dieta, medicación y rutinas de ejercicio continuamente. Almacena el aceite de krill a temperatura ambiente lejos de la humedad y el calor. No congelar.

¿Qué ocurre si me salto una dosis?

Toma la dosis pasada tan pronto te acuerdes. No tomes la dosis olvidada si es casi la hora para tu próxima dosis. No tomes más medicina para alcanzar la dosis pasada.

¿Qué sucedería en una sobredosis?
Busca atención médica de emergencia.

¿Qué debo evitar mientras esté tomando el aceite de krill?

Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de grasa o colesterol. El aceite de krill no será tan efectivo para bajar tus triglicéridos si  no sigues un plan de alimentación recomendado por tu médico. Evita el consumo de alcohol.

Efectos secundarios del aceite de krill

Busca atención médica de emergencia si tienes alguno de estos síntomas de una reacción alérgica al aceite de krill: ronchas; respiración dificultosa; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta. Deja de usar el aceite de pescado y llama a tu médico de inmediato si tienes alguno de estos efectos secundarios graves:

– Fiebre, escalofríos, dolor del cuerpo, síntomas de la gripe
– Dolor de pecho
– latidos cardíacos irregulares

efectos secundarios de aceite de krill de menor gravedad pueden incluir:

– Dolor de espalda
– erupción cutánea leve
– regusto a pescado o eructos en algunos pacientes

Esta no es una lista completa de efectos secundarios y puede ser que ocurran otros.

Compartir.

Sobre el Autor

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.