2 suplementos esenciales para una recuperación optima.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

acidos-grasos

Aumenta el tiempo de recuperación para que puedas volver al gimnasio lo más rápido posible con estos 2 suplementos.

1) ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES.

Cuando se trata de construir músculo, nos dañamos nuestras fibras musculares cuando entrenamos y nuestro cuerpo se recupera mediante la sustitución de las fibras dañadas por otras nuevas. Esta analogía funciona con el sistema nervioso también, porque este sistema actúa como la base de nuestra casa. No importa lo fuerte que se nuestra casa, si es débil en los pilares de dentro. Si quieres que tu cuerpo por dentro sea tan fuerte como sea posible, la mejor manera de hacerlo es con ácidos grasos esenciales (AGS).

Comúnmente conocido como el aceite de pescado, los suplementos de AGS literalmente, se incorporan a nuestra estructura celular. Incluso puede decirse que nuestras células están literalmente construidas a partir de ellos. No sólo son puntos de anclaje para los receptores de las hormonas, sino que también mejoran la forma de como nuestro cuerpo lidia con el estrés y la inflamación. Esto significa que estos ácidos grasos esenciales no sólo se mejoran la forma en que muchas hormonas funcionan, si no que también pueden reducir el tiempo de recuperación al mitigar la respuesta inflamatoria, con lo que mejora la recuperación .

Recuerda que cuando comemos estas grasas, como con todos los demás, forman la estructura exterior de nuestras células.

Dosis: De dos a tres gramos, tres veces al día con las comidas sólidas.

2) LA VITAMINA E.

Cualquier buen plan de recuperación va a incluir un montón de suplementos antioxidantes, uno de los cuales es la vitamina E. Además de su potencial para reducir el dolor post-entrenamiento y mejorar la recuperación, hay un impulso extra de esta vitamina común que hay que tener en cuenta.

A pesar de que normalmente añadimos vitamina E bajo la bandera de antioxidantes, vale la pena tener en cuenta que diferentes antioxidantes funcionan en diferentes partes de la célula. Para nuestros propósitos, es importante saber que la vitamina E funciona en la parte lipídica, que coincide perfectamente con nuestra ingesta de ácidos grasos.

Funciona así: a pesar de que los ácidos grasos en nuestro cuerpo son grandes por muchas razones, también pueden ser muy susceptibles al daño oxidativo. Aquí es donde la vitamina E adicional entra en juego. Este nutriente no sólo puede proteger contra el daño oxidativo inducido por el ejercicio, sino que también añade un efecto protector específico para el ácido graso en nuestras células. Esto es como la adición de fuerza en todo nuestro cuerpo incluyendo nuestras fibras musculares.

Punto clave: El consumo de grasas más esenciales podría aumentar la exigencia de este suplemento antioxidante .

Dosis: total de 400-800IU en dos dosis divididas.

Compartir.

Sobre el Autor

CEO/Fundador de Atopedegym | Hablo sobre Fitness, Entrenamiento, Salud, Vida sana y Ciencia deportiva.

1 comentario

Deja un comentario